domingo, 19 de febrero de 2017

UNA FOTOGRAFIA DEL ALMA

Amigos!!!:
¿Cómo están?, hoy pinta un cielo gris; probablemente mas tarde caerá la lluvia, limpiará las hojas de los árboles y las flores, como tantas veces lo hizo antes, pues todo cielo gris siempre trae algo de luz.
Al igual que nuestras vidas; siempre todo momento de pesar deja inevitablemente una huella en el alma... Buena o mala, de cada uno de nosotros depende que matiz dejará. A mi me gusta pensar que siempre llega para limpiar el alma al igual que la lluvia....

Una hoja golpea mi ventana al ser arrojada por el viento que sopla fuerte y me pregunto ¿cuántas veces nos arrojo el viento?, con seguridad más de las que la mente alcanza a recordar, y a pesar de todo aquí estamos, viviendo... Resulta que una tempestad no nos mato, quizá porque aprendimos a sujetarnos con más fuerza, quizá porque hoy somos un poco más sabios que entonces.

El mundo de hoy ha clasificado muy bien a las personas: Exitosas o fracasadas; Ganadores o perdedores, ricos o pobres... podríamos pasar un buen tiempo enumerando una larga lista que pasaría por la tenencia, el cargo que se ocupa en el trabajo, la belleza, etc.
Si al parecer el "mundo" lo tiene todo muy claro y es en medio de esa "claridad" que muchos han perdido el alma, se han extraviado en su propio viaje, tanta "claridad" termina también por cegar.

Hemos perdido tanto el contacto con ese maravilloso mundo interior que ya ni siquiera somos capaces de conversar entre nosotros, el ruido de la tecnología termino por callar al alma o es que  ¿el alma busca desesperadamente una forma de comunicarse?, tal vez por eso vemos más personas escribiendo por su celular, quizá con otras personas que viven la misma soledad...

Son tantas las fotografías que se toman con un celular, ¿quizá en un triste intento por "documentar" la vida?, lo cierto es que la vida uno simplemente la vive, sin mensajes de textos, sin autoretratos, se vive nada más que eso, el problema es que hoy hemos inventado títulos para cada cosa, asistimos a la escuela, al colegio, a la universidad, obtenemos maestrías, doctorados en fin, estudiamos, aprendemos, pero.... ¿quién nos enseña a vivir?.

¿Y si podríamos sacarle una foto a nuestra alma?, ¿cómo saldría?; ¿qué nos diría?, ¿es que pensamos que el alma es inmarcesible?.....
Si podríamos ver una sola fotografía del alma, veríamos en ella que agoniza, que nos pide que la rescatemos del olvido en la que la hemos sumido, tristemente algo de esa alma que agoniza en el interior asoma de tanto en tanto en esa mirada de angustia que a veces alguien nota, en ese suspiro que se escapa cuando ni siquiera nos damos cuenta, en esa lágrima que se nos escapa cuando aquel viejo recuerdo aparece en medio de nuestros pensamientos...... el alma agoniza en medio de esa "claridad" en la que estamos sumergidos.

"Supongo que un fuego que arde tan brillante no está destinado a durar." 
(Allegiant, Veronica Roth)

La vida sigue esperando, ahí afuera; resplandece con cada uno de nuestros latidos, le susurra al alma que el siguiente día será diferente, que finalmente ella podrá verla en todo su esplendor, que un día la humanidad comprenderá que han sido inútiles sus esfuerzos por simular la vida, que perdieron el rumbo.

Una fotografía es solo un instante de la vida que perpetuamos con el afán de recordar un momento, con la ilusión de encerrar en ella la felicidad, el bienestar o la belleza que tuvimos en ese momento, una fotografía es solo un instante en el infinito de la vida, quizá un día mucho más cercano de lo que ahora mismo nos imaginamos, la fotografía de nuestra alma nos cuente mágicos momentos de libertad, de claridad, de anhelos recuperados, DE VIDA.....






domingo, 12 de febrero de 2017

EL AMOR JAMAS SE PIERDE.... SOLO SE TRANSFORMA

Amigos!!!:
¿Cómo están?, a las puertas de celebrar el día del amor o día de San Valentín, como quieran llamar a ese día. Es una fiesta muy bonita, porque nos recuerda nuestro afectos, esos seres en quienes hemos depositado nuestro cariño.
Debemos llenar nuestra vida de celebraciones, en esta fiesta en particular vale mucho la pena recordar que el amor no puede reducirse al que existe solo en una pareja, el amor es mucho más grande. Estamos rodeados de amor, así que ese día tomen en cuenta a todos aquellos que han llenado de amor y felicidad sus vidas, recuerden a sus familiares, amigos, mascotas  porque el amor es más grande y más fuerte!!!.

Hace ya algún tiempo tuve el placer de ver la película "Love Happens" (titulada en español Amor Inesperado) protagonizada por Jennifer Aniston y Aron Ekhart, esta semana me gustaría hablar sobre las distintas facetas del amor y empezar con el mensaje que nos deja esta película creo que sería bueno.
Lo cierto es que esta película nos invita a pensar en todas esas oportunidades que hemos cerrado el corazón por no haber limpiado las heridas de un amor ausente en su momento.
Pasear por el camino de la vida nos lleva a aceptar que nada es para siempre, pero el amor si que lo es. 
Sin embargo ¿qué sucede con aquellos corazones que amaron profundamente y perdieron a ese ser maravilloso porque la muerte se hizo presente?.....

Lo cierto es que la muerte no nos arrebata nada; es el dolor de la pérdida lo que nos lleva a cerrar el corazón con la firme convicción de que no volveremos a amar, en algunos casos la culpa por todas las cosas que hicimos o que NO HICIMOS, lastiman tanto el corazón que sentimos con absoluta certeza que nuestro corazón se ha roto, pero lo único que realmente se ha roto es nuestra capacidad de amar, de poder reencontrarnos con el amor que nos rodea de tantas formas.....

Cuando uno ha atravesado por la pérdida de un ser amado, el proceso del duelo es largo, pero necesario; uno no puede ir reemplazando afectos como si se tratara de cosas que uno puede comprar en una tienda, el tiempo de duelo debe también llevarnos a PERDONAR, pero sobre todo perdonarnos, por todo lo que hicimos mal o por todo lo que NO HICIMOS.

Creo que la expresión "el amor es más fuerte", jamás fue mejor escrita, porque a pesar de encerrar al corazón en la coraza más dura, el amor jamás desaparecerá ni nuestra capacidad de albergarlo en el corazón. El ser humano difícilmente esta lejos del amor, pero a veces este amor se presenta en la forma en la que cada uno precisa en un momento dado de su vida.

El amor no se pierde nunca, el amor simplemente se transforma, el proceso de la pérdida abre nuestros ojos a otros escenarios que jamás consideramos y es que uno puede perder a un ser querido (pareja, familiar, mascota) pero jamás perderá el amor y su capacidad de amar.

Es triste perder un amor, pero en el fondo esa tristeza es la más hermosa celebración de nuestra inmensa capacidad de dar amor. 
Solo aquel que sabe lo que es el amor, es capaz de reencontrarlo nuevamente, el amor esta reservado a aquellas almas grandes que han sido tocadas por la enorme bendición de Dios y por eso fueron capaces de reconocer el regalo del que fueron merecedores, pero recuerden que el amor jamás de pierde, solo se transforma; porque algo tan grande como el amor jamás puede destruirse.

Hablamos de que el amor es inmenso, tiene muchas facetas y una de ellas también es el amor ausente, ¿se puede hablar de ausencias cuando el amor esta de por medio?, el amor es más fuerte capaz incluso de vencer ausencias, de vencer distancias... No es de extrañar que uno sea capaz de "presentir" lo que le ocurre a ese ser amado aún cuando hay miles de kilómetros de distancia, y es que eso que llamamos "presentir" no es otra cosa que la comunicación del amor pues él no conoce de distancias.

Cuando dos corazones se han unido por el lazo fuerte del amor, no conocen de separaciones, no conocen de distancias; la comunicación entre ellos es tan clara como si estuvieran lado a lado.
La magia del amor es tan grande que jamás de pierde, jamás se rompe; solo se transforma.

Hay tantas formas en las que el amor vuelve o se nos revela que podemos recibir su visita incluso con la llegada de un animalito!!. Tal es el amor que puede revelarse de las formas más diversas!!!. pero hace falta no cerrar el corazón, hace falta curar esas heridas que dejaron amores pasados y abrazar la vida en toda su extensión.

El amor jamás desaparece, solo se transforma; después de todo, el amor es la mayor magia que puede existir en el mundo, porque para el amor nada es imposible. 
Me gustaría invitarles a que esta semana dediquen unos minutos a cerrar esas heridas que han permanecido abiertas más tiempo del que deberían, dediquen un tiempo a ver con los ojos del alma que su vida esta llena de amor, estamos rodeados de ella, porque el amor jamás de pierde, solo se transforma....

Que esta semana este llena de bendiciones!!!, les dejo con esta hermosa interpretación de David Garrett, del tema Viva la vida en violín. Hasta la próxima!!!.








domingo, 5 de febrero de 2017

CADA UNO EN SU CAMINO

Amigos!!!:
¿Cómo están?, espero que sus corazones esten listos para recibir todas las bendiciones que trae Febrero!!!. Aprendamos a darle la bienvenida a cada nuevo ciclo, cada nuevo inicio, cada día nuevo que recibimos, pues indudablemente la vida esta llena de bendiciones aguardando a que las encontremos.

Querer corregir a una persona o tratar de evitar que se equivoque es, en mi humilde opinión uno de los errores más grandes que uno puede cometer.
Creo que es una de las afirmaciones más difíciles de aceptar. Creo que nadie querría evitar que una persona se equivoque si esta persona no guarda un lugar muy especial en nuestro corazón. Sin embargo las personas jamás comprenden las razones que uno puede darles y lo cierto es que en realidad no lo entienden, no lo hacen por necedad, es que realmente no lo entienden.

Dios puso en nuestro camino una infinidad de personas, realmente es una gama diversa de colores; y digo colores porque cada una de ellas tiene algo bueno para aportar en nuestro camino y es precisamente esa maravillosa diversidad la que debe llevarnos a comprender que muchas veces seremos capaces de ver con absoluta claridad lo que determinadas personas deben hacer en determinados momentos de su vida y con seguridad habrán muchas otras que verán con absoluta claridad lo que nosotros debemos hacer en determinados momentos de la nuestra.

A esta "claridad" es a lo que me gusta llamar como "experiencia" de vida; y es en nombre de esta "experiencia" que adquirimos en la vida que debemos dejar que las personas recorran sus propios caminos, como nosotros debemos hacerlo.
Cada camino tiene sus caídas, sus tropiezos y sus aciertos, de ninguna manera habrán dos iguales, nuestros caminos son únicos como lo somos nosotros mismos.

Por ende, ninguna persona entenderá cuando uno trate de advertirle, porque  es como pedirle a un alumno de curso inferior que comprenda lo que un alumno de curso superior ya conoce.
Todos estamos aprendiendo, indudablemente habrán quienes sepan más y otros que sepan menos y esa es la vida. Tal vez compartamos un tramo del camino, pero de ninguna manera será el mismo para dos personas, simplemente cada una de ellas debe aprender lo que precisa en su momento a lo largo de su camino de crecimiento espiritual.

Ser capaces de comprender esto, evitará que desgastemos nuestras fuerzas tratando de hacer que los demás entiendan lo que queremos decirles, lo cierto es que cuando el alumno esta listo, el maestro aparece para impartir conocimiento, simplemente es el momento de avanzar y subir un peldaño más en la escuela de la vida.

Lo único que uno puede hacer es acompañar en el tiempo que Dios nos permite a aquellos que tienen un lugar especial en el corazón. Recorrer el propio camino y aceptar que hay mucho por aprender, creo que nunca se deja de aprender.....

Así que la próxima vez que sientas la tentación de luchar contra molinos de viento tratando de hacer que una persona recapacite o no realiza determinada acción, recuerda que esta persona esta recorriendo su propio camino, como lo estas haciendo tu ahora mismo, ningún conocimiento llega antes, ningún conocimiento llega después. No desgastes tiempo de tu vida, simplemente espera para cuando esta persona este lista para comprender lo que tienes para decirle....

Que esta semana este llena de gratos momentos!!!. Hasta la próxima.








domingo, 29 de enero de 2017

EL "SILENCIO" DE DIOS

Amigos!!!:
¿Cómo les va?, ¿cómo terminan este primer mes del año?, recuerden que para empezar a recibir las mejoras que esperan de este año, primero tienen que cambiar su forma de encarar el año. Ver claramente las cosas buenas de la vida, aquellas que alegran el alma, que alegran el corazón y por consiguiente llenan de paz. Empezar a pensar menos en todo lo que no tienen o todo lo que consideran que esta mal.

Hace muy poco tiempo he tenido finalmente la oportunidad de ver la película "Silence" (Silencio en español) y protagonizada por Andrew Garfield, Adam Driver y Liam Nesson, la película esta basada en el libro "Silence" de Shusako Endo, que cuenta la historia de dos sacerdotes jesuitas que viajan a Japón en el año 1640 en busca de su maestro y para difundir el cristianismo, durante el tiempo en el que se encuentran allí no solo son testigos de las persecuciones y las torturas a las cuales eran sometidos los que abrazaban el cristianismo, sino también ellos sufren en carne propia esta persecución y tortura.

Un relato sorprendentemente humano, pues no solo pone de manifiesto las crisis de fe que todos vivimos a nuestro modo y desde nuestras propias luchas, sino también la manera en la que los cristianos se aferran a esa fe de la cual apenas empiezan a conocer y sin embargo ya deja una huella profunda en cada uno de ellos.

Al terminar de ver esta maravillosa película, me quede pensando ¿cuántas veces hemos estado atravesando un profunda crisis de fe y no hemos escuchado la voz de Dios a pesar de haberla buscado incesantemente para dar paz a nuestra alma?, ¿cuántas veces hemos sido tentados por el mal?.
Cuando me refiero a las tentaciones del mal, no puedo evitar pensar que muchos consideran que tal cosa no existe o que es atribuible a un asunto de "unas cuantas personas fanáticas de la fe".

Minimizamos tanto las "tentaciones" que quedamos expuestos a cada una de ellas, pensamos que probablemente estamos lejos de ellas, sin embargo creo que la peor forma de pelear es la ignorancia o la indiferencia.

Uno podría enumerar muchas formas en las cuales somos tentados hoy en día, pero en esta oportunidad me referiré a la más común y es la que se manifiesta por medio de nuestros pensamientos, especialmente de aquellos que nos llevan a sumirnos en profundas depresiones, desesperaciones, frustraciones e incluso nos infunden verdaderos deseos de morir.

Esta es sin lugar a dudas la forma más sutil que el mal encuentra para torturar nuestra alma, para llevarnos a tal estado de malestar que no seamos capaces de salir. Es por lo tanto también la forma más peligrosa pues instala en nuestro interior tal inconformidad con nuestra vida o con un aspecto de ella que empezamos sin darnos cuenta siquiera a despreciar la vida que Dios nos ha dado.

Me gustaría, que por un momento pequeño, piensen en todas las ocasiones que sin darse cuenta siquiera empiezaron a pensar en todo lo que esta mal en sus vidas, para luego llegar a la irremediable pero previsible conclusión de que no pueden hacer nada por cambiar lo que en suma los hace verdaderamente "infelices".

Este estado mental, que da paso al emocional, que da paso al espiritual y posteriormente al físico; no es más que la forma en la que el mal va horadando en nuestra vida, nos venda los ojos de la realidad para evitar que veamos que hay mucho por que estar agradecidos. Lo peor de esto es que como son nuestros "propios pensamientos" los que nos hablan, no somos capaces de ver desde otra perspectiva nuestra propia vida.

¿Cómo podemos contrarrestar estos "pensamientos" de malestar y autodestrucción?, no voy a decirles rezando aunque ese es indudablemente el mejor camino, pero sí les diré que la mejor forma de contrarrestar esto es sustituyendo cada pensamiento negativo por uno bueno, es empezando a concebir la vida como un cúmulo de bendiciones aunque todo a nuestro alrededor nos muestre lo contrario.

No podemos pedirle a un enfermo que camine vigorosamente sin un tratamiento previo, lo mismo sucede con el alma, no podemos decirle que empiece a celebrar la vida si primero no le damos las razones "justificaciones" para que lo haga.

Pero ¿qué tiene que ver esto con el silencio de Dios?, la realidad es que tiene todo que ver, pues cuando el alma ha empezado a contaminarse con dichos "pensamientos" empezamos a buscar algo que nos ayude a mantenernos a flote, ese "algo" siempre es Dios y es que en el fondo sabemos que estamos enfermos y que él es el médico de médicos, pero una vez más ¿cómo podemos escucharle si no dejamos de oír nuestra "mente"?, ¿cómo podemos escucharle si no callamos esos pensamientos que poco a poco nos van sumiendo en la más oscura de las horas?.

No es que Dios este callado, es que nuestros pensamientos están hablando tan fuerte que no podemos escuchar lo que nos dice, la única forma de restablecer nuestra comunicación con él es por medio de la confianza, pues solo ella restablecerá las seguridad de nuestra alma, de que todo, absolutamente todo, esta como debe estar.

La confianza, hará que poco a poco vayamos alejando de nosotros esa "idea" de que todo esta mal, la nueva seguridad con la que cubramos el alma, instalará poco a poco la luz que nos deje ver las cosas buenas y bonitas de nuestra vida. La confianza hará que empecemos a bendecir la vida a partir de ser conscientes de que hay cosas que no dependen de nosotros, que hay cosas que dependen solo de Dios y otras que dependen de nosotros mismos, este es el único camino que instalará en nuestro corazón la paz que tanto ansiamos y será la única manera de sanar el alma.

La próxima vez que sientan que Dios esta en silencio, recuerden que probablemente "nuestros pensamientos" están haciendo tanto ruido que no nos dejan escuchar la voz de Dios, entonces recuerden que solo la confianza reconstruirá la comunicación que hará que el alma se sienta segura y entonces, solo entonces, desde la paz que sintamos en el corazón podremos escuchar la voz de Dios.

Recuerda que la vida esta llena de BENDICIONES, esfuérzate por verlas, abraza cada una de ellas, porque estan ahí para tí. Hasta la próxima!!!

PLEGARIA DE LA SERENIDAD
Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar,
fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar
y sabiduría para entender la diferencia.
Viviendo día a día; 
disfrutando de cada momento; 
sobrellevando las privaciones como un camino hacia la paz; 
aceptando este mundo impuro tal cual es y no como yo creo que debería ser, 
tal y como hizo Jesús en la tierra: así, confiando en que obrarás siempre el bien;
así, entregándome a Tu voluntad, podré ser razonablemente feliz en esta vida 
y alcanzar la felicidad suprema a Tu lado en la próxima. 
Amén.

domingo, 22 de enero de 2017

LA ESPERANZA ES LA LUZ DEL ALMA

Amigos!!!:
¡¡Qué cúmulo de noticias  nos ha dejado esta semana!!,  el mudo se esta moviendo para bien o para mal....... 

Recientemente leí sobre una vieja tradición japonesa "Kintsukuroi", que en suma es cubrir con oro o con plata aquello que se ha roto, pues de esa manera aquello que se ha roto vale mucho más.

Me gusto tanto la analogía que podemos hacer con nosotros mismos y es que ciertamente atravesar por un tiempo significativo y de mucha pérdida hará que jamás volvamos a ser los mismos. Seremos mejores, quizá no sea de un día para otro, pero en definitiva seremos mejores personas, porque los tiempos difíciles llegan para eso, para ayudarnos a crecer como personas, por eso es precisamente que no hay que tenerles miedo, de hecho creo que uno jamás debería tener miedo, a nada.

Recorremos este camino que llamamos vida, pasamos por tantos lugares, conocemos a tantas personas pero la vida avanza y nosotros lo hacemos con ella, acumulamos años, aunque ciertamente me gusta pensar que lo que realmente acumulamos son conocimientos, experiencias, recuerdos, lecciones....

Por eso, a este paso de la vida, a este recorrer la vida jamás deberíamos tenerle miedo, porque eso implica una sola cosa: Que no estamos completamente seguros de que vayan a pasar cosas buenas, especialmente en nuestro camino.

¿Cómo podemos sentirnos así?. Quizá porque nuestra alma de guerreros soñó con un monstruo que nos apaleo hasta el punto de dejarnos mal heridos sin esperanza, quizá no hemos cubierto completamente de oro o plata aquellas resquebrajaduras que tenía nuestra alma, quizá porque fingimos demasiado tiempo que somos "fuertes" y no nos dimos el tiempo suficiente para limpiar el dolor.
Nos repetimos demasiadas veces que "somos fuertes" y no le dejamos al alma limpiarse con esas lágrimas que asomaban y que a fuerza de seguir no dejamos salir.

Cubrir nuestras heridas implica ocupar con la esperanza el lugar donde esta el miedo, es despertar a un nuevo tiempo seguros de que llegaran buenos momentos, porque ya nos lo ha demostrado la vida, todo fluye y nosotros pasamos con ella, nada dura para siempre.

Considero que el temor es el peor enemigo que envenena todo intento de vivir nuevas experiencias, todo intento de avanzar con esa vida que nos guste o no ya lo esta haciendo.
El temor es el peor enemigo que arraiga en el alma, que asfixia el corazón pues no hay nada más tóxico que no animarse a la vida, es la jaula en la que nosotros mismos no es hemos encerrado aunque nadie haya cerrado la puerta.

Practiquemos albergar esperanza, abracemos esa vida que aún nos falta por recorrer, y sean muchos o pocos los años que nos queden por vivir, hagamos de cada uno de ellos los mejores de esta vida que es única.

La esperanza en el único medio que a veces nos mantiene a flote y es la mejor forma de alejar el temor de nuestros pensamientos.
Exhibamos esas heridas con orgullo, son la mejor marca del guerrero que sobrevivió a la más fiera de las batallas. Somos doblemente valientes y valiosos por haber sobrevivido a la más dura de las contiendas; no es característica nuestra el temor, el miedo.

La esperanza es la mejor arma que Dios nos ha dotado, para alejar los temores, para esperar tiempos mejores, para seguir, para confiar..... 
La esperanza es el oro o la plata con la cual cerramos las resquebrajaduras de nuestra alma, pues ninguna guerra contra el temor se ganó con la belleza o con el dinero, solo con la esperanza de que vendrán tiempos mejores.

La esperanza sin fe no significa nada, nuestras almas sin el aliento de vida que Dios puso en ellas no son más que una coraza vacía....



domingo, 15 de enero de 2017

DAR LUGAR AL OLVIDO

Amigos!!!:
¿Cómo les va?, pasan las primeras semanas de un año que apenas empieza, pero hace tiempo que venimos viviendo la vida, tiempo hace ya que presenciamos inicios y finales no solo de años, también de proyectos laborales o personales.
Personalmente celebro el inicio de un año, porque la sola palabra nuevo, inicio; implica un volver a empezar, pero este "volver a empezar" requiere primero una tarea muy difícil: Olvidar.

Si, a veces el corazón necesita vaciarse, precisa dejar todo lo que marco una época anterior, porque de otra forma no se puede hablar de un nuevo inicio; de otra forma se trataría solo de continuar....

Hoy quiero escribir sobre esto, porque a veces y creo que sucede a menudo, tendemos a enterrar tiempos pasados (felices o tristes) en el interior de nuestra alma, a veces elegimos hacerlo por no dañar a otras personas o simplemente porque queremos mostrarnos más fuertes y tratamos de seguir adelante, pero ¿cómo se puede seguir adelante si no vaciamos primero el alma, si no vaciamos el corazón de todo aquello que ya no esta más?.

Pensé en esto, cuando hace un tiempo una persona que casi sufre un asalto, contaba una y otra vez lo ocurrido, con aparente calma y a veces hasta con un poco de mofa; recuerdo que en ese tiempo me preguntaba ¿qué necesidad hay de recordar una y otra vez lo sucedido?.
Lo comprendí hasta hace unos días. Cuando una persona sufre la mordida de una víbora, lo primero que debe tratar de hacerse es sacar el veneno de alguna manera, pues con el alma y las malas experiencias sucede lo mismo, contar una y otra vez hará que ese sentimiento con el que la persona se ha contaminado salga poco a poco.

Creo que es cierto, callar, guardar en el alma sentimientos como la tristeza, la melancolía; solo llevarán al alma a llenarse de amargura, a rodearse de una coraza que tarde o temprano terminara por matar el espíritu.
Exactamente lo mismo sucede con los tiempos felices, no sirve de nada regresar una y otra vez a una época que ya no esta más y es que el recordarla constantemente no la volverá a traer al presente pero si puede evitar que estemos abiertos a nuevos tiempos felices.

Las personas no son fuertes porque jamás se vean mal, son fuertes porque han sido capaces de atravesar las dificultades y a pesar de ello seguir adelante, pero ese "seguir adelante" no implica enterrar en algún lugar del alma la tristeza, el malestar o la añoranza; implica continuar el camino revisando lo que se ha vivido tantas veces como sea necesario y ser capaces de dejar ir lo que haya producido pesar.

Seguir es saber que uno ha podido olvidar y que ese olvido se traduce en un espíritu sano capaz completamente de abrazar nuevos tiempos....
Olvidar es también perdonar, porque solo cuando uno se ha reconciliado con aquellos que han sido sujeto de sufrimiento o desdicha, es avanzar con la frente en alto, sabiendo que uno atravesó una tormenta, quizá la mayor de todas, pero que finalmente paso, ya no esta más en un presente que pinta prometedor, siempre y cuando no arrastremos heridas del pasado.

Si, inicia un nuevo tiempo, pero toda la felicidad, toda la dicha que este tiempo trae consigo, porque lo trae, tengan la seguridad de que es así; jamás podrá ser disfrutada a plenitud si  uno no transita primero el olvido......

Realmente deseo para todos ustedes un corazón limpio de toda amargura, de toda desdicha, de todo malestar, listo para encarar este nuevo tiempo que se abre ante ustedes lleno de días felices.
Es necesario permitirle a este nuevo tiempo que se presente con todo lo bueno que trae, porque viene repleto de gratos momentos!!!.

Hasta la próxima!!!.




domingo, 8 de enero de 2017

VIVIR CON EL ALMA

Amigos!!!:
¿Cómo les va?, ¿qué tal la primera semana de este año?; recuerden que todavía faltan muchas páginas por llenar de este nuevo año, pero que en definitiva éste se va construyendo día a día así que lo mejor que podemos hacer es disfrutar de cada uno de los días, que cada uno de ellos sea realmente una fiesta que deje grabada en nuestros corazones la felicidad y la emoción.

Estuve pensando en estos días, sobre un tema que he querido compartir desde hace mucho tiempo, pero como siempre Dios maneja nuestros tiempos, así que hoy escribiré sobre aquello que no reparamos, aquello que no vemos y que sin embargo se encuentra ante nuestros ojos, el problema es que a veces tenemos tan cerrados los ojos del alma que no podríamos ver lo que realmente es importante o valioso.

¿Cuántas veces han hecho algo por alguien más?, ¿con qué frecuencia reparan en la vida de una sola persona fuera de la de ustedes mismos?, ¿cuándo han realizado un trabajo sin haber recibido dinero a cambio, por el solo hecho de ayudar?. Son muchas preguntas, pero que tienen un solo significado: Vivir con el alma...

Muchas veces he escuchado a las personas decir que no se puede vivir así, que los sueños no alimentan, no cobijan, no dan techo; que uno no puede caminar por la vida sin buscar nada a cambio, que creer que eso es posible corresponde solo a los ingenuos, que Dios siempre esta presente en sus vidas, pero que es prácticamente imposible esperar que el lo haga todo.
Si, he escuchado muchas veces estas afirmaciones, más de lo que hubiera querido y con tristeza muchas veces he reconocido una sola cosa: Aquellas palabras que usamos a diario expresan mucho más el estado del alma, de lo que realmente creemos.

Estamos rodeados de una extraña y a la vez simple belleza, que no ve casi nadie porque casi nadie ve con los ojos del alma, he visto muchas personas vestir con las ropas más costosas, gastar dinero en posesiones insignificantes y aunque he visto toda suerte de demostraciones de "poder" jamás he visto un solo rostro que este lleno de más felicidad que en aquellos que no reparan en ayudar de la forma que sea necesaria, a quien lo precise, a quien se encuentren a su paso.

He visto la expresión de paz y dicha en aquellos que se han regalado unos minutos al día en poder ver todo cuanto nos rodea y sentir en ello que es Dios mismo quien va susurrando al oído que la vida es evidentemente bella!!!.
No necesitamos autos o mansiones lujosas, no precisamos nada más que ver con los ojos del alma; tristemente es algo que muy pocos conocen, son tan pocos realmente...

Muchas he escrito sobre la belleza que nos rodea y que podemos ver con tan solo escuchar el canto de un ave, con solo sentir el viento, con solo ver las hojas de los árboles moverse con el viento como si se tratara de una fiesta a la cual hemos sido invitados!!!, pero existe además un tipo de belleza que solo aquellos que dan sin medida pueden ver, existe un tipo de belleza que llena el corazón de dicha, que llena el corazón de paz..... ¿cómo es que uno puede verla?

Esta belleza se oculta tras el rostro de las emociones, pero no de aquellas que podamos sentir, se oculta en la dicha de esa persona a la que ayudamos sin que nos lo haya pedido siquiera, se oculta en en todo lo que realizamos y que se traduce en el bienestar de una planta o de un animal que cuidamos cada día.

Estamos rodeados de un tipo de belleza de la cual ni siquiera somos conscientes hasta que somos puestos a prueba, hasta que nos permitimos salir de nosotros mismos, de nuestras propias necesidades, de nuestra propia "vida" y empezamos a ver que somos útiles, que somos necesarios, que somos importantes para alguien o para algo en esta vida.



Cuántas veces nos hemos preguntado ¿y si hoy fuera el fin del mundo?, yo me he hecho esta pregunta muchas veces, y en cada una de ellas he pensado en todas las cosas que haría. 
Bueno estamos empezando un nuevo tiempo en la historia de nuestras vidas, sería bueno pensar que no es necesario que sea el fin del mundo para hacer aquello que nos reporta alegría, aquello que nos reporta paz.

Nos sorprendería ver cuán fácil es caminar el camino de la felicidad, si dejamos que sea el alma quien nos guíe, quien nos enseñe aquello que a fuerza de tener los ojos puestos en el mundo, hemos dejado pasar de largo.

Las personas hemos perdido mucha capacidad de amar en el camino, pero tenemos a los animales ellos nos dan un buen ejemplo. Yo creo que nadie que alguna vez haya dado su corazón a un animal puede decir que no sabe lo que es que ser recibido al llegar casa con tal emoción y muestra de cariño como lo hacen ellos, que no sepan lo que es sentarse a descansar y tenerlos a ellos brindando su compañía sin pedir nada..... Tal vez Dios los puso para recordarnos que la vida es solo eso, un minuto, un ratito, nada más....

Que tus días estén llenos de felicidad!!!,  recuerda que también puedes dejar tus comentarios aquí, o una de las redes sociales. Hasta la próxima.