domingo, 20 de agosto de 2017

ES TAN SIMPLE SER FELIZ...

Amigos!!!:
¿Cómo están?,  con el mundo dando vueltas, reflejando permanentemente la batalla que enfrentamos para conservar nuestros espíritus a flote, un poco de paz no nos viene nada mal; sin embargo nos vendría bien recordar que la paz sobreviene de la guerra, de muchas que debemos enfrentar en nuestro mundo interior. La paz es más que nada una conquista!!!.

Caminando por la vida me encontré con la siguiente frase:

Es tan simple ser feliz....
.....lo difícil es ser simple

Se me quedó tan gravada en la mente que hoy decidí compartirla con ustedes, sencillamente porque en mi paso por este mundo he descubierto que las personas tienen una "etiqueta" para todo, que nadie quiere ser simplemente quien es, que a todos les viene bien rodearse de las personas más "influyentes", vivir en "castillos", ser simplemente uno mismo es lo último que quieren ser.

He conocido personas, que llenan sus perfiles sociales con todos los logros que su profesión les reporta, con fotografías de viajes que han realizado por el mundo; me he encontrado con personas que lo primero que me preguntan es "donde" trabajo, cuando un simple ¿cómo estás? sería suficiente.

La vida es muy simple en realidad, es cierto; es muy simple disfrutar de ella, observar la belleza que nos rodea para lo cual no tenemos que depositar un solo centavo. Lo verdaderamente difícil es comprender que un solo día bien vivido, puede significar toda una vida, lo difícil es comprender que hayan "pobres" felices, cuando hay otros que poseen una cuenta bancaria abultada y sin embargo están muy lejos de serlo.

Es muy simple comunicarse con la belleza de este mundo, pero qué difícil es poder comprender que el medio de comunicación no es la riqueza, o la belleza, o tantas otras cosas con la que hemos cubierto nuestros ojos. La mejor forma de ser feliz, es siendo uno mismo, es siendo fieles a nosotros mismos, a todo aquello de lo cual disfrutamos aunque no conozcamos a nadie más que disfrute de ello.
¿Es que la vida no es lo más importante que nos sucederá?, si no somos capaces de apreciarnos como realmente somos, ¿cómo podemos esperar que alguien más lo haga?. A veces es mucho más rico aquel que ha sabido ganarse un solo amigo sincero que estar rodeados de un montón de amistades falsas que solo buscan su propia conveniencia, que presumen de ser amigos de una persona que ni siquiera uno mismo conoce.

Es muy simple ser feliz, es cierto; la conquista más difícil de la humanidad es ser simple, porque lo simple, lo sencillo no es comercial, no llenara los bolsillos de grandes consorcios, porque ser simple, disfrutar de las cosas más simples de la vida no enriquecen el bolsillo de nadie y realmente no me sorprende porque la felicidad esta muy lejos del dinero.

La humanidad esta muriendo, en medio de lujos, de "etiquetas", de vanidades, de egoísmos, etc. La realidad nos esta gritando qué lejos estamos de la felicidad, ésta no es una quimera, no es un sueño, esta al alcance de nuestras manos y empieza por valor las personas que somos, aceptar que cada uno de nosotros vale más sin todas las caretas con las cuales hayamos podido cubrir nuestra existencia.

La única manera de rescatar nuestras almas, es rodeándonos de aquello que realmente nos hace felices, de redescubrir aquello que nos llena de alegría, de lanzarnos a la conquista de nuestra paz y empezar a construir "nuestro" propio mundo. Construir, redescubrir todo aquello que esta a nuestro alcance, todo aquello que Dios ya puso en nuestro camino y que nosotros ignoramos porque nos parecía "tan" simple.

Espero que puedas comprender que la persona más importante que conocerás en la vida eres tu mismo, que para ser feliz solo tiene que abrazar ese mundo que Dios puso a tu alcance y recuperar la paz que la prisa y las falsedades de este mundo te han arrebatado.

Que tengas una semana llena de experiencias positivas!!!. Hasta la próxima!!.





domingo, 13 de agosto de 2017

UNA PERSONA NUEVA

Amigos!!!:
¿Cómo están?, van pasando los días y nuestras vidas con ellos; cuando pienso en ello recuerdo la frase con la que inicia el poema "Aquí. Hoy"de Jorge Luis Borges, uno de mis escritores favoritos: 

"Ya somos el olvido que seremos"

Una frase que hoy toma relevancia, especialmente porque en días pasados recordé la persona que fuí en el pasado valga la redundancia. Así sin pretenderlo siquiera recordé varios momentos de mi vida, hace varios años y fuí avanzando en el tiempo, me di cuenta que la persona que soy hoy ha recorrido un largo camino, que cada evento vivido me dejó una gran lección. Pude verme en muchos momentos ingratos, los buenos tiempos no se recuerdan porque se llevan en el alma; pero los malos momentos, esos quedan en esos días del pasado, que no volvemos a ver más.

Por alguna razón, aquel día recordé a la persona que fuí en muchos momentos de mi vida; me di cuenta que la vida es un largo viaje, una experiencia llena de lecciones, que nos van renovando como personas.
Cuando uno asiste a la iglesia, lo primero que se nos dice es que el bautizo deja al hombre viejo y nos presenta como un hombre nuevo; pienso que la vida sí que lo hace; nos sumerge en tan diversas vivencias que somos personas nuevas a medida que vencemos batallas, que superamos pruebas o que aprendemos grandes lecciones.

Si no tuviéramos la capacidad de renovarnos de esa manera, no conseguiríamos avanzar con las nuevas habilidades que adquirimos de cada batalla afrontada; sin embargo no todos pueden darse cuenta que ya son personas nuevas, que el "hombre" viejo se quedó con ese pasado que no existe más.
La mayor parte de las personas se niega a soltar un pasado y una persona que no existen más que en la ferviente aprehensión de una experiencia (buena o mala) que ya no esta.

Se necesita cierto grado de valor para reconocer que todo tiempo vivido aunque feliz, no es eterno, porque nada es eterno en la vida; lo único que hacemos es aferrarnos a nuestro recuerdo, a nuestra negación como si con ello lo mantendríamos en nuestro presente. Recordar un evento pasado solo nos debilita, nos quita la satisfacción de ver nuestras victorias; no son las heridas abiertas las que hablan de nuestros triunfos, son las cicatrices que portamos en el alma las que lo hacen.

Somos personas nuevas, ya no somos los mismos de antes; jamás volveremos a serlo, pero definitivamente somos mejores; tal vez ni siquiera pudimos advertir que con el paso del tiempo, también nosotros eramos otros, distintos.....

Reconocer nuestra capacidad de renovación, es la promesa de que seguiremos avanzando, seguiremos cambiando, seguiremos mejorando; porque estamos destinados a hacerlo; porque nada se mantiene inalterable, si pasa el tiempo ¿cómo no vamos a hacerlo nosotros?, quizá nadie nos exima del sufrimiento, pero invariablemente seguiremos adelante.

Quiero que sepas que nada de lo que haya podido hacer en el pasado, conseguirá detener tu caminar; aferrarte a un par de recuerdos, a una época en especial no lo harán. 
Es una cualidad que tiene el alma, presentarnos con la persona nueva que somos; la renovación es una cualidad del alma a la que no podemos renunciar, pero a la que sí podemos celebrar. Dios no nos creó para que vivamos en el pasado; nos creó con una capacidad infinita para crear, para construir, para aprender y mejorar.

Mira tu vida, cómo ha pasado hasta aquí; tu mente te irá presentando con aquellos eventos que marcaron etapas importantes de tu vida, aprecia a la persona que fuiste; llora con ella si es necesario, agradécele porque hizo lo mejor que pudo con las habilidades que tenía en ese momento y déjala ir porque en definitiva hoy eres una persona nueva, una persona distinta, una más fuerte; valorate, quierete, respetate porque mañana seras una persona muy distinta a la que eres hoy.Todo cambia con el tiempo.... ¿Por qué no lo harías tú?.

Que tengas una semana llena de satisfacciones. Hasta la próxima!!!



domingo, 6 de agosto de 2017

CORAZONES DE LUZ

Amigos!!!:
¿Cómo están?, feliz semana e inicio de mes para todos!!!, que estos días de agosto traigan dicha, que dejen recuerdos inolvidables en sus vidas pero por encima de todo que marquen el inicio de sus sueños!!!.
Desde hace unas semanas que vengo formado parte de un proyecto muy bonito que incluye como siempre mucho trabajo humanitario, especialmente espiritual y es que no se puede hablar de vida si no empezamos a curar el alma, de todos aquellos eventos que nos lastimaron y que no fuimos capaces de eliminar adecuadamente. Como ustedes comprenderán me encuentro preparando mucho material para compartir en esta nueva iniciativa y en medio de ello me encontré con un tema de relevancia para nuestra salud emocional: EL PODER DE LA PALABRA.

No entiendo cómo caminamos por la vida desconociendo cuanto poder tenemos en nuestras manos; Dios puso en cada uno de nosotros el poder de construir un mundo, el poder de llenar de vida cuanto espacio ocupemos; nos regalo la libertad para que hagamos uso de ese poder bajo nuestras propias decisiones.
El mayor problema de la humanidad es que hemos llegado al punto de convertir esa libertad en libertinaje, somos libres de acción, libres para decir uno y otro camino... me atrevo a decir que el completo desconocimiento de lo que la significa ser verdaderamente libres ha llevado a la humanidad entera a construir un mundo lleno de egoísmos, de egolatrías, de muerte....

Una de las mayores herramientas que disponemos es la palabra, pero si la mente no acompaña las lecciones del alma, el uso de nuestras palabras no construirán mundos.... los destruirán!!!.
Las palabras viajan con absoluta libertad y tienen el inmenso poder de influir en el estado emocional de aquellos a los cuales van dirigidas. Un "Te amo" puede muchas veces marcar la diferencia entre la vida y la muerte, así de poderosos somos con el uso de nuestras palabras.

Sin embargo si el alma esta enferma, nuestra mente transmitirá mensajes equivocados; en el peor de los casos seremos portadores de malestar, ¿cómo podríamos ofrecer algo mas cuando nuestra alma misma sufre?, pero hay ocasiones en las que ni siquiera somos conscientes de ser poseedores de tal poder.
Caminamos por la vida ignorando el efecto que cada una de nuestras palabras puede tener en la vida de alguien más y nos damos el lujo de decir cuantas cosas se nos vienen a la mente sin pensar, sin preguntarnos si realmente es ese el mensaje que queremos trasmitir o es solo un momento de cólera o de rabia.... Lastimamos a quienes amamos y muchas veces ni siquiera nos damos cuenta!!!

Jamás llegaremos a conocer cómo están las personas con las cuales nos vemos a diario; las personas hemos desarrollado elaboradas máscaras que suelen proteger nuestro interior, que ocultan nuestras debilidades y quizá sea por eso que muchos caminan creyéndose con el derecho de ser hirientes, ofensivos, despectivos...
Después de todo, ¿qué importa si lastimamos a alguien?, ¿cierto?. Lo que realmente ignoramos es que en la mayoría de los casos aquello que decimos suele reflejar más de uno mismo que de aquel a quien van dirigidas nuestras palabras.
Si dejamos que nos lastimen, estaremos permitiendo que aquello que infecto el alma de esa persona también nos contamine.

Caminemos con la certeza de que cada palabra dice mucho más de quien proviene que de la persona a la cual va dirigida, la próxima vez que escuchemos algo que nos lastima, recordemos que probablemente proviene de una persona que tiene el espíritu enfermo, que desconoce el inmenso poder que tiene de construir puentes, de estrechar lazos, de reafirmar bienestar en el corazón de los demás y de sí mismo. 

Precisamente por ello se suele decir que hay personas que son portadoras de luz y otras portadoras de oscuridad. Si uno tiene el alma sana, si uno no se deja contaminar por la oscuridad de alguien que dejo que su espíritu se apague hace mucho; entonces, solo entonces podrá llevar luz a donde quiera que vaya. 
Realmente espero que comprendas que tus palabras poseen el inmenso poder de llenar de luz la vida de alguien o llenarla de oscuridad y que tus palabras expresarán mucho más de ti de lo que realmente imaginas; que tienes el poder de construir mundos o de destruirlos.... ¿cuál es tu elección?.

Que tengas una semana plena de alegría. Hasta la próxima!!!.


domingo, 30 de julio de 2017

SALIR A FLOTE

Amigos!!!:
¿Cómo están?, recuerden que uno no solo debe ver pasar los días, éstos deben ser vividos. Otro mes que podemos guardar en el baúl de este 2017 que se va apagando poco a poco; de él ya iremos haciendo un balance de vivencias (éxitos, fracasos... vida).

Hace unos días recordé que uno aprende a flotar en el agua antes que a nadar; para quienes lo han hecho saben que cuando uno se mueve imperiosamente en el agua tratando de evitar ahogarse, jamás podrá flotar; se necesita serenidad para poder dejar que el cuerpo flote tranquilamente en el agua.
Esto hizo que comprendiera con mayor facilidad que en la vida pasa lo mismo con los problemas y es que si uno no se desesperaría, si uno no caminaría afligido quitando serenidad a la mente y desgastando nuestras fuerzas, veríamos que Dios esta en todo, que él siempre esta controlando el flujo de la vida (colocando a cada quien donde corresponde), la confianza nos dejaría flotar sobre cualquier situación hasta que lleguemos a donde Dios quiere que lleguemos.

Recuerdo que en todas las ocasiones en las cuales las "cosas" no salieron como esperaba, me desesperé, empecé a probar una y otra posibilidad para "recuperar" lo que había perdido, aquello que ya no formaba parte de mi vida o por el contrario tomaba una serie de decisiones para regresar al lugar donde yo pensaba que había sido muy feliz. En cada ocasión que tuve que atravesar por un camio abrupto me invadía un temor que crecía día a día pensando en todo aquello a lo cual tendría que enfrentarme, y por lo general a pesar de todos mis intentos por salir a "flote" de la situación nada volvía ser como antes, absolutamente nada..... El tiempo simplemente avanzaba y colocaba cada cosa en su lugar, entonces comprendía con asombro que todo estaba bien e incluso mejor, porque yo salía adelante con muchos más conocimientos de los que me hubiera podido imaginar en el pasado. Simplemente había sido yo quien decidió enfrentar cada uno de los días posteriores a un cambio o una situación inesperada en congoja, en desesperación, en desesperanza, me enfrente a mis propios "molinos de viento"!!!.

"Salir a flote" de una situación requiere que nos dejemos llevar a la superficie, que dejemos de "movernos", que nos serenemos para dejarnos llevar por el flujo de la vida. "Salir a flote" es comprender que somos libres pero que esa libertad esta regida a un destino "camino" que nos pertenece, ¿qué podríamos aprender si todos los días son iguales?, ¿cómo podríamos darnos cuenta de nuestras crecientes habilidades si no enfrentamos desafíos diferentes?. Atravesar una crisis es la forma que Dios tiene para decirnos que confiemos en él y que él confía en nosotros!!, que en lugar de angustiarnos como si estuviéramos solos, abandonados; mantengamos el alma y la mente serenos para poder ver que realmente Dios esta mostrándonos un nuevo tramo, que esta pidiéndonos que avancemos con él, que somos necesarios en nuevas "vidas" o en nuevos "lugares", en algunos casos solo esta moviendo un poco las "piezas" para que aprendamos más.

El problema es que Dios nos ha hecho tan libres que pensamos que podemos controlar todo y lo cierto es que somos libres de elegir cómo enfrentaremos nuestros días, nuestras vivencias, pero no nuestras lecciones. 
El poder juega un papel determinante en las personas, les lleva a creer que son dueños de todo, incluso de la vida de las personas, imagino que un "jefe" podrá enumerar veinte razones por las cuales tuvo que reducir personal, después de todo "grandes cargos requieren grandes decisiones", ¿no suele decirse eso en el mundo empresarial?. la realidad es que esas personas perdieron sus puestos de trabajo porque su tiempo en ese lugar había terminado; es Dios quien nos coloca donde debemos estar y nos retira de aquellos lugares donde ya no aprenderemos más. No somos las personas, siempre es Dios pero se nos olvida que él es nuestro Padre, se nos olvida que nos ama, que nada de lo que pase con cada uno de sus hijos será para que ninguno de ellos sufra. Se nos olvida confiar en él y saber que al final todo esta bien que todo esta como debe estar.

Alguno por ahí, estará diciendo "qué fácil se dice"; lo cierto es que comprender esto no es una tarea para nada sencilla, pero también es muy cierto que cada lección llega en el momento indicado, ni un día antes, ni un día después. Conseguir mantener la serenidad en medio de las dificultades nos llevará a conocer con absoluta claridad la voluntad de Dios y adentrarnos en su infinito amor, solo la confianza nos llevará a caminar sobre el agua aun en medio del mayor temporal.

Espero que estas líneas iluminen un poco tu camino. Hasta la próxima!!!.



domingo, 23 de julio de 2017

TIENES LA LLAVE EN TUS MANOS

Amigos!!!:
¿Cómo están?, semana maravillosa la que dejamos atrás y aún más prometedora la que iniciaremos. Espero que cada uno vaya evaluando su tiempo, rescatando todo lo bueno y aprendiendo de cada caída; de otra forma la vida se reduce a un simple pasar del tiempo.

Cada uno de nosotros en su vida, enfrenta; al menos una vez; una batalla de consideración, la misma que se vive en el alma, donde todas las cosas importantes de nuestro desarrollo se producen.
Una gran pérdida, una gran separación, una gran pelea, etc. Cuando esto sucede normalmente nuestro espíritu se llena de sentimientos negativos, no solo el espíritu lo hace, nuestra mente también se contamina con una suerte de pensamientos nefastos.

Se nos olvida que la vida sigue y no me refiero al simple pasar de los días, el problema es que a veces las dificultades llegan para quitarnos esos momentos llenos de vida y uno lo permite, dejándose arrastrar por las penalidades que siguen a una mala experiencia.

Comencé escribiendo que al menos una vez en toda nuestra vida debemos librar una gran batalla y el hecho de que éste momento se haya hecho presente no es aleatorio, nada de lo que sucede en la vida es coincidencia, todo tiene un propósito y una razón de ser. Normalmente este tiempo penoso pero necesario se hace presente cuando estamos en el camino correcto, cuando finalmente hemos encontrado aquello para lo cual nos hemos preparado toda una vida.

¿Por qué entonces se produce este tiempo de oscuridad?, porque todas nuestras habilidades son puestas a prueba, porque es quizá la prueba más importante que debamos enfrentar, de aquello solo podremos salir mucho más fortalecidos o por el contrario renunciaremos a todas las cosas que veníamos haciendo y que nos colocaban en el camino indicado, en nuestro camino.

Esta demás decirles que la última posibilidad solo significaría que habríamos fallado y que dejaríamos el camino que Dios trazó para nosotros. Creo que nadie quiere que eso suceda y si estas leyendo estás líneas te darás cuenta que tienes todo lo que precisas para salir a flote. Lo primero que debes repetirte es que a pesar de la gran oscuridad que parece rodear tu vida nada es tan grave como realmente lo crees.
Es necesario que te repitas eso una y otra vez, porque así conseguirás recuperar la claridad que tu mente necesita para hallar la salida, CREE que lo vivido no necesariamente refleja la realidad y disminuye tus temores sabiendo que la MAGIA existe y que se llama FE.

Sé que muchas veces escuchaste que la FE puede mover montañas y lo más seguro es que de niño te lo repetían muchas veces; pero la duda se fue instalando poco a poco en tu alma, al punto que no fuiste capaz de mover nada. Si ese es tu caso, no desesperes, la vida suele mostrarnos soluciones muy simples a los problemas más grandes, pero que tú aceptes esta afirmación como una verdad se producirá a su debido tiempo. El hecho de que tu aceptes que la FE puede ponerte a flote en la más grande de las tormentas, significa que estas preparado para seguir tu camino.

Ahora bien, para poder resistir la hora de la oscuridad; es preciso ver con más fuerza la vida,  a veces esto supondrá que debas obligarte a seguir con todo aquello que le hacía bien a tu alma y que contribuía en el bienestar de los demás. Hay momentos de nuestra vida en los cuales sentimos que dimos todo y que ya no podemos hacer más; es en ese momento precisamente que debes continuar, haciendo todo exactamente como lo venías haciendo antes de la tormenta. ¿Es difícil verdad?.

Si, se hace muy difícil continuar el camino, pero es la única forma de superar la prueba, de demostrar que aún en medio de la tormenta somos capaces de conservar nuestra fuerza, la cual esta intacta en nuestro interior. Nos da la impresión de que no es así porque hemos dejado que la oscuridad contamine nuestra alma y nuestra mente....

Puede ser que tengamos el alma hecha pedazos, pero debemos obligarnos a ver que Dios todavía permanece a nuestro lado, debemos mantener la calma lo suficiente como para ver que el vuelo de un ave surcando el firmamento, que el susurro del viento que hace eco en los arboles que se mueven con él, que todo eso y más en lo cual se traduce la vida todavía despierta en nosotros el anhelo de libertad, esa libertad que esta siendo atacada, no porque nos hayan encerrado impidiendo nuestro accionar, más bien porque nuestra alma esta siendo amenazada.

Recuerda que si sientes que ahora mismo el mundo se ha caído encima tuyo, que todo lo que te rodea se esta cayendo a pedazos, es porque tu momento de probar tu fortaleza ha llegado y que la mejor forma de demostrarlo es continuando tu camino sin renunciar a nada, absolutamente a nada que te reporte el más pequeño bienestar, déjate contagiar de alegría que encierra la vida que te rodea y no te preocupes por nada, confía en Dios y en el hecho de que él esta ahora mismo contigo. La CONFIANZA es la llave que activa la FE.

Espero que en las horas de dificultad puedas ver que no estas solo (a). Hasta la próxima!!!.






domingo, 16 de julio de 2017

¿QUE DICE TU MIRADA?

Amigos!!:
¿Cómo están?, una nueva oportunidad para escribir sobre temas que alimentan el espíritu e iluminan un poco el camino. 
A pesar de que esta semana el mundo mantuvo su marcha y las malas noticias siguen acaparando la atención de la prensa, festejo que todavía existamos personas que mantienen sus corazones a flote, tratando de llevar esperanza, alegría u optimismo por donde vamos. Espero que tú también seas una de esas personas.

Hace siete años que escribo en este espacio, hasta ahora que me doy cuenta que ya ha pasado tanto tiempo!!, la finalidad sigue siendo la misma: Tratar de que seamos más los que limpiamos el alma, lo que nos convertimos en antorchas de luz para quienes están cerca. El trabajo para lograrlo es como siempre un trabajo arduo con uno mismo, esa es la única forma de sobrevivir en un mundo donde la humanidad esta desapareciendo.

Esta semana quiero escribir sobre la belleza, imagino que a mas de uno que me sigue en la lectura le habrá venido a la mente la idea de la "belleza" física; sencillamente porque todos estamos acostumbrados a ese "concepto" a fuerza de vivir en un mundo lleno de personas "perfectas físicamente". Hoy quiero escribir sobre esa belleza que ya nadie toma en cuenta, sobre esa belleza que ha perdido su valor casi por completo. La belleza del alma pensarán algunos y ciertamente estarán en lo correcto, pero ¿cómo se puede reparar en esa belleza?. Se suele pensar que a las personas hay que conocerlas, hay que tratarlas, conversar con ellas para poder distinguir la belleza del alma.

Quizá sea por eso que muchas personas creen que "mejorando" el exterior pueden ocultar lo que llevan en su alma....

Existe una forma de expresión muy antigua, una que antes era  muy utilizada, muy conocida pero que hoy pertenece a lo más antiguo: La mirada, pero ¿puede la mirada ser un lenguaje?, ¿puede ser una forma de expresión?.Antiguamente se creía que aquellas almas destinadas a encontrarse se reconocerían por la mirada y no en vano se dice que los ojos son la ventana del alma pero hoy ¿realmente creemos en eso?...

Preguntando por ahí, me di cuenta que la mayoría de las personas ha olvidado reparar en lo que realmente la mirada de quien tenemos en frente tiene para decirnos, al parecer se ha hecho un misterio advertir el significado de la mirada en las personas. Creo que una gran mayoría se ha dejado convencer con un exterior bastante "retocado" entonces ha perdido su capacidad para leer las cosas del alma.

Sin embargo todavía existimos aquellos que no lo hemos olvidado, podemos advertir la tristeza aunque nadie este llorando, podemos advertir el brillo del amor que asoma en las personas enamoradas, podemos ver la sinceridad o la franqueza con la que alguien habla y por supuesto también podemos advertir el engaño, la mala intención, la rabia, etc.

Cuando uno repara en la mirada de las personas, puede ver mucho de ellas; la mirada no se puede maquillar para mejorarla, la mirada simplemente reflejará aquello de lo cual esta llena el alma. ¿Cómo podríamos ocultar aquello que llevamos en el alma y que en suma expresa quienes somos?.
Podemos arreglar muchas cosas de nuestro cuerpo con las cuales no estamos de acuerdo y aquí el alma tiene también mucho que ver, pues si no somos capaces de ver la increíble belleza que Dios puso en cada uno de nosotros, no podremos verla aunque cumplamos con todos los cánones de "belleza" que dicta el mundo.

Cultivar el alma, imprime directamente la belleza que buscamos; sencillamente porque el alma permanece intacta con el paso del tiempo, porque con los años el alma enriquece con todo lo que se ha aprendido.
De qué sirve que exteriormente seamos "perfectos" si nuestra mirada refleja un ser incompleto, si nuestra mirada refleja infelicidad, angustia, rencor, amargura. Todo lo que podamos hacer con nuestra apariencia no corregirá en ninguna medida lo que muestra nuestra mirada.

Las personas se han dejado convencer que las cosas del espíritu pueden pasar a segundo plano, que no son en forma alguna importantes, pero lo cierto es que rigen gran parte de nuestra vida, que cuidar el alma es lo más importante que haremos en la vida y que para ello precisamos tiempo de nuestras vidas.

Necesitamos regresar a la profundidad de nuestra alma, para que nos muestre las necesidades reales que tenemos, para que limpiemos la casa por dentro, para que corrijamos a fuerza de experiencias todo aquello que nos falta, para que un día podamos salir al mundo con la mirada clara, sincera, pacifica y alegre.
Todos buscamos a nuestro modo la felicidad, pero esa búsqueda no debe hacerse afuera, porque la felicidad reside en el alma, no en la cosas que podamos encontrar en el mundo. Antes de ser crítico con todo aquello que no te "gusta" de tu aspecto exterior pregúntate primero lo que tu mirada esta mostrando de ti a los demás .

Que tengas una semana maravillosa!!!. Hasta la próxima.




domingo, 9 de julio de 2017

FORTALECER EL ALMA

Amigos!!:
¿Cómo están?, yo como siempre feliz de que una nueva semana nos reúna en este espacio que fue creado para que compartamos un poquito de lo que vamos aprendiendo en la vida. Espero con la gracia de Dios que poco a poco vayamos llenando cada espacio de nuestro corazón con su amor infinito.
Los días pasan con la acostumbrada prisa que parece caracterizar nuestro tiempo, sin embargo que no nos impida disfrutar de las cosas más simples, de la sencillez que caracteriza la vida y que encierra toda la belleza de estar vivos!!.

Me gusta pensar que todos a nuestro modo vamos aprendiendo las lecciones que nos tocan a cada uno, pero esta semana particularmente quiero compartir con ustedes algo que he aprendido de tantos tropiezos que di a lo largo de mi camino.
Descubrí que la mayor parte de las cosas que quitan la paz son realmente artificios en los que cae la mente, uno deja que todo lo que pasa externamente mellen cada uno de nuestros pensamientos al punto que caemos en una vorágine de temores, reproches, culpas, desasosiegos que terminan por mimar el espíritu al punto que nos roba la paz. Cada uno de esos pensamientos de angustia y de temor no son otra cosa que ladrones que se roban la paz, nuestra paz.

A todos esos malos momentos hay que darles la bienvenida, a cada persona, palabra o acto que nos ha ocasionado una herida profunda hay que darle la bienvenida porque llegaron para comunicarnos aquello en lo cual  necesitamos trabajar más, esa parte de nuestra vida, de nuestra alma que necesita fortalecerse. Es preciso darle la bienvenida porque solo así podremos mantener la paz que necesitamos para ver lo que quiere decirnos cada cosa que nos lastima.

Sucede que normalmente todo lo que forma parte del caos que se ha instalado en nuestra vida tiene un solo propósito, sacudirnos con fuerza para que podamos ver con absoluta claridad aquello que precisamos reforzar en nuestra alma. Cuando estamos atravesando un "mal" momento, cuando sentimos que la tierra bajo nuestros pies ha desaparecido y tenemos la sensación de haberlo perdido todo, de estar en el aire; ese es precisamente el momento de mirar puertas para adentro lo que esa tormenta quiere decirnos, aquello en lo cual precisamos trabajar para salir dos veces más fuertes de lo que empezamos.

Una vez escuché decir que la persistencia crea resistencia y esta frase no pudo aplicarse mejor que ahora, pues cuando hemos sido lastimados reaccionamos como animales feroces, buscamos lastimar a quien no ha ocasionado la herida; pero en el camino nos desgastamos más, nos debilitamos, no recordamos que nuestra verdadera fuerza radica en nuestro interior, que es donde realmente vive Dios y esta esperándonos para sanar nuestras heridas para devolvernos a la normalidad de nuestros días.
Aquello que nos lastimó no tiene otro propósito que hacernos más fuertes pero si nos extraviamos en el camino del dolor, del rencor, de la decepción estaremos haciéndonos más y más débiles, terminaremos siendo arrastrados por la tormenta que se instalo en nuestro camino.

Muchas personas no logran salir de ese estado de rencor, de tristeza (depresión), de venganza; no resulta extraño que terminen por apagarse en su vida, dejaron que la luz de su alma se apague primero.
Las batallas que se libran en la vida no se resuelven en el exterior, las batallas se ganan interiormente, fortaleciendo el espíritu, llenándolo de vida, de amor, de paz; para poder regresar fortalecidos, habiendo arreglado aquello por lo cual la tormenta se instaló en primer lugar.

Los tiempos oscuros solo pueden ser vencidos llenándolos de luz, pero hay que pelear para que esa luz no se apague con los engaños de una mente amedrentada, de una mente temerosa. Cada rincón de oscuridad se ilumina con la luz del alma, por ello se hace necesario abrazarse a la vida, festejarla en cada una de sus caras, darle la bienvenida aunque a veces esto suponga adentrarse en lo oscuro del camino, la luz de nuestro espíritu brillará más fuerte entonces para que podamos descubrir cuál es la razón por la cual un poco de oscuridad era necesaria.

Los seres humanos somos tan valiosos como un diamante y al igual que él se creo a partir de un trozo de carbón sometido a presión y temperatura elevada, necesitamos atravesar todas esas horas de oscuridad para llegar ser seres de luz brillantes y fuertes para continuar.

Que esta semana encuentres aquello que precisas fortalecer en tu alma. Hasta la próxima!!