sábado, 14 de julio de 2018

UN SEGUNDO DE NUESTRA EXISTENCIA

He pensado muchas veces en todo lo que dejamos pasar de largo en nuestras vidas porque no creemos en ello. Esta es probablemente una palabra que habremos encontrado infinidad de veces, que nos la habrán dicho por lo menos un millón de veces, la pregunta es: ¿Cuál es nuestra reacción al escucharla?. 
Cuando estamos frente a una situación, una propuesta, una decisión por tomar; hay algo que sentimos en el corazón, un segundo de nuestras largas existencias que marca el resto de los sucesos. CREES QUE PUEDE SER O NO

Casi siempre las cosas más importantes son realmente muy sencillas; en este momento se me ocurre un ejemplo, uno muy extremista pero que puede servir para comprender mejor lo que les digo. Una persona esta diagnosticada con una grave enfermedad, sabe por otras persona que las posibilidades de que pueda seguir con vida son casi nulas, pero conoce una sola persona que tuvo en su tiempo la misma enfermedad y  pudo curarse, con un tratamiento muy simple en realidad; ¿te pusiste en el lugar de esta persona?, ¿qué elegirías creer?.

El problema es que sea cual sea la decisión que tomes, ese primer pensamiento que cruzó tu mente, esa sensación de éxito o fracaso que tuviste en el corazón; solo se irán afianzando con el paso del tiempo. Quizá por eso se dice que CREER implica realmente un salto de FE.

No son las circunstancias, no es el lugar, no son las personas; desafortunadamente esta es una batalla que solo tú tienes que enfrentar, puede ser que las personas a tu alrededor estén convencidas de que lo lograrás, de que puedes; pero nuevamente ¿qué es lo que crees tu?.

Yo creo que todas las cosas son posibles, creo que todos los días son buenos, creo que lo que terminó fue para algo bueno, como decía mi querido Pablo Neruda "Perdí apenas lo que nunca fue mio".

El trabajo como siempre, como todo lo que realmente es importante; es interior, no se encuentra esa fuerza lejos de uno mismo, y para poder llegar a ella es necesario tener claro qué es lo que realmente se quiere para uno, porque si no estamos seguros de lo que queremos no vamos a luchar por ello con todas nuestras fuerzas.

Uno pensaría que esto de la fuerza es algo físico ¿no?, con seguridad escucharon la canción de Alejandro Sanz "la fuerza del corazón", aunque claro la canción esta orientada al amor entre dos personas, lo cierto es que esa fuerza existe y es de esa fuerza de la que les hablo cuando me refiero a luchar con todas las fuerzas.

La vida no es complicada en realidad, somos nosotros los que la complicamos; nos conducimos mal por la vida; por alguna razón que aún desconozco; elegimos aferrarnos más a las cosas malas y creemos más en ello que en la posibilidad de que ocurran las cosas más maravillosas que uno pueda imaginar.

¿Qué te parece si empiezas a creer que el día de mañana realmente será un día bueno?, pero aferrate con todo a ello, aférrate con todo a CREER que todo es posible pero hazlo sabiendo qué es lo que realmente quieres, cuando lo hayas descubierto ve tras ello, no tengas miedo; el miedo solo conseguirá hacerte sentir inseguro.

No te preocupes por el tiempo, el tiempo esta pasando de todas maneras; que pase contigo trabajando en las cosas que realmente importan, hay mucho por hacer!!!.


domingo, 8 de julio de 2018

UN SER HUMANO DE CALIDAD



La amistad es como todas las cosas que alimentan el alma, muy difícil de encontrar en estos días sin embargo aún no es algo imposible, es el caso de una de las amistades que tengo desde hace ya muchos años, conversábamos de la vida, es curioso cómo el tema de las “cosas” de la vida siempre es uno de nuestros temas favoritos a la hora de reunirnos con los amigos, por lo menos así sucede en mi caso y que bueno que sea así!!.
En fin, reparamos en las cosas con las cuales soñábamos años atrás y cuántas de ellas se habían hecho realidad, llegamos a la conclusión de que seguimos avanzando a pesar de caminar dando tumbos.

Creo que esto nos pasa a todos, iniciamos nuestra andadura con un cúmulo de sueños, con un montón de planes, ¡planificamos nuestra vida!, pero como siempre sucede a la hora de planificar un proyecto, en el transcurso se van ajustando algunas cosas, si no tuviéramos esta maravillosa capacidad para adaptarnos a nuevos tiempos, nuevas situaciones; creo que sencillamente moriríamos.

Sin embargo y a pesar de la increíble cualidad del alma para amalgamarse, aún nos queda mucho camino por recorrer y es que aún tenemos la mirada puesta en ese mundo exterior se nos ofrece de forma cautivadora a pesar de que éste como ningún otro tiempo nos invita a mirar hacia nuestro interior.

¿Por qué?, sencillamente porque de ese mundo exterior ya no hay mucho más que buscar, porque de pronto todas las cosas están aparentemente al alcance de nuestras manos y ha sido tanto el afán de crear y de perseguir todas las cosas que creíamos que hacían falta en nuestra vida que hemos descuidado aquellas que eran valiosas para nuestra felicidad.

La amistad es un claro ejemplo de ello, pues en el afán de “conquistar” nuestros “sueños” empezamos a considerar que era importante tener amistades que en algún punto puedan ser de “utilidad”, la conveniencia fue ganando terreno y hoy “amigos” de conveniencia hay miles.

Por ello creo que este es un tiempo para regresar nuestra mirada a ese mundo interior que tenemos olvidado, pero que a fuerza de sufrimiento debemos volver a considerar, porque todas las respuestas que tratamos de conseguir en este mundo externo ( que en buena medida se esta cayendo a pedazos ) ya no conseguen suplir las necesidades del alma.

Este es un tiempo que nos invita a enriquecer el alma, a perseguir el éxito pero esta vez como personas, como seres humanos; nos invita a acrecentar tesoros, pero de esos que ya son muy difíciles de hallar como las amistades o los amores verdaderos. Vaya que hoy en día sí que se hace necesario exigir calidad pero como seres humanos, preguntarse nada mas ¿qué clase de ser humano soy?, ¿soy un ser humano de calidad?; porque para exigir primero hay que ver cómo somos nosotros y lo que tenemos para dar.

Yo creo que indudablemente éste sí que es un tiempo para mirar ese mundo interior, porque no somos felices, porque todo lo que podemos encontrar fuera de nosotros no ha servido más que para alimentar la ambición desmedida, la vanidad, el ego, todo lo que en verdad está muy lejos de aquello que nos hará felices.

¿Conoces la historia del bambú?, es una de mis favoritas pues éste árbol tarda como siete años en crecer, pero cuando empieza a hacerlo no solo crece como el árbol más fuerte sino que alcanza enormes alturas, lo cierto es que se demora todo ese tiempo en echar raíces tan profundas de tal manera que ningún viento o tempestad puedan hacerle caer.

Imitar al bambú no nos vendría nada mal, de nada nos serviría erguirnos con orgullo a la vista de todos, si no hemos alimentado primero ese mundo interior que hará que seamos seres humanos cuyas raíces (integridad, honestidad, etc.) le hagan ser el más fuerte, el más seguro y el más humano de todos. 



domingo, 1 de julio de 2018

DIALOGAR EN LUGAR DE DISCUTIR

Se hablan de muchos términos que en el fondo solo implican ponerse en el lugar del otro; algo que a juzgar los días que vivimos ya no se practica mucho porque aunque duela reconocer el egoísmo es el pan de cada día, sin embargo de entre muchas otras cosas que valdría la pena recuperar, tener la capacidad de ponernos en el lugar del otro es algo que mejoraría mucho nuestra propia vida.
Sencillamente dejaríamos de exigir todo el tiempo, empezaríamos a escuchar y nos daríamos cuenta que nuestra forma de hacer las cosas y ver la vida no es perfecta.

La mayor parte del tiempo, las discusiones y los distanciamientos se producen porque no somos capaces de comprender a quien tenemos a lado, por alguna razón tenemos la imagen de los demás que nosotros nos hemos imaginado o la que nos gustaría que tengan y como la realidad nos golpea en la cara empezamos a exigir.

Comprender que las personas en su generalidad tenemos virtudes y defectos nos ayuda a comprender qué es lo que le esta pasando a la otra persona y podría sorprendernos descubrir que a lo mejor es un problema que nosotros también tenemos.

Es necesario saber escuchar lo que los demás tienen que decir y a partir de ahí meditar cuál es la mejor manera de actuar. Las persona son tan diversas, cada una tiene algo que proponer desde su propia unicidad y esta diversidad es lo que realmente enriquece la vida porque lo que tú no puedas hacer en un momento dado, con seguridad habrá alguien más que pueda resolverlo.
Solo hace falta ver desde la perspectiva de la otra persona para apreciar lo que tiene para dar y para comprender lo que jamás podrá hacer.

Por otro lado es bueno salir de uno mismo para ver con absoluta claridad lo demandantes que podemos llegar a ser o si nuestros muchos o pocos defectos están contribuyendo  a nuestra soledad e incluso a nuestra irritabilidad y cansancio pues indudablemente resulta muy agotador tratar de imponer tu propio punto de vista todo el tiempo.

La próxima vez que discutas con alguien recuerda que todos somos imperfectos, trata de ponerte en el lugar de la otra persona, trata de escuchar lo que tiene que decirte, corrige aquello en lo que tu estés equivocado, eso mismo contribuirá a hacer de tí alguien mejor de lo que eres.
Dialogar en lugar de discutir no solo te devolverá la tranquilidad, podrás contar con al menos dos puntos de vista para tomar una decisión.


domingo, 24 de junio de 2018

AUN ESTAS A TIEMPO

Aquellos que disfrutamos el football sabemos que el mundial siempre nos llevara a vivir a pleno las alegrías, las tristezas y por supuesto los nervios, ¿por qué les digo esto?, no se preocupen; me sirve para el ejemplo. No se qué es lo que piensa la mayoría pero que un equipo gane o lleve la delantera por un penal que se cobro, personalmente no me gusta, a pesar de que los penales son parte del juego, realmente prefiero que los goles se marquen por jugadas maravillosas, desde esta perspectiva es mucho más molesto que el penal cobrado sea por una jugada que en realidad no existió.... ¿tiene algún mérito ganar o tomar ventaja de esa manera?.
Ahora, esto es realmente de lo que quiero escribir hoy: Uno puede aferrarse a la frase de Maquiavelo "el fin justifica los medios", nunca estuve de acuerdo con ello, pero como uno ve las cosas en el mundo y qué decir el mundo!!, en nuestro entorno; cada día hay más gente que vive de esa manera, entonces vuelvo a preguntar ¿tiene algún mérito vivir así?.

Saber que uno ha conseguido algo por lo cual esperó mucho tiempo y en lo que trabajo con todo lo que estaba a su alcance, es disfrutar a pleno de la conquista; es saber que el esfuerzo valió la pena aunque requirió de nuestra parte muchas horas de no saber si se podría lograr pero nunca se dejo de creer.

Y aquí ya a aparece una palabra pequeña pero muy importante: CREER. 
Esta sola palabra nos invita a hacernos tantas preguntas: ¿En qué creemos?, ¿en quién creemos?, ¿creemos siquiera en nosotros?, nos perdemos lo mejor de transitar el camino sin atajos, sin engaños, nos perdemos la inmensa posibilidad de disfrutar de cada etapa, de aprender de cada una de ellas.

Jamás se consiguió algo, sin una pequeña dosis de sufrimiento, de esfuerzo y es importante porque nos obliga a aprender a ser tenaces, constantes, a conocer y fortalecer nuestras destrezas, aprendemos mucho más de nosotros mismos que tomando el camino fácil, pero lo más importante de todo: Nos hacemos FUERTES.

Tomar el camino fácil no te aventaja, te debilita; piensa en ello en cada cosa de tu vida porque cada cosa conseguida con esfuerzo es en verdad una conquista.
Todas las cosas en la vida tienen que ver con tus conquistas hasta las que ni siquiera imaginas en este momento. Elegir por ejemplo a la persona que te acompañara en el gran proyecto "de familia" con el que sueñas es en verdad una conquista pero será una en la que se probarán muchas cosas en ti que debiste aprender en tu camino recorrido, porque indefectiblemente "esa persona" será la que después te ayude a educar a tus hijos, ambos les enseñarán el camino para que un día ellos también puedan ser unas personas fuertes, seguras e íntegras. Uno no se puede saltar lecciones!!!.

Y si vamos recorriendo más ejemplos, de mucho no te servirá que alguien te ayude a conseguir un empleo para el cual tú no te capacitaste antes, no se puede adquirir experiencia en unos días y eso es igualmente importante para todo en la vida. 
Espero que vayas dándote cuenta que saltar etapas, saltar lecciones, tomar el camino fácil a la única persona que perjudica es a ti.

Valora cada cosa que obtienes con esfuerzo, no te mientas a ti mismo; conócete ¿cómo puedes depositar tu proyecto de vida en una persona que casi no conoces?, ¿cómo puedes siquiera creer en alguien que a quien no le has dado la oportunidad de probar todas sus habilidades?.

Si, por desgracia así como van "viviendo" todos, nos parecería que recorrer el camino de una forma honesta es algo que solo unos "cuantos" harían pero déjame decirte que la vida tiene mucho más que mostrarte, enseñarte y probarte que lo que aparentemente se consigue de una forma u otra.

Tú eres quien elige, nadie más que tú es el responsable de tu felicidad, piensa al menos en esto para continuar tu camino, el trecho que ya se ha recorrido importará solo por las lecciones "muchas o pocas" que hayas adquirido pero esta andadura sigue su curso, aún estas a tiempo de valorar lo que realmente importa.




domingo, 17 de junio de 2018

AÑORANDO O ESPERANDO

Se dice que se puede perder la vida en un instante, si es cierto; pero también se vive la vida en un instante y lo cierto es que no nos damos cuenta, aunque pienso que en realidad sí estamos conscientes de esto pero no tenemos la práctica suficiente para vivir la vida de esa manera: en un solo momento, en un instante de nuestro tiempo.
Pasamos nuestro tiempo añorando el pasado. Siempre me he preguntado por qué es mucho más fácil ver que hubieron momentos felices cuando éstos ya pasaron, ¿por qué de pronto poseemos tanta claridad para ver que fuimos felices cuando ya no somos capaces de disfrutarlo en toda su plenitud?.

En contraposición pasamos nuestro tiempo esperando, no diré el futuro; esperamos que sucedan las cosas que creemos que nos harán felices y pasamos nuestro presente con la mirada puesta en ese momento que imaginamos un millón de veces.

Desperdiciamos nuestro presente añorando o esperando, el problema es que nuestro presente pasará de todas maneras, solo que nunca lo pasamos viviendo por lo menos no de forma consciente.

¿Qué pasa que no podemos valorar nuestro presente?, no tenemos práctica; heredamos un montón de cosas desde que somos pequeños, no solo de nuestros padres, también de nuestro entorno; las personas en general han aprendido a "vivir" en recuerdos, en prisas, en anhelos. No es algo que se haga de forma consciente, es algo que simplemente se ha heredado con muchas otras cosas que no somos capaces de ver a simple vista. 

Hace falta empezar a ver el valor de un solo segundo

¿Cómo se puede adquirir la práctica de vivir el presente?, valorando los instantes; los pequeños momentos en los que nos sentimos felices, ahora por ejemplo que se va viviendo el mundial de football, la celebración de un solo gol de la selección que apoyamos nos hace felices... en un breve instante, durante un breve momento, somos felices!!.

Dejar nuestros deseos, nuestras expectativas en la manos de Dios y valorar lo que se tiene; las cosas que deban llegar lo harán a su tiempo, valorar aquellas que forman parte del hoy así pequeñas, simples es la forma de vivir.

¿Quién no ha reído a plenitud con un solo chiste bien contado? y no tomó de nuestro tiempo mas que un solo momento, no nos preocupó que vayamos a olvidarlo o que no seamos capaces de contarlo de la misma manera, en ese breve momento simplemente nos permitimos ser libres para reír, para alegrarnos, para vivir la vida tan cual es, sin preocupaciones, sin incertidumbres, sin decepciones o fracasos. 

Solo tú conoces cuáles son los instantes de felicidad que forman parte de cada día; creo que mereces abrazar la vida, tu vida a pleno; minuto a minuto, instante a instante; se puede perder la vida en un instante, pero también se puede ganar la vida en un instante.

La vida no se construye de pasados, no se construye de anhelos.... La vida se va construyendo en este presente lleno de instantes que dejamos pasar porque elegimos vivir añorando o esperando.






domingo, 10 de junio de 2018

SER COMO EL AGUA

Y uno se queda pensando en las magníficas propiedades del agua; a primeras luces parecería que lo que acabo de escribir forma parte de un texto de salud y aunque sé que muchos con seguridad ya conocen los enormes beneficios del agua, hoy como siempre quiero escribir sobre el alma, entonces ¿qué tiene que ver el agua con eso?.

Es justo hacerse esa pregunta y deberíamos hacérnosla más a menudo; porque no sabemos olvidar, no sabemos limpiar el alma, simplemente desconocemos cómo deshacernos de aquello que nos resulta tóxico. Esta última palabra por ejemplo es muy utilizada en tantos lugares y es que en el fondo nos hemos acostumbrado a ver tan solo aquello que esta frente a nosotros, aquello que con una simple inspección podemos apreciar, y en este contexto es muy sencillo advertir todo lo que le pasa al cuerpo y lo que le hace daño.

Si nos diéramos a la tarea de ver un poco más allá, nos daríamos cuenta que estamos llenos de toxicidad, que hay factores, personas, recuerdos que intoxican el alma mucho más que cualquier alimento que uno pudiera ingerir.

Una vez escuché decir que las personas felices no se enferman; ¿qué piensas de esto?, yo creo que en en realidad lo que realmente influye es nuestra capacidad de limpiar el alma, la felicidad  y su búsqueda incansable nos ocupa tanto que se nos olvida que la felicidad es un conjunto de cosas, en ese sentido sería bueno recordar que debemos ocuparnos también de conseguir la paz, la serenidad y miren que cultivar la serenidad como personas, es una tarea tan difícil!!, la mayoría de las personas camina al borde de un ataque de nervios y quizá por eso es más fácil encontrar personas dispuestas a responderte con una grosería antes que alguien que tenga una buena disposición ante la vida.

Lo cierto es que el espíritu sufre y lo hace de muchas maneras, las personas que son incapaces de darse cuenta que ese mal humor, esa ira que van desparramando a donde van, son cosas que en el fondo lastiman solo a sus espíritus. Nadie se hace más daño que ellos mismos, porque son su principal fuente de toxicidad, en buena medida alimentada por sus pensamientos iracundos.

Entonces, nuevamente; ¿qué tiene que ver el agua con todo esto?, que basta ver cómo fluye bien sea en un manantial o simplemente en el grifo de la pila cuando uno la abre; el agua simplemente fluye, clara, en ocasiones serena y en otras turbulenta, pero fluye....




¿A quién no se le inunda el alma de paz de solo ver la manera en que cae la lluvia? y lo cierto es que en ese pequeño momento el alma ansía fluir con ella, anhela limpiarse como hará la lluvia con cada cosa sobre la cual caiga. Es innegable que los árboles, las flores y todo se ve mucho mas colorido, más limpio después de la lluvia, hasta el cielo se ve mejor!!.

Hace falta recordar que en las cosas del alma, aún caminamos como niños que cursan el primer nivel de estudios; desconocemos mucho, tenemos tanto que aprender. Siguiendo esta ruta seria bueno aprender del agua y dejar fluir aquello que nos pasa. Los malos recuerdos, las peleas principalmente las palabras que se dijeron y que nos lastimaron, las ausencias, las despedidas, a los errores es bueno prestarles atención para aprender de ellos pero traerlos al presente una y otra vez alimentando la inseguridad tampoco es de utilidad, ni siquiera los buenos momentos deberían retenerse pues si fuimos felices un día con seguridad lo volveremos a serlo muchas veces más!!.

Recordar que así como el agua, la claridad irá ganando espacio en el alma y ante la luz toda oscuridad escapa.

"Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos."
(Heráclito)

Si aprendemos a dejar ir aquello que ya no forma parte de nuestra vida, si aprendemos a limpiar aquello que intoxica el alma, nos regalaremos la magnífica posibilidad de conocer a la mejor persona que podemos ser. Tú puedes ser el verdugo o el héroe de tu propia vida, de una forma u otra tú eres el protagonista de tu propia historia, no lo olvides.




domingo, 3 de junio de 2018

¡FELICIDAD!

Inicio Junio y lo hizo de la mejor manera!!!, agradezco en el alma por tantos buenos deseos que he recibido para este nuevo inicio de mes; es bonito rodearse de personas que siempre comparten contigo un mensaje de felicidad y bienestar, eso por supuesto hace que uno mismo se exija para corresponder de la misma forma o para ser embajador de BIEN como lo son otros.

En medio de este ambiente de cordialidad con el que inició Junio, curiosamente el mes que marca la mitad del año; hubo algo que decidí rescatar y transmitirles hoy: FELICIDAD, empieza con FE.
Hubo una persona que me hizo reparar en ello y me gusto mucho este nuevo descubrimiento. Pude observar muchas veces y de muchas maneras la palabra felicidad y realmente nunca reparé en ello, por supuesto que para mí fue como descubrir una vez más un tesoro escondido en el mar de letras que utilizamos a veces hasta con indiferencia.

Todos tenemos el deseo de ser felices y las posibilidades son tan bastas como un abanico; creo que la felicidad es tan particular como lo somos cada uno de nosotros, no se trata de una receta que puede realizarse muchas veces. Sencillamente cada uno busca aquello que representa la felicidad para si mismo.

Esta búsqueda de la felicidad, tiene que tener una gran dosis de FE; esta es siempre una palabra cuyo significado en tan grande y sin embargo como todo lo increíblemente valioso es una palabra tan pequeñita.

Hace falta caminar por la vida con un poquito mas de FE, y son tan bastas las posibilidades: Fe en uno mismo y en lo que puede hacer. Creo que una de las cosas más nocivas para el alma es verse a travez de los ojos de los demás; dejar que los comentarios o lo que otros crean de cada uno contaminen nuestro camino, es lo más peligroso, solo cada uno sabe de lo que capaz. 
Cultivar y fortalecer la Fe en nosotros mismos, en aquello que imaginamos bueno para nuestra vida y en la forma en que utilizamos nuestras habilidades no solo para enriquecer nuestra vida, también la de aquellos que Dios puso en nuestro camino.

En este momento tú me dirás "ya salió Dios" y para mi siempre será así, porque para quienes creemos, depositar nuestra FE en él y en su infinito amor, hace que el camino a nuestra propia felicidad se afiance en la confianza de que no vamos solos y de que de alguna manera él vela por nosotros.

Nadie esta sujeto a comprender la Fe desde la mística de Dios; una de las cosas más lindas de estar vivos es que somos libres para elegir nuestro camino, pero si eres uno de los que comparte conmigo esa fe que se fortalece en el amor que Dios nos demuestra cada día, comprenderás cuando te digo que no importa lo que vayamos a encontrar más adelante confiamos en que nos llevará un poquito más cerca de nuestra felicidad.

Sea cual sea la forma en la que incluyas la FE en tu vida, hazlo; no la dejes de lado, este camino es de una sola vía, no hay retornos, no se puede regresar, el camino andado simplemente pasó. 
Busca tu propia forma de ser feliz, esfuérzate en ello, no existen fórmulas que apliquen para todos, eres tú el que va descubriendo la fórmula, eres tú el que la crea, así que vale la pena que imprimas todo tu esfuerzo en ello, en eso sí que vale la pena invertir tu tiempo.

Quisiera que a partir de hoy, pienses en las posibilidades que tienes de ser feliz, alimentando la esperanza de que será así; de que un día respiraras hondo y abrirás los brazos para abrazar la vida en toda su amplitud, no pierdas nunca la FE, es posible ser FELIZ!!!.