domingo, 15 de enero de 2017

DAR LUGAR AL OLVIDO

Amigos!!!:
¿Cómo les va?, pasan las primeras semanas de un año que apenas empieza, pero hace tiempo que venimos viviendo la vida, tiempo hace ya que presenciamos inicios y finales no solo de años, también de proyectos laborales o personales.
Personalmente celebro el inicio de un año, porque la sola palabra nuevo, inicio; implica un volver a empezar, pero este "volver a empezar" requiere primero una tarea muy difícil: Olvidar.

Si, a veces el corazón necesita vaciarse, precisa dejar todo lo que marco una época anterior, porque de otra forma no se puede hablar de un nuevo inicio; de otra forma se trataría solo de continuar....

Hoy quiero escribir sobre esto, porque a veces y creo que sucede a menudo, tendemos a enterrar tiempos pasados (felices o tristes) en el interior de nuestra alma, a veces elegimos hacerlo por no dañar a otras personas o simplemente porque queremos mostrarnos más fuertes y tratamos de seguir adelante, pero ¿cómo se puede seguir adelante si no vaciamos primero el alma, si no vaciamos el corazón de todo aquello que ya no esta más?.

Pensé en esto, cuando hace un tiempo una persona que casi sufre un asalto, contaba una y otra vez lo ocurrido, con aparente calma y a veces hasta con un poco de mofa; recuerdo que en ese tiempo me preguntaba ¿qué necesidad hay de recordar una y otra vez lo sucedido?.
Lo comprendí hasta hace unos días. Cuando una persona sufre la mordida de una víbora, lo primero que debe tratar de hacerse es sacar el veneno de alguna manera, pues con el alma y las malas experiencias sucede lo mismo, contar una y otra vez hará que ese sentimiento con el que la persona se ha contaminado salga poco a poco.

Creo que es cierto, callar, guardar en el alma sentimientos como la tristeza, la melancolía; solo llevarán al alma a llenarse de amargura, a rodearse de una coraza que tarde o temprano terminara por matar el espíritu.
Exactamente lo mismo sucede con los tiempos felices, no sirve de nada regresar una y otra vez a una época que ya no esta más y es que el recordarla constantemente no la volverá a traer al presente pero si puede evitar que estemos abiertos a nuevos tiempos felices.

Las personas no son fuertes porque jamás se vean mal, son fuertes porque han sido capaces de atravesar las dificultades y a pesar de ello seguir adelante, pero ese "seguir adelante" no implica enterrar en algún lugar del alma la tristeza, el malestar o la añoranza; implica continuar el camino revisando lo que se ha vivido tantas veces como sea necesario y ser capaces de dejar ir lo que haya producido pesar.

Seguir es saber que uno ha podido olvidar y que ese olvido se traduce en un espíritu sano capaz completamente de abrazar nuevos tiempos....
Olvidar es también perdonar, porque solo cuando uno se ha reconciliado con aquellos que han sido sujeto de sufrimiento o desdicha, es avanzar con la frente en alto, sabiendo que uno atravesó una tormenta, quizá la mayor de todas, pero que finalmente paso, ya no esta más en un presente que pinta prometedor, siempre y cuando no arrastremos heridas del pasado.

Si, inicia un nuevo tiempo, pero toda la felicidad, toda la dicha que este tiempo trae consigo, porque lo trae, tengan la seguridad de que es así; jamás podrá ser disfrutada a plenitud si  uno no transita primero el olvido......

Realmente deseo para todos ustedes un corazón limpio de toda amargura, de toda desdicha, de todo malestar, listo para encarar este nuevo tiempo que se abre ante ustedes lleno de días felices.
Es necesario permitirle a este nuevo tiempo que se presente con todo lo bueno que trae, porque viene repleto de gratos momentos!!!.

Hasta la próxima!!!.




domingo, 8 de enero de 2017

VIVIR CON EL ALMA

Amigos!!!:
¿Cómo les va?, ¿qué tal la primera semana de este año?; recuerden que todavía faltan muchas páginas por llenar de este nuevo año, pero que en definitiva éste se va construyendo día a día así que lo mejor que podemos hacer es disfrutar de cada uno de los días, que cada uno de ellos sea realmente una fiesta que deje grabada en nuestros corazones la felicidad y la emoción.

Estuve pensando en estos días, sobre un tema que he querido compartir desde hace mucho tiempo, pero como siempre Dios maneja nuestros tiempos, así que hoy escribiré sobre aquello que no reparamos, aquello que no vemos y que sin embargo se encuentra ante nuestros ojos, el problema es que a veces tenemos tan cerrados los ojos del alma que no podríamos ver lo que realmente es importante o valioso.

¿Cuántas veces han hecho algo por alguien más?, ¿con qué frecuencia reparan en la vida de una sola persona fuera de la de ustedes mismos?, ¿cuándo han realizado un trabajo sin haber recibido dinero a cambio, por el solo hecho de ayudar?. Son muchas preguntas, pero que tienen un solo significado: Vivir con el alma...

Muchas veces he escuchado a las personas decir que no se puede vivir así, que los sueños no alimentan, no cobijan, no dan techo; que uno no puede caminar por la vida sin buscar nada a cambio, que creer que eso es posible corresponde solo a los ingenuos, que Dios siempre esta presente en sus vidas, pero que es prácticamente imposible esperar que el lo haga todo.
Si, he escuchado muchas veces estas afirmaciones, más de lo que hubiera querido y con tristeza muchas veces he reconocido una sola cosa: Aquellas palabras que usamos a diario expresan mucho más el estado del alma, de lo que realmente creemos.

Estamos rodeados de una extraña y a la vez simple belleza, que no ve casi nadie porque casi nadie ve con los ojos del alma, he visto muchas personas vestir con las ropas más costosas, gastar dinero en posesiones insignificantes y aunque he visto toda suerte de demostraciones de "poder" jamás he visto un solo rostro que este lleno de más felicidad que en aquellos que no reparan en ayudar de la forma que sea necesaria, a quien lo precise, a quien se encuentren a su paso.

He visto la expresión de paz y dicha en aquellos que se han regalado unos minutos al día en poder ver todo cuanto nos rodea y sentir en ello que es Dios mismo quien va susurrando al oído que la vida es evidentemente bella!!!.
No necesitamos autos o mansiones lujosas, no precisamos nada más que ver con los ojos del alma; tristemente es algo que muy pocos conocen, son tan pocos realmente...

Muchas he escrito sobre la belleza que nos rodea y que podemos ver con tan solo escuchar el canto de un ave, con solo sentir el viento, con solo ver las hojas de los árboles moverse con el viento como si se tratara de una fiesta a la cual hemos sido invitados!!!, pero existe además un tipo de belleza que solo aquellos que dan sin medida pueden ver, existe un tipo de belleza que llena el corazón de dicha, que llena el corazón de paz..... ¿cómo es que uno puede verla?

Esta belleza se oculta tras el rostro de las emociones, pero no de aquellas que podamos sentir, se oculta en la dicha de esa persona a la que ayudamos sin que nos lo haya pedido siquiera, se oculta en en todo lo que realizamos y que se traduce en el bienestar de una planta o de un animal que cuidamos cada día.

Estamos rodeados de un tipo de belleza de la cual ni siquiera somos conscientes hasta que somos puestos a prueba, hasta que nos permitimos salir de nosotros mismos, de nuestras propias necesidades, de nuestra propia "vida" y empezamos a ver que somos útiles, que somos necesarios, que somos importantes para alguien o para algo en esta vida.



Cuántas veces nos hemos preguntado ¿y si hoy fuera el fin del mundo?, yo me he hecho esta pregunta muchas veces, y en cada una de ellas he pensado en todas las cosas que haría. 
Bueno estamos empezando un nuevo tiempo en la historia de nuestras vidas, sería bueno pensar que no es necesario que sea el fin del mundo para hacer aquello que nos reporta alegría, aquello que nos reporta paz.

Nos sorprendería ver cuán fácil es caminar el camino de la felicidad, si dejamos que sea el alma quien nos guíe, quien nos enseñe aquello que a fuerza de tener los ojos puestos en el mundo, hemos dejado pasar de largo.

Las personas hemos perdido mucha capacidad de amar en el camino, pero tenemos a los animales ellos nos dan un buen ejemplo. Yo creo que nadie que alguna vez haya dado su corazón a un animal puede decir que no sabe lo que es que ser recibido al llegar casa con tal emoción y muestra de cariño como lo hacen ellos, que no sepan lo que es sentarse a descansar y tenerlos a ellos brindando su compañía sin pedir nada..... Tal vez Dios los puso para recordarnos que la vida es solo eso, un minuto, un ratito, nada más....

Que tus días estén llenos de felicidad!!!,  recuerda que también puedes dejar tus comentarios aquí, o una de las redes sociales. Hasta la próxima.


domingo, 1 de enero de 2017

A CELEBRAR TODO EL AÑO!!!

Amigos!!!!:
¿Cómo les va?, creo que sería mejor decir ¿cómo les fue?; apenas ayer despedíamos el año 2016, ¿un gran año?, ¿un mal año?; ya cada uno se irá respondiendo a estas preguntas, lo cierto es que primero no creo en lo de bueno y malo, creo que todo forma parte de nuestro paso por este mundo, todo contribuye a hacer de cada uno de nosotros, mejores o peores personas y lo segundo es que felizmente ya se habla en pasado, porque ahí es donde dejamos al año 2016.

Hoy nos cubrimos con un manto nuevo, de este 2017 ha pasado ya casi su primer día; creo que deberíamos abrazarnos a un nuevo inicio, "borrón y cuenta nueva" como diría el ya muy conocido refrán. ¿Qué haremos con este nuevo tiempo que tenemos en las manos?....
Yo creo que deberíamos celebrar y deberíamos mantener ese espíritu alegre que nos acompaño a la media noche, transitar los días, cada uno de los días de este año que inicia así, simplemente siendo felices, simplemente abrazándonos a la alegría, a la esperanza, a la paz que encierra la promesa de un nuevo inicio.

Tenemos un año nuevo frente a nosotros!!!, ¿Qué vamos a hacer?...

Un buen amigo que conocí hace ya un par de años cuando hacíamos un programa radial, siempre me decía que en la vida hay que mover energías constantemente, me contaba que en su casa él siempre estaba trasladando muebles de una habitación a otra, que movía los cuadros de las paredes y que por último hasta la disposición de su dormitorio cambiaba cada semana.
"¿Cómo vamos a mover las energías si siempre nos movemos en los mismos espacios?" me decía, me causaba gracia la forma de ver la vida que tenía, finalmente este buen amigo regreso a su país. pero me dejo esa lección así que siempre que las cosas no salen como yo espero, dejo que pase un tiempo y vuelvo a intentarlo, porque así le doy tiempo a mi alma, de "cambiar energías".

Creo que es un lindo mensaje para abrir el nuevo año, a veces para empezar a recibir todo lo bueno que Dios quiere darnos, debemos despojarnos del viejo traje de preocupaciones, amarguras, reproches y todo tipo de sinsabores que a veces la vida nos trae. Vamos a mover las energías y vamos a esperar las mejores cosas de este año nuevo!!!.
Que nuestros días sean una constante celebración. FELIZ AÑO NUEVO!!!



domingo, 25 de diciembre de 2016

GRACIAS DIOS POR TANTOS REGALOS

Amigos!!!
Feliz Navidad!!!!, que gozo enorme poder escribir esta entrada precisamente hoy que es navidad. Imagino que pasaron esta fiesta en compañía de sus seres queridos, quizá en la paz de su hogar y mucho más importante aún, con paz en el corazón.
¿Qué se puede decir en un día tan maravilloso como este?, ¿se puede escribir sobre otra cosa que no sea gozo, paz, armonía?.
Tras una semana llena de ocupaciones, como ya es lo acostumbrado, hoy estoy aquí; dedicándome a lo que disfruto más que nada en en la vida, razón por la cual mi gratitud para con Dios es infinita.

Eso precisamente es sobre lo que quiero escribir, la gratitud que debemos albergar en el corazón por todas las bendiciones con las cuales Dios llena nuestra vida.
Pasamos nuestros días tan a prisa que nos percatamos con mucha dificultad que presenciamos milagros constantemente. Estamos acostumbrados a pensar en la palabra milagro como un acontecimiento enorme, algo  que difícilmente pasaría desapercibido, pero la realidad es que durante cada uno de nuestros días se suscitan una serie de eventos pequeños más no menos maravillosos, que se constituyen en verdaderos milagros.

Anoche mientras observaba el pesebre, agradecí por muchas cosas, una de ellas fue que me haya permitido recibirle una vez más. Los días de nuestra vida se escapan de nuestras manos como el agua, nada podemos hacer para detenerlos, precisamente por ello es que mi corazón se llena de una inmensa gratitud al poder vivir una nueva navidad; por lo tanto considero que el tiempo que Dios disponga que yo viva, es para mi un preciado regalo.... y después de tantos presentes que uno entrega en navidad se  nos olvida que el niño Jesús también llega con hermosos regalos que por costumbre hemos dejado de valorar, como lo es el tiempo.

Después de darle la bienvenida al niño Jesús y conversar con él sobre tantas cosas que el alma quiere compartir, me llene de alegría al ver el rostro de aquellos que están, sentí un poco de nostalgia al recordar a quienes ya no están más junto a mí, pero esa pequeña melancolía se vio rápidamente disipada al sentir el cariño transmitido en esos abrazos de felicidad que uno recibe de sus seres queridos y que en definitiva tienen la más grande cualidad de sanar las heridas del alma. 
En el breve instante que dura uno solo de esos abrazos, uno puede sentir el afecto y llenar el alma de amor, tan escaso en nuestros días, entonces también sentí gratitud con Dios porque mi corazón todavía permanece vivo, porque mi alma a pesar de las heridas todavía siente el caluroso mensaje del amor, porque en definitiva la amargura no se ha llevado ninguno de los días de mi vida..... entonces recordé que el alma durante  la vida viaja a muchos lugares, atraviesa por muchos estados; La soledad, la congoja, atraviesa horas de oscuridad y mi corazón se lleno de dicha una vez más porque ahí estaba el niño Jesús, diciéndole a mi corazón que me regalaba su compañía, sin importar lo que haya que atravesar, ¿quién en el mundo podría amarnos más?.

Es cierto la navidad es una fiesta, es un tiempo para intercambiar presentes pero no como uno lo imagina, esa es otra cosa que comprendí mientras entregaba y recibía regalos y es que en medio de un mar de rostros que habita en este mundo Dios eligió a cada una de las personas que me acompañarían en senderos de mi vida; familiares y amigos; comprendí que esta en definitiva es una fiesta para intercambiar regalos, pero esos son los que vienen del alma; no es el presente material, es que alguien haya pensado en mí; y así haya compartido conmigo tan solo unos minutos el mejor presente fue saber que en algún lugar del mundo, uno se haya ganado un lugarcito en el corazón de alguien más.
Que presente tan divino me trajo el niño Jesús por enviarme a todas esas personas cuyo amor hizo que yo sea una mejor persona e incluso por aquellas que dejaron experiencias amargas pues también desde las lágrimas uno puede ser alguien mejor y qué decir de todos aquellos seres queridos que siempre vivirán en mi corazón..... GRACIAS DIOS POR TANTOS REGALOS!!!!, GRACIAS POR TANTO AMOR!!!.

Que Dios te bendiga en esta navidad, que llene tus días de mucha alegría y felicidad, que jamás pierdas la esperanza y que la paz se instale en tu corazón pero sobre todo que tú también puedas ver que tu vida tiene más de mil razones por las cuales agradecer a Dios. FELIZ NAVIDAD!!!




domingo, 18 de diciembre de 2016

AQUELLO QUE VIVE EN NUESTRO ESPIRITU

Amigos:
Bienvenidos!!!, es el cuarto domingo de adviento!!!, preludio de que ya se acerca la navidad, estamos a solo una semana de celebrarla, ¿cuánto hemos cambiado en este año que paso?.
Ese es el tema que me ocupara esta semana, pero antes de sumergirnos en él, quiero compartir mi alegría debido a que el Real Madrid ganó el mundial de clubes. Es bueno de vez en cuando rescatar las cosas que hacen feliz al corazón, porque de lo otro creo que tenemos suficiente, no les parece?, a veces hay que alimentar el corazón también con gotas de alegría y felicidad, estamos en la mejor época para hacerlo!!!.

Tengo la fortuna de contar con muy buenos amigos, y fue precisamente uno de ellos quien me hizo llegar una historia que lleva por título "la naranja exprimida", que en resumen nos hace reflexionar sobre lo que nosotros devolvemos en respuesta a lo que vivimos.
Cuando uno exprime una naranja, dice la historia, lo que se espera es que salga el jugo de la naranja, la respuesta más natural que puede haber, sin embargo haciendo un paralelismo con nosotros mismos, ¿qué es lo que sale de nosotros cuando somos presionados?. Es preciso formularnos esta pregunta y pensar muy seriamente al respecto, pues invariablemente será lo que defina de qué estamos hechos en nuestro interior.

Siempre he pensado que las personas que nos dedicamos a Dios, a practicar seriamente nuestra fe y sobre todo a tratar de llevar un mensaje de vida, alegría y optimismo a donde quiera que vayamos, somos los que a menudo constatamos que aún nos falta mucho por aprender, les digo esto porque yo al igual que ustedes, me hice esta pregunta.
Resulta que la mayoría de nosotros reaccionamos con rencor, con tristeza, por mencionar solo algunas de las posibles respuestas ¿pero realmente eso es lo que se encuentra en nuestro interior?

Tuve la oportunidad de escuchar una frase que pertenece a la película Tomorrowland:

- Toda mi vida me contaste esta historia. Ahora te la cuento yo. Hay dos lobos y siempre están peleando. Uno es la oscuridad y la desesperación. El otro es la luz y la esperanza.
- ¿Qué lobo gana?
- Vamos, Case.
- Bien, no respondas. El que tú alimentes.


Nuevamente la pregunta se hace presente: ¿Cuál es el lobo que alimentamos?, la respuesta que demos o que probablemente muchos de ustedes ya dieron es en definitiva lo que define el tipo de vida que llevamos.
Contamos como siempre con toda la libertad que disponemos para llevar la vida que queremos, ¿es realmente la clase de vida que soñamos la que estamos viviendo?, pues si la respuesta es negativa la explicación podría estar en el hecho de que alimentamos al lobo de la oscuridad que devora todo resquicio de luz que pelea por aparecer en el horizonte de nuestros días.

Resulta que muchas veces la experiencia de pérdida es tan fuerte que la negación a aceptarlo esta implícita en nuestra mente, entonces nos aferramos tanto a la pena, como si con ello consiguiéramos mantener lo perdido todavía en nuestro presente....
Con el rencor pasa exactamente lo mismo, es como un tipo de defensa que creamos en la mente, la presencia del rencor mantiene viva la razón de la pelea. Sea tristeza o rencor lo cierto es que estamos eligiendo vivir en la oscuridad, nos estamos quitando la oportunidad de alimentar la luz de la esperanza y la alegría presentes en nuestra vida.

Si lo que vivimos en el pasado fue tan maravilloso que nos rehusamos a dejarlo atrás, bien vale la pena que empecemos a construir personas nuevas cuyos corazones estén libres de oscuridad, plenos de luz a la espera de días de nuevos, pues si fuimos felices un día con seguridad lo volveremos a ser.
No neguemos las oportunidades de llenar nuestros días de alegría, oportunidades que la vida nos va presentando todos los días y que dejamos pasar por elegir vivir siempre alimentando al lobo de la oscuridad.

Una vez más, es bueno utilizar las palabras, hay mucha magia que uno puede transmitir con ellas, pero si no le damos vida a esas palabras, estaremos simplemente repitiendo el mensaje como una cinta de audio que se escucha una y otra vez, como las polillas que giran alrededor de la luz....

Es necesario recordar que la presión a la cual somos sometidos en tiempos de nuestra vida; sea cual la sea su naturaleza; pondrá en evidencia aquello que vive en nuestro interior...
Una vez mas: Es bueno hablar de todo lo bueno y bonito de la vida, es bueno hablar de Dios, pero si esas palabras no son puestas en acción solo estaremos observando la luz, sintiendo su calor quizá, pero jamás sabremos lo que es estar rodeados de ella.

Quise escribir sobre esto, precisamente antes de la navidad, porque sería una linda finalidad que nos presentemos como personas nuevas ante el nacimiento en la noche buena.

Que pasen una semana próspera y llena de luz!!!!. Hasta la próxima.




domingo, 11 de diciembre de 2016

HAY QUE DARLE MAS VIDA AL AMOR

Amigos:
Bienvenidos!!!, tercer domingo de adviento!!!, que ilusión ya falta tan poco; cómo les va con su corona de adviento?, espero que ustedes también estén recorriendo este camino de esperanza, con la única finalidad deque  también sean ustedes personas nuevas con la llegada del niño Jesús.

Hoy, mientras observo las hojas de los arboles moverse al viento algunos truenos empiezan a sonar, al parecer no solo el cielo gris anuncia la llegada de la bendita lluvia.
Es difícil que la nostalgia no se apodere del corazón en días como estos, el recuerdo de épocas pasadas, quizá de las mejores que se puede vivir en la vida, el recuerdo de personas y seres queridos que ya no están más, es difícil no recordar en días como este.....

Lo que me lleva a pensar definitivamente en que las personas y me incluyo; deberíamos re aprender a amar; una afirmación muy curiosa más no por eso menos cierta.
Amamos con toda la claridad que puede poseer el corazón a quienes ya no están junto a nosotros, a quienes el tiempo se llevo, a quienes perdimos, a esos entrañables fantasmas que ahora solo viven en los recuerdos de nuestra mente.... por un momento parecería que solo amamos lo perdido.

Creo que hace falta darle más vida al amor, mirar a quienes están a nuestro lado y ser capaces de sentir el mismo amor por aquellos que están vivos.
La vida muchas veces venda los ojos con la rutina, con palabras hirientes, con peleas sin sentido, todo aquello que no nos deja ver que todos somos pasajeros, que todos venimos con una fecha limitada.... resulta que las ausencias ya no pelean, ya no dicen palabras hirientes, ya no están...

Si las amamos ausentes, también las amamos cuando estaban vivas o a nuestro lado, simplemente que a veces la vida nos roba esa claridad, o somos nosotros los que nos aferramos a los malos recuerdos, a las palabras hirientes y es que estar presentes, estar vivos es equivocarse; Dios sabe que las mayor parte del tiempo; es dejarnos llevar de las preocupaciones, de la prisa, de la falsa "necesidad" al punto que dejamos de ver que ya de por sí somos verdaderamente ricos por el solo hecho de estar rodeados de aquellos a quienes amamos.

Luego llegan fechas como estás, recordamos a los ausentes y uno empieza a preguntarse ¿cómo es posible que era tan feliz entonces y no me daba cuenta? por consiguiente la pregunta más importante debe aparecer en la mente: ¿DE QUE NUEVA FELICIDAD ME ESTOY PERDIENDO AHORA?.

Es necesario recordar que las personas estamos lejos de la perfección, la mayor parte del tiempo oscilamos entre virtudes y defectos, errores y aciertos más no por eso estamos lejos del amor.
Poseemos una increíble capacidad para amar pero la usamos escasamente, porque la razón ha tapado los ojos del corazón.

Las personas se han cubierto de hipocresía, salir en fotos con personas "importantes" da cierto estatus, engañar para subir un peldaño en la vida y poner nuestro nombre en algún letrero llamativo con el atrevimiento de querer enseñar sobre la vida.

Resulta que aquellas personas que tienen luz propia suelen resaltar en medio de la multitud sin necesidad de cegarse con la falsa "importancia" que ofrece el mundo, resulta que esa sencillez de corazón es la que lleva a aceptar que las personas son imperfectas y que posiblemente jamás existirá una sola perfecta, por lo tanto hay que amarlas tal cual son.

Para re aprender a amar, hay que descubrir la sencillez del corazón, apagar las luces del "éxito" con el cual este mundo nos ha cegado y empezar a ver la realidad tal cual es.
Llenar el mundo de un amor tan vivo, que pueda iluminar hasta el corazón mas pequeño.... 

Estamos cerca de navidad, no vale la pena que dejemos de pretender ser "alguien" y empecemos a ser simplemente humanos?....  El amor forma parte de la vida, aunque muchas veces lloremos por aquellos a quienes perdimos....

Que esta semana encuentres paz en tus horas de descanso, me despido con este hermoso poema de Mario Benedetti, "Yo no te pido" Hasta la próxima!!!






domingo, 4 de diciembre de 2016

BASTA DE TANTO EQUIVOCAR EL CAMINO

Amigos:
Bienvenidos!!!, segundo domingo de adviento!!!, que época tan linda del año, nuevas oportunidades para mejorar el alma, para abrir las ventanas del espíritu y dejar entrar la luz tan necesaria en estos tiempos.
Yo quiero contarles que tuve un precioso inicio de adviento, no solo empecé con el encendido de la primera vela en compañía de mis seres queridos, sino que este año en particular tuve la magnifica oportunidad de acompañar también en el encendido de la primera vela de la corona de adviento en la casa de unos amigos muy queridos. Son las cosas lindas de la vida, poder compartir momentos que enriquecen el corazón y no el bolsillo.

Sin embargo el inicio del adviento, se vio ensombrecido por la triste noticia del avión que se estrello y que llevaba a la selección del club brasilero chapecoense. El mundo entero ha hecho eco de esta tragedia y desde mi humilde espacio yo también lo hago.

Las palabras no pueden devolver la vida, tampoco pueden regresar el tiempo pero en definitiva pueden cambiar la vida de una sola persona y sino son los momentos los que lo logren al menos que sean las palabras las que calen hondo en aquellos cuyas almas estan preparadas para cambiar su rumbo en este mundo.

A estas alturas se conoce la razón por la cual el avión se estrello; tal vez nunca sepamos porque el piloto tomó la decisión de no declarar emergencia a tiempo, después de todo son demasiadas las cosas que se esconden a la luz del sol en este mundo lleno de almas rotas a causa de un poco de dinero.

Lo que si sabemos es que abordaron ese avión más de 70 personas cuyas vidas eran enriquecidas por el cariño de sus seres queridos, muchos de ellos comprendían bien de la fatiga y la perseverancia cuando se trata de ir en pos de los sueños, me rehúso a creer que todos esos sueños se hayan roto, pero cierto es que así fue.
Una sola decisión le costó la vida a mas de 71 personas que subieron a ese avión con el corazón lleno de alegría, con esperanza, con ganas de hacer bien su trabajo.... de hacer bien su trabajo.

Esas palabras retumban en mi mente porque el esfuerzo de estas personas se vio recompensado con la posibilidad de jugar una final con la que muchos de ellos habrian soñado desde la infancia, cuántos de ellos habrían imaginado jugar la final del mundial de clubes frente al Real Madrid. Ahora todo ha quedado ahí, en el mundo de los sueños imposibles, no porque no se puedan realizar, más bien porque ya nunca se podrán realizar... los designios de Dios son indiscutibles, es difícil aceptarlo pero es así.

Lo que en definitiva no se puede aceptar es que continuemos por la senda del egoísmo, de los intereses de unos cuantos que perjudican la vida de una gran mayoría. Lo que en definitiva no se puede aceptar es esa irresponsabilidad con la que vivimos cada uno de nosotros, esa falsa idea de que nuestras vidas y nuestras acciones no interfieren en la vida de los demás.

El accionar de uno solo de nosotros puede en definitiva perjudicar a muchos. No se trata de señalar con el dedo cuando este tipo de tragedias se producen, lo que hace falta es sentarnos a pensar a cuantas personas le hemos quitado sus sueños a cambio del nuestro.
Tenemos que sentarnos a pensar que nada esta por encima de nadie, que celebrar lo incorrecto, lo deshonesto, lo inmoral jamás nos llevará a cambiar para bien la vida de nadie, ni siquiera la nuestra.

Uno lee por ahí muchas noticias y el comentario de las personas después de estas noticias; con relación a esta última tragedia en particular me encontré con un titular que decía: Selección del chapecoense asesinada al estrellarse su avión, al final del artículo muchos comentarios de muchas personas reaccionando airadamente sobre lo ocurrido.
Bueno resulta que uno puede también matar a una persona con mentiras, que uno también puede matar a una persona con traiciones, que uno puede matar con egoísmos, que uno puede matar con actos de corrupción y qué decir de las mil formas en las que las personas contribuyen a matar también la fe en aquellos que tratan de mantener su espíritu a flote.

Cada vez que una sola persona hace trampa para pasar un exámen o para conseguir un trabajo, cada vez que alguien recibe dinero para pasar de largo algo indebido, esta destruyendo su posibilidad de realizar grandes cosas por el bien de los demás, esta lanzado por la borda la posibilidad que Dios le dio de realizar bien su trabajo.

Hace falta empezar a corregir cosas, pero también hace falta que empecemos a ver más nuestra propia vida y el modo  en el cual la llevamos adelante, porque si de señalar con el dedo se trata tal vez haya que empezar por señalarnos en el espejo.

Basta de esa hipocresía con la que hemos cubierto nuestras propias y tristes vidas, basta de pensar solo en el bien personal, basta de elegir una mentira por pequeña que sea solo porque somos incapaces de decir la verdad, no sea que un día nuestra existencia este cobrando la vida de muchas personas que se dedicaron al esfuerzo y al trabajo, que conformaron familias como tu lo hiciste un día.... BASTA DE TANTO EQUIVOCAR EL CAMINO.

Resulta que hoy los titulares los cubre la tragedia del chapecoense, ¿cuáles serán después?; no hace falta sentarse a espectar la siguiente noticia que sacuda al mundo entero, lo que hace falta es empezar a limpiar la casa por dentro, hace falta ser mas honestos, hace falta concientizar que tu tienes tanto derecho a vivir tu vida como la tienen los demás, que los trabajos se ejercen porque tienes experiencia, conocimientos y no contactos, que los títulos se adquieren porque estudiaste y no porque hiciste trampa, que existen leyes, que existen reglas que fueron hechas para que tú las obedezcas y que no vayas por el mundo creyendo tontamente que puedes quebrantarlas a tu conveniencia.

Hay que dejar de respetar al corrupto solo porque tiene dinero, hay que dejar de celebrar al que engaña solo porque esta "bien acomodado".
Padres empecemos a educar a los hijos bajo la mirada de la honestidad, de la verdad y porque no decirlo de la humildad que esta jamás cobro la vida de nadie, basta de fingir que hacemos familia, si no estamos para enseñar a los hijos con el ejemplo, vivimos en medio de sociedades tan baratas que ya se ha hecho costumbre desempeñar trabajos cuyas funciones desconocemos plenamente, basta de recibir dinero y aprobar lo incorrecto... BASTA.

Hoy me despido con la esperanza de que uno solo de ustedes que esta semana leyó esta humilde entrada recapacite sobre lo que esta haciendo mal en su vida, con la esperanza de que uno solo de ustedes regrese sobre sus pasos y reconozca sus errores, porque mirar los errores de los demás es lo más sencillo, corregir los nuestros es lo más difícil. Hasta la próxima.