domingo, 29 de septiembre de 2013

TODOS GUARDAMOS UN TESORO

Amigos, ¿cómo están?:
Ya cerramos otro mes mas del año!!!, no es magnífico?, lo mas maravilloso de todo es que estamos vivos mientras conscienticemos que esto es así podremos entender que somos capaces de revertir cualquier situación adversa en nuestras vidas, somos capaces de seguir adelante y así también somos capaces de atesorar los buenos momentos en nuestro corazón, eso es estar vivos!!!, es sentirnos capaces de volver a empezar una y otra vez porque nuestro espíritu nos da fuerza permanentemente.
He vivido una semana llena de sorpresas, de retomar cosas que no hacía en mucho tiempo!!, nunca es tarde para reconocer a la persona que fuimos y la que somos hoy, Dios hace nuevas todas las cosas permanentemente y estos días han servido para que me acuerde mucho de eso. 
He podido reunido reunirme con algunas amistades y empezar a escribir un nuevo libro!!; la vida pasa de tal manera que siempre nos sorprende y esta semana lo hizo gratamente cuando una amistad compartió conmigo el motivo de su alegría al ver realizado algo que  había soñado desde hace mucho tiempo, me regocijé al confirmar que los sueños pueden hacerse realidad!!.
Como les dije una semana llena de novedades gratas pues otra de mis viejas amistades me comunicó que un problema que se había prolongado más de la cuenta, finalmente pudo solucionarse, nos regocijamos en Dios porque él es el único que puede ayudarnos cuando nadie más puede hacerlo, confirmamos que la fe es lo único que nos sostiene en momentos en los que ni siquiera nosotros somos capaces de hacerlo.
Visité a mi Virgen en uno de mis santuarios favoritos y está demás que les diga el increíble momento de paz que viví allá cuando me quede contemplándola de cerca, escuchando el melodioso canto de las golondrinas que acompañan gratamente a la Virgen y un poco el corazón de quienes llegamos a visitarla... En definitiva una gran semana!!!.

Ustedes saben que hay una frase muy conocida que además se encuentra en la Biblia; "Llevamos este tesoro en vasijas de barro", se le han otorgado a este maravilloso fragmento muchas connotaciones pero hoy cuando pienso en ello, realmente pienso que en esta vida somos probados de muchas maneras, nuestra fe es puesta a prueba en mas de una ocasión, nuestras mismas ganas de vivir incrementan o disminuyen de acuerdo a como nos va yendo en los días que vivimos, y es que ese maravilloso tesoro que llamamos vida lo guardamos en una existencia muy frágil como lo es nuestro ser que muchas veces se atormenta por la soledad, por la tristeza, por la amargura que en gran medida se alimentan de recuerdos tristes, separaciones que ni siquiera pensamos que sucederían o simplemente el paso de la vida es la que va marcando tantas caídas que nos sentimos más frágiles con el paso del tiempo...... evidentemente llevamos un tesoro en vasijas de barro.

Sin embargo y por esa magia que llamamos amor y que proviene de la única fuente que no se agota: Dios; continuamos despertando un nuevo día y así uno tras otro seguimos adelante, hasta que un día nos sorprendemos sonriendo sin motivo alguno de camino a algún lugar; entonces sabemos en el fondo de nuestro corazón que resistimos los tiempos de oscuridad, que nuestro ser no se quebró y por lo tanto estamos listos para seguir adelante con esa maravillosa vida que tenemos.

Si no fuéramos capaces de seguir adelante, no podríamos agradecer a Dios por todos esos cambios que en su momento nos causaron dolor pero que eran necesarios para demostrarnos primero que somos muy fuertes y segundo que la vida no se termina, solo se transforma; para que nos demos cuenta que las personas que nunca nos abandonaremos siempre seremos nosotros; que no esta mal compartir momentos de nuestra vida con los demás (especialmente con aquellos a quienes llevamos en el corazón) y por lo tanto no debemos cerrarnos a la maravillosa experiencia de conocer nuevas personas porque todos somos regalos de Dios, desde lo mucho o poco que podemos dar.

Los cambios son buenos, pero tenemos que ser lo suficientemente fuertes para poder resistir toda esa transformación, Dios esta intentando demostrarnos que somos más fuertes de lo que creemos y que a pesar de todos esos pensamientos que nos dicen que ya nada será igual; podamos ver que la vida sigue siendo maravillosa y que las cosas más importantes se quedaron junto a nosotros porque pertenecían a nuestro espíritu. 
Ninguna persona, ningún hecho, nada pueden quitarnos lo que realmente nos pertenece que somos nosotros mismos y lo que somos capaces de dar.... Tal vez ya no estamos como antes, pero con el tiempo comprenderemos que no perdimos nada.

Es muy posible que en este mismo momento estemos perdiendo tiempo pensando en las cosas como estaban antes y no nos demos cuenta que a nuestro lado están personas nuevas a quienes valorar, los días no regresan no es bueno vivir con la mirada puesta en el pasado, podríamos estarnos perdiendo nuevas experiencias que no volverán.... Una historia que titula "La piedra" nos relata lo siguiente:

Una mujer sabia que viajaba por las montañas encontró una piedra preciosa en un arroyo.
Al día siguiente se cruzó con otro viajero que estaba hambriento, y la mujer abrió su bolsa para compartir con él su comida.

El viajero hambriento vio la piedra preciosa en la bolsa, se quedó admirado de su belleza y le pidió que se la regalara.
La mujer lo hizo sin dudar.

El viajero partió, alegrándose de su buena suerte. Sabía que la joya valía lo suficiente como para darle seguridad por el resto de su vida.
Pero a los pocos días regresó en busca de la mujer sabia. Cuando la encontró, le devolvió la piedra.
“He estado pensando” dijo. “Sé cuán valiosa es esta piedra, pero se la devuelvo con la esperanza de que pueda obsequiarme algo mucho más precioso.”

“Deme lo que hay en su interior que le permitió regalarme la piedra”

No importa lo que hoy creamos que hemos perdido o que nos han arrebatado, sintamos pena por aquellos que pensaron que nos quitaron algo importante, pues lo más importante reside en cada uno de nosotros, más allá de lo que nos duela o no lo que hayamos perdido o ya no este en nuestras vidas, somos poseedores de una gran tesoro que somos nosotros mismos; quienes envidian aquello que tenemos no comprenden que ellos en si mismos tienen un gran tesoro, no es una victoria arrebatar algo preciado a alguien, solo demuestra que desconocen que son poseedores de un gran tesoro; piedras preciosas pueden haber muchas pero la grandeza que reside en nuestro interior y que nos mantiene vivos solo hay una porque Dios nos la concedió como el más grande los regalos: NUESTRA VIDA.

No le teman a los cambios, siempre son para bien porque es Dios quien nos esta invitando a descubrir que somos más fuertes de lo que pensamos.

Que tengan una semana perfecta!!. Hasta la próxima.


Nuestra mayor tristeza -o mayor alegría- será mirar al pasado y contestar a la pregunta: ¿Habré amado lo suficiente? (Paulo Coelho)














1 comentario:

  1. Yanka, tú siempre con entradas tan llenas de "visión"...digo visión, porque se nota que nos muestras lo que ves y a traves de tus ojos, se nos maravilla la idea de conocer más allá de nuestros pensamientos muchas veces derrotistas :( tú tienes toda la razón, una vez que se han dado las cartas del cambio, hay que seguir adelante, es bueno transformarse de vez en cuando y transformar así la vida misma en sí, una vez escuché decir que las cosas que permanecen monótomas tarde o temprano terminan anquilosándose y ya no generan nada útil sino más de lo que hicieron alguna vez, pero aquellas cosas que están en constante movimiento tienen la cualidad de transformar siempre y generar más cosas alrededor :) así que es cierto que no dbemos temer, pero más cierto es que en realidad no se pierde nada, solo se recibe algo mejor...en el momento solo tenemos una imagen borrosa de lo que vemos, pero el tiempo termina mostrándonos una realidad maravillosa al final del camino. Que tengas una maravillosa semana Yanka y recibe un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar

Gracias por tomar un tiempo para compartir. Vuelve cuando quieras.