domingo, 23 de abril de 2017

EL FARO QUE ILUMINA NUESTROS DIAS

Hola Amigos!!!:
¿Cómo están?, que mundo diverso y lleno de problemas, creo que se ha caminado la senda de la injusticia, el abuso de poder, la violencia como si se tratara de algo de todos los días.
Tristes como siempre las noticias que se escuchan de Venezuela, de Siria y si  de enumerar se trata cuántas cosas más podríamos decir....
Siempre he pensado que uno debe llevar luz a dondequiera que vaya de ahí el nombre de este espacio semanal, por ello este es un espacio donde siempre se hablara de temas que alimentan el alma, sin embargo uno tampoco puede mirar con indiferencia todo lo que acontece, que hay oscuridad en el mundo, claro esta;  y frente a ello muchas veces reaccionamos con impotencia, con angustia y desesperación e incluso muchas veces los hacemos también con violencia, uno empieza a llenarse poco a poco de oscuridad, hasta que un día el alma se ha amargado tanto, que ya no cree que nada vaya a cambiar..... 

Pero hay algo que sí puede cambiar y es uno mismo, el problema es que a veces la oscuridad ahoga el alma y no deja ver que hay formas de hacer que nuestra vida, la vida de aquellos a quienes amamos, el mundo se llenen de luz; después de todo la oscuridad en la que el mundo vive no se ha instalado de un día al otro, esto ha ido calando poco a poco en el alma de cada quien, hasta que no se ha podido negar lo evidente.... estamos encaminados a apagar la luz del mundo!!.

Por esta razón, semana a semana escribo sobre una diversidad de temas con la esperanza de que cada uno analice aquello que a su vida respecta, con la esperanza de que la luz empiece a brillar aunque al principio se trate de un pálido brillo que apenas se puede ver.
Si, muchas veces y de muchas formas; esa luz quiere apagarse, pero siempre ha de ser tarea de cada uno de nosotros darle vida, sacar a relucir lo mejor de cada uno y dejar de lado la cómoda postura de observador. 

Esta semana me encuentro leyendo el libro de C.S. Lewis "Cartas del Diablo a su Sobrino", una lectura que también les recomiendo; como el título describe con tanta propiedad, trata sobre una serie de consejos que el diablo le escribe a su sobrino que empieza a dar sus primeros pasos en su trabajo de perder almas. Llamó mi atención particularmente un apartado en el cual le insta a que la persona que fue designada al sobrino deje de acudir (poco a poco) a toda suerte de satisfacciones que podrían representarle el más mínimo atisbo de felicidad.
Como esta suerte de consejos nos encontramos con muchos otros que en suma apuntan solo a una cosa: La muerte del alma y por consiguiente la muerte de la FE.

Con relación a esta última, considero con tristeza que la iglesia ha contribuido en buena medida, sin embargo, hoy por hoy es tarea personal defender nuestra fe a cualquier precio; recordando que la fe no se trata solo de pronunciar un cúmulo de oraciones o de asistir a la misa todo lo que nos sea posible.
Alimentar la fe, enriquecer el alma, significa también que de tiempo en tiempo, precisaremos hablar con Dios, como lo hacemos con un amigo, significa que él será probablemente nuestro confesor, no para pedirle un sin fin de cosas, probablemente también para conversar con él; creo que las personas que tienen por costumbre este tipo de diálogo (oración) coincidirán conmigo en que la paz que se instala en el corazón es tan grande que bien puede regalarnos largas horas de sosiego y porque no de esperanza.

Los caminos de Dios siempre llegan a buen puerto, a menudo me contraria la manera en la que las personas ven a Dios, creo que es porque la mayoría se quedó con la idea de que "eso" es cosa de gente antigua, cuando la vida no esta lejos de Dios, el problema es que tenemos la idea equivocada de que Dios solo esta en un templo o en grupos de oración!!.

Quiero preguntarles ¿Cuál es el faro que ilumina sus días?, ¿cuál es el alimento que le dan a su alma?, ¿con qué llenan de felicidad sus horas?, para dar respuesta a estas preguntas, les recuerdo que muchas veces postergamos aquello que llena de dicha nuestras horas, porque "tenemos" que dedicarnos a aquello que "debemos", pero ¿por qué el trabajo por ejemplo es una obligación?, ¿por qué no puede ser algo que desarrollo con felicidad?.
La búsqueda incansable del amor, ha perdido más almas de las que podríamos imaginarnos; la humanidad lo busca, el problema es que hemos distorsionado el amor al punto que ya no lo reconoceríamos aunque lo tuviéramos delante de nosotros.

Una gran mayoría piensa por ejemplo que una imagen "adecuada" es la carta de presentación para que los demás se fijen en uno y yo me pregunto ¿será que solo las personas físicamente "bellas" pueden conseguir que las amen?, ¿será que solo aquellos que tienen dinero pueden ser felices?.
El amor nada tiene que ver con el aspecto físico, porque es un asunto de almas y cuando hablo del amor, me refiero al amor en general a ese que llena nuestro corazón de dicha; Uno puede amar su trabajo, puede amar a su familia, puede amar a su mascota, puede amar a su pareja, puede amarse a uno mismo.

Uno puede negociar con todo en esta vida, he escuchado decir que incluso con la muerte se negocia, aunque jamás he presenciado tal cosa; lo cierto es que con el amor jamás se negocia, porque no es un contrato, es una experiencia, es una vivencia, ¿cuál es el faro que ilumina sus vidas?.

Sucede que esta vida tiene una fecha límite, aunque mucho nos gustaría; nuestra vida no es inmortal, el alma sí que lo es; por ello la importancia de enriquecerla, de perfeccionarla, de corregir errores y transformarlos en lecciones.
Uno no guarda en el alma todas las casas, joyas, ropas, cuentas bancarias, etc; uno guarda en el alma momentos, que siempre encierran felicidad, lo demás es solo la carcaza, el disfraz, donde se ha encerrado el alma, la vida no transcurre en el puesto de trabajo que uno desempeña, transcurre en la alegría que nos deja desempeñar un trabajo.

Las personas leemos libros, escuchamos canciones, vemos películas que nos hablan de amor; creo que a veces lo hacemos para recordar cómo era; por eso después terminamos con nostalgia en el corazón, sabemos exactamente que se trata de algo perdido... algo que ya no tenemos.
Hoy por hoy muchas personas comen con mucho estrés y no porque el ritmo de la "vida" se haya hecho muy veloz, aunque también es así; lo hacen porque no quieren "engordar" y yo me pregunto ¿cuánta falta le hará esa comida a quienes no tienen la suerte de tenerla? y si de eso habrá mucho en el mundo.

Dejamos de dar gracias a Dios por aquello que tenemos (comida, vivienda, salud) y es que a todo empezamos a verle el lado malo, si tenemos comida, mejor no comer demasiado, si tenemos casa, quisiéramos que fuer más lujosa; no dudamos en afectar la salud, porque de pronto consumir alcohol o fumar, etc. esta de moda; qué decir del amor a uno mismo, siempre me pregunté como se siente una persona que persiguiendo "la perfección física", cambia su aspecto al punto que ya no reconoce a la persona que mira en el espejo.

Hemos dejado la vida a un lado para dar paso a la "vida" de este mundo; ¿cuándo empezaremos a encender el faro que ilumina nuestros días?, ¿cuáles son esas cosas que dejamos de hacer que nos reportaban dicha, que nos reportaban bienestar?, ¿por qué hemos dejado que la luz de nuestra alma se apague con el paso de los años?.
Dios marcó nuestro camino, trazó la ruta de nuestras vidas, nos dio libertad pero es nuestra tarea seguirle, en nuestra tarea ver que hay vida,  mucha vida por delante, debe empezar por uno mismo si realmente queremos que el mundo sea distinto.

Dejar de construir nuestros sueños si para ello debemos destruir el sueño de alguien más, ¿realmente se puede disfrutar la "felicidad" si esta se ha edificado sobre las lágrimas de otra persona?, ¿vale la pena un matrimonio fundado con engaños?, son tantas las formas en las que hemos perdido el rumbo, esta en nuestras manos recuperarlo, esta solo en nuestras manos acceder a esa felicidad a la cual tenemos derecho, basta de engañarnos y engañar que eso solo termina por lastimar el alma.

Te invito a que esta semana encuentres el FARO QUE ILUMINA TUS DIAS y que instales su luz en tu alma, hasta que un día puedas ser luz que ilumine otros caminos. Hasta la próxima.




domingo, 16 de abril de 2017

CREER

Amigos!!!:
¿Cómo están?, Felices Pascuas!!!, espero que la llegada de la Pascua también sea el resurgir de todo aquello que esperan en sus vidas, que renazca todo aquello que sus corazones anhelan pero sobre todo que renazca la alegría y el optimismo para encarar los días que vienen.

Ha dado inicio un nuevo tiempo, pero este en particular es el mejor de todos, pues ya el alma ha pasado por un tamiz, ha pasado por largos días de introspección, ha limado ciertas asperezas que no la dejaban recorrer su vuelo libre, por lo tanto la llegada de la Pascua es ese despertar, ese renacer a todo lo bueno, a todo lo que representa vida y que nosotros abrazamos como un camino limpio y llano.

Por esta razón, durante el tiempo de Pascua podemos darnos el derecho de soltar nuestras ataduras, de dejar ir pesos que arrastramos por un largo tiempo, podemos y debemos regalarnos días nuevos. 
Una amistad muy cercana siempre me dice con mucho entusiasmo que cada mañana a primera hora, sale a respirar el aire y abre los brazos para recibir el nuevo día y que se repite que ese día será el mejor de todos, "las palabras son decretos", me dice; curiosamente siempre esta de buen humor.
Pienso que esa es una buena manera de recibir y disfrutar la vida, tal vez no todos tengamos la costumbre de salir a respirar cada mañana, de abrir los brazos como abrazando el nuevo día, al fin y al cabo todos somos distintos y es esa maravillosa diversidad con la que se enriquece la vida; pero lo que si debemos hacer es recibir cada nuevo día con la mejor actitud que podamos, esperar que ese día nos traiga cosas buenas, pues es una forma también de renovar nuestras energías, no hay mejor momento del día para hacerlo que la mañana, pues marca el inicio de una nueva jornada.

"Las palabras son decretos", yo prefiero pensar que a las palabras hay que darles vida aunque eso signifique muchas veces las pronunciemos con la mejor energía que viene del corazón, si uno espera lo bueno tarde o temprano presenciaremos y recibiremos todo lo bueno pues fuimos preparando la "casa" para su llegada.


En estos días mucho se ha hablado de la Fe, hemos visto muchas actividades relacionadas a la pasión y muerte de Jesucristo; pero resulta que a las personas de fe, uno no necesita buscarlas, no precisa estar en días como los pasados o durante esta maravillosa Pascua, a las personas que viven y practican una fe profunda se las reconoce a distancia, por la luz que se desprende de sus almas y se refleja en sus miradas, puede incluso que no sean de rezo diario y en público, tal vez no vayan a seguido a la iglesia, pero sí que tienen luz en el alma, aunque hayan pasado por experiencias duras.

La antorcha de la fe aparece como casi todo en la vida, cuando uno esta preparado; mientras tanto podemos aprender cada día de nuestros errores, ensayar diálogos no solo con Dios, también con nuestra alma, practicar la comunicación del espíritu que se enriquece y enaltece con el amor; podemos limpiar la "casa" para cuando llegue esa luz que ilumina la más pequeña oscuridad.

Nuestras vidas pueden y deben ser los faros que iluminen otros navíos que al igual que nosotros un día navegaron perdidos en alta mar; y solo llegaremos albergando las mejores actitudes y los mejores sentimientos.
Así como lo más puro de una planta reside en su semilla o en la fragilidad de esas raíces que aún no se enterraron, así también nuestra mayor fortaleza, nuestra mayor pureza reside en nuestra alma, hace falta alimentarla cada día con los mensajes más positivos, con la mayor esperanza, rodearnos de todas las cosas buenas, pues eso reafirma el espíritu.

En nuestros días, es sencillo llenarnos de oscuridad, por ello hace falta un esfuerzo extra para poder ver la vida tal cual es, para no dejarnos arrastrar por el lodazal de todo lo malo que acontece y que antes ni siquiera se podía uno imaginar.
Epocas como la Pascua nos recuerda que todos podemos ser faros, que todos podemos ser luz que ilumine nuestra propia oscuridad, tal cosa no puede comprarse, no se encuentra fuera de nosotros. Como todos los tesoros hay que dedicar trabajo, esfuerzo y perseverancia para descubrir esa luz a la que todos tenemos derecho.

Encontraremos en nuestro camino todo aquello en lo que realmente CREEMOS; Pascua puede ser todos los días, Navidad puede ser todos los días, Año Nuevo puede ser todos los días, se trata de una actitud, se trata de una luz que va creciendo conforme cada uno de nosotros la va alimentando con las pequeñas cosas buenas que aparecen en nuestro camino,... HACE FALTA RODEARSE DE LUZ, DE BONDAD, DE ESPERANZA Y DE AMOR, es nuestra decisión.

Que esta Pascua inunde tu corazón de Paz, Amor y Esperanza. Hasta la próxima!!!.

Oh, Cruz de Cristo, enséñanos que la aurora del sol es más fuerte que la oscuridad de la noche, y que el amor eterno de Dios vence siempre.
(Papa Francisco)


domingo, 9 de abril de 2017

POSIBLEMENTE ESTEMOS CAMINANDO POR EL RUMBO EQUIVOCADO

Amigos!!!:
¿Cómo están?; Domingo de Ramos!!, en la antesala de la semana santa, hoy es un día feliz, sin embargo mientras el alma se prepara para celebrar una época muy importante por el gran significado que encierra, el mundo vive su propio ritmo y como ya es lo acostumbrado en los últimos tiempos ese ritmo lastima, ese ritmo duele, por estar lleno de dolor, de falsedad, de injusticia, de muerte.... Si tan solo la "humanidad" comprendería que dar solución a todo lo que esta mal en este mundo, empieza por solucionar lo que esta mal en el alma de cada uno de nosotros.
Personalmente les comento que ya desde hace varias semanas me ha visitado la inspiración y estoy escribiendo, que dentro de todo es una de las cosas que más disfruto en la vida, poco a poco mi nuevo libro va tomando forma!!!.

Me quede pensando de cuántas maneras hemos perdido el rumbo, de cuántas maneras hemos olvidado quienes somos, lo que realmente disfrutamos, aquello con lo cual soñamos un día, me quedé pensando en la inmensa fortuna que tienen en sus manos aquellos que tuvieron el valor de seguir, de no abandonarse a las diferentes realidades que se ven en este mundo, y continuaron su camino hasta poder encontrar aquello que realmente llena su corazón de felicidad.

¿A cuántas personas conoces que hoy por hoy están trabajando en aquello que realmente les gusta?, ese oficio, profesión, habilidad o como gusten llamarlo, ¿a cuántas personas conoces así?, yo me hice esta pregunta una vez, no la respondí inmediatamente aunque creía conocer ya la respuesta, me dediqué a observar a todos aquellos que conozco y solo halle a una sola persona.
No se trataba del trabajo más importante del mundo, no percibía por él grandes cantidades de dinero, no gozaba del reconocimiento del mundo entero, pero la felicidad que uno podía ver en esta persona era realmente sincera.

Todos hemos perdido el rumbo alguna vez de nuestras vidas, en ese tiempo yo también me encontraba desempeñando una actividad que escasamente me alegraba, requería de mí tiempo muchas horas, lo curioso es que el final del día era agobiante y no se trataba de un cansancio físico, se trataba de un cansancio mental, reuniones con amigos, fines de semana y cuanta distracción se les pueda ocurrir, ninguna conseguía llenar de ilusión el tiempo, la vida....

Entonces un buen día recordé a esa persona que conocí un día; que con solo vivir su vida; me estaba dando la mayor lección de todas: "No le pongas un precio a tus días".
Dejé todo lo que no me hacía feliz, me tomé un tiempo para redescubrir todas las cosas que disfrutaba, todas aquellas cosas que al final del día me dejaban grandes recuerdos, momentos de dicha... empecé a callar las voces de los demás y empecé a escuchar la mía.

Un buen día reencontré mi rumbo; y el mundo tomó un cariz diferente, la claridad se instalo en mi mirada y vi con certeza aquello que reportaba felicidad a mi corazón, aquello que llenaba de dicha mi vida y respiré la libertad.....

Esta realidad nos vuelve esclavos casi sin que lo advirtamos, llenamos de etiquetas la vida entera, quizá nuestra vida misma encaja a la perfección en una, tristemente llenamos de excusas la mente, sin reparar siquiera que la vida va pasando.... jamás regresa.
Nos repetimos todos los días "esta es la única  manera de vivir", pero en el fondo sabemos que nos falta algo, procuramos anestesiar la mente de tantas formas que hoy ya resulta imposible enumerarlas, nos negamos a ver la realidad y puede ser que sean muy pocos los que un día eligieron recuperar su rumbo más no por eso significa que no anden por ahí, iluminando cada lugar al que llegan.

No caminar por la senda correcta por aquella que te pertenece solo a tí, es como tratar de encajar un cubo donde realmente debería estar una esfera; simplemente hay que enfrentarse a muchos obstáculos, y la mayoría de las veces esos obstáculos se presentan en otras personas que contaminan nuestro entorno, hasta que tarde o temprano de tanto insistir por "encajar" terminados cansados, hemos desgastado la vida y ésta ha terminado por contaminarse.... Mas temprano que tarde seremos nosotros también los que vayamos a ser los obstáculos de alguien más; simplemente no estamos recorriendo nuestro propio rumbo.

Por el contrario, el re encausar el rumbo hace que los caminos se abran a nuestro paso, no se trata de una marcha forzada, uno simplemente esta en su camino, sabe a la perfección lo que tiene que hacer cuando el camino se pone empinado, conoce la forma de seguir ante cualquier prueba, disfruta su recorrido, siente la paz que se instala en su corazón en cada paso que da.

Somos creaciones únicas, que para alguien haya funcionado una determinada forma de vivir no necesariamente significa que se pueda seguir la misma senda, al final descubriremos que todos y cada uno de nosotros estamos llamados a desarrollar la mejor de nuestras tareas, pondremos nuestra firma en este inmenso mundo, aunque esto marque la diferencia para una sola persona.
Estaremos llenando nuestros días de una dicha incomparable que no podría comprarse ni con todo el oro del mundo, estaremos llenando nuestros días de las sonrisas, los afectos, las compañías más sinceras...

Si, este mundo todavía esta lleno de belleza; si aún no somos capaces de verlo posiblemente estamos caminando en el rumbo equivocado.....

Que tu semana este llena de claridad, que no pierdas de vista cada momento de dicha que te pertenece. Hasta la próxima!!!

"Somos felices durante los breves instantes en que cerramos los ojos"
("El Vendedor de Pasados"; José Eduardo Agualusa)



domingo, 2 de abril de 2017

¿Y SI TU VIDA DEPENDIERA DE ELLO?

Amigos!!.
¿Cómo están?. Se fue Marzo, despedimos un mes y damos la bienvenida a Abril, con él la última semana de cuaresma y la celebración de la Semana Santa.
Personalmente hoy les escribo con tristeza por la difícil situación que vienen atravesando una gran mayoría de personas en Venezuela y Paraguay por la crisis política que enfrentan, así como por todas aquellas que sufren por los desastres naturales que se produjeron en Perú y Colombia. 
El mundo esta de cabeza, basta ver las noticias para darse cuenta; se dice que el hombre es co responsable de este mundo; que mal lo venimos haciendo si estamos dejando un mundo menos habitable para las futuras generaciones, con cada segundo que pasa.

Me encuentro preparando un taller sobre el valor de la vida; en ese sentido hace unos días me plantee la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si nuestra vida dependiera de las palabras que utilizamos para comunicar lo que pensamos?.

Muchas veces casi sin darnos cuenta, utilizamos palabras hirientes, se los decimos a los demás y lo que es peor aún, nos las repetimos a nosotros mismos.
Palabras que comunican una permanente negación o pesimismo en torno a todo lo que realizamos o lo que los demás realizan..... ¿Y si nuestra vida dependiera de ello?.

Parecería que a priori es una pregunta sin sentido, sin embargo la respuesta a esta pregunta tiene una incidencia mucho mayor de la que podríamos imaginar en este momento.
Cada uno de nosotros somos jueces no solo de los demás, lo hacemos también con nosotros mismos; no nos damos cuenta que "esas" palabras con las que nos referimos a nosotros, incluso si solo las pensamos; influyen de una forma poderosa en la mente, por ende en nuestras vidas.

Si permanentemente invalidamos nuestras propias ideas, si constantemente aceptamos que no hacemos "nada bien" o que "otro" lo hará mejor que nosotros, ¿cómo esperamos que seamos capaces de desarrollarnos con todo nuestro potencial?.
Todos somos capaces de crear cosas inimaginables, con solo utilizar plenamente nuestras cualidades, jamás llegaremos a ello si anteponemos ideas de negación, de rechazo, etc.

Mantener una adecuada salud mental, es absolutamente necesario para el adecuado desarrollo de nuestro espíritu, imagino que más de uno considera que el espíritu no es materia importante cuando de vivir en el mundo "real se trata", he aquí un claro ejemplo de cómo las palabras pueden influir en nuestro desarrollo personal.

Si vemos el mundo tal cual esta; ejemplos de personas con un espíritu enfermo nos sobran, basta con ver a aquellos enfermos de poder, que quieren conservarlo a cualquier precio, aún si este precio signifique terminar con la vida de muchas personas.
¿Realmente la salud espiritual es tan ajena al desarrollo de nuestras vidas en el mundo?. No tener claro de lo que somos capaces de generar nos puede llevar a ser simples bagatelas que se aferran a las ideas de los demás.

El pensamiento es algo que no se hace de un día al otro, se va formando con nuestras propias experiencias, a base de cometer errores y aprender de ellos, a base reafirmar nuestros aciertos, a base de plasmar nuestra propia personalidad.
Cuando una persona asiste a un curso, una conferencia, un taller, incluso si lee un libro y es capaz de sacar el máximo provecho de lo aprendido entonces para esa persona su momento ha llegado. Siempre me he identificado con esa expresión que dice: "Cuando el alumno esta listo aparece el maestro" y lo he confirmado muchas veces.

El hecho de que tu tengas a tu disposición no solo esta lectura sino muchas otras que enriquecen tu alma, marca tu momento. Por ello cuando algunas personas acuden a mi para comentarme sobre otros cursos, o charlas a las que han asistido; me pregunto si lo hacen porque están firmemente convencidos de que lo impartido les resultará útil o porque simplemente es una actividad que fue muy publicitada (si nos encontramos en el segundo caso, probablemente dicha actividad no vaya a ser de mucho provecho).

Es importante reafirmar aquello que pensamos, con base en nuestra propia experiencia, utilizando las palabras que expresen un pensamiento positivo, constructivo; conseguiremos no solo maravillarnos de lo que podemos hacer, también aportaremos positivamente en nuestro entorno.
A todos nos gustaría ser personalidades sobresalientes como tantas que hemos visto, por ejemplo para muchos que juegan al football con seguridad les gustaría llegar a ser como Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, estas personas son un gran ejemplo pues ambos trabajaron mucho para llegar a ser quienes son, no se detuvieron a pensar que probablemente no se encontraban en las condiciones ideales, simplemente hicieron  lo mejor que pudieron, seguramente eran ellos los primeros en animarse cuando las cosas no marchaban como esperaban.
Mas allá de que tu juegues al football muy bien o que dediques a otra cosa; esta el que también seas capaz de ser tu propio motivador; te darás cuenta que a lo largo de tu vida serán muchas las ocasiones en las que tendrás que ser tú mismo el que salga a flote de alguna situación adversa.

La vida no transcurre siempre en aguas tranquilas, creo que de hecho navegamos permanentemente en aguas turbulentas, por lo tanto se hace casi indispensable que puedas ver con claridad lo que eres capaz de hacer, lo que eres capaz de generar; todos somos capaces de dejar nuestra propia huella en este mundo, tal vez muchas veces eso solo signifique que pudiste dejar una huella imborrable en la vida de una sola persona, lo cierto es que te des cuenta que eres más importante de lo que probablemente lo creas ahora mismo.

Nuevamente insisto en el uso de las palabras con las cuales nos dirigimos a nosotros mismos o a los demás, pues uno puede ser notable para bien pero también se puede ser notable para mal.
Tú eliges ¿cuál de los dos roles quieres desempeñar?; cultiva tu espíritu, cultiva tu mente; traza tu propia ruta y ve de todo lo que eres capaz, pero jamás permitas que una persona con un espíritu enfermo te haga creer que no lograras lo que te has propuesto o que no vales nada, o que no naciste con las mejores "circunstancias".

Llegaras tan lejos como lo permitan tus propios pensamientos..... ¿Y si tu vida dependiera de ello?.

Que tengas una buena semana y que culmines el tiempo de cuaresma con el alma en paz. Hasta la próxima!!!.



domingo, 26 de marzo de 2017

¿POR QUE DIOS ELEGIRIA HACERSE PEQUEÑO?

Amigos:
¿Cómo están?, entramos a la ultima semana de Marzo, estamos a muy poco de concluir este tiempo de cuaresma, espero que este tiempo les este resultando de utilidad para fortalecer el espíritu y es que la cuaresma realmente debe invitarnos a analizar "cómo estamos" , más que todo cómo esta nuestra alma, nuestro espíritu y el modo en el que venimos encarando la vida desde el  inmenso y maravilloso mundo interior.
Esta semana ha comenzado para algunos lugares del mundo la primavera y para otros el otoño; sea cual sea el lugar en el que te encuentres, disfruta a pleno la vida que se muestra ante tus ojos pues en ella descansa un mundo fantástico.

Esta semana ha sido de mucho provecho para mi, terminé de leer el libro "La Razón de Estar Contigo" de W. Bruce Cameron; una lectura que disfruté de principio a fin, la cual recomiendo ampliamente, sobre todo si se quiere compartir una lectura con los hijos, aunque en mi opinión el libro tiene muy buena temática para todas las edades.
Ahora me encuentro leyendo "Un Gato Callejero Llamado Bob" de James Bowen, hasta ahora debo decir que el libro es muy interesante y que enlaza bastante bien las aventuras que viven James y Bob en las calles de Londres con la historia personal de James, ya les platicare más cuando termine de leerlo. 

La razón por la cual les comento estos dos libros en particular es porque en ambos el protagonista de las historias es un animal (gato o perro según el libro) y encaran el amor que estos preciosos angelitos nos brindan de una forma maravillosa, tal es el arte de la escritura que uno puede transmitir tantos mensajes. 
Creo que nunca dejare de recordarles la maravillosa oportunidad o el hermoso regalo que uno puede hacerse al invitar a una preciosa mascota para que forma parte de sus vidas.
Tal vez pongan todo su mundo de cabeza pero la medida en que llenaran sus corazones de amor es algo que no tiene precio.

Es tiempo de cuaresma, es tiempo de reflexionar, pero sobre todo es tiempo de pensar cómo vamos viviendo nuestra experiencia con Dios, ¿nos damos cuenta que él forma parte de nuestra vida?, ¿alcanzamos a comprender que esto es así?.
Esta mañana una persona me preguntaba, ¿por qué dicen que Jesús pagó los pecados de la gente de aquel entonces y también los nuestros?, ¿es que acaso hoy también sigue pagándolos?.

Lo cierto es que yo no estudié teología, pero de acuerdo a mi humilde opinión le respondí que evidentemente en la imagen  de Jesús crucificado podemos advertir que él vino a "salvarnos" de nuestros pecados, pero que realmente esta en nosotros decidir si vamos a seguir la senda del "pecado" o no.
Encierro la palabra pecado entre comillas, porque uno toma este término, especialmente en nuestros tiempos como algo puritano, una palabra que abunda en aquellas personas de "biblia cerrada" o beatos como se les dice comúnmente.
Sin embargo, la palabra "pecado" esta mucho más en boga de lo que podríamos imaginar y desafortunadamente no esta exenta de aquellos de misa y rezo diario.

¿Por qué les digo esto?, porque a veces generalizamos determinadas acciones como pecado y a su vez se nos olvida que la práctica diaria de otras no dejan de ser pecados, por ejemplo (vale la pena recordarlo durante la cuaresma) la mentira es cosa de todos los días, hoy por hoy las personas hemos aprendido a verla como algo muy común y me atrevo a decir que si hoy pediríamos que levante la mano aquel que jamás dijo mentira alguna, serian muy pocos por no decir nadie.

Son muchas las cosas que hemos "vuelto" comunes y por ende cada día nos resulta más difícil diferenciar lo que esta bien de lo que no lo esta, hemos hecho permisibles demasiadas cosas y algo debemos estar haciendo mal, pues tanta "libertad", tanta "normalidad" hasta donde yo sé no ha hecho feliz a nadie, sencillamente porque la felicidad nunca va a estar fuera de nosotros, debemos aprender a buscarla dentro de nosotros mismos.
Creemos que una "imagen" perfecta nos hará felices, cuando olvidamos que la belleza se irradia desde el interior y tampoco hay que negar que hoy hoy por son muy pocos los que están interesados en "conocer" a alguien; escasamente se conocen a si mismos.

Dios puede estar en cualquier lugar, puede hacer cualquier cosa; pero él eligió vivir en nuestro corazón, muchas veces me pregunté ¿por qué Dios elegiría hacerlo?, cuando muchas veces ni siquiera importa para la gran mayoría. De todas formas eligen ignorar el amor, creo que con el tiempo hasta hemos olvidado lo que es eso realmente, de todas formas elegimos dejar de comer para tener una "hermosa" figura, elegimos pasar una y otra vez por tortuosas operaciones hasta contar con una imagen "perfecta" o para alejarnos lo más que podamos de la vejez que ya empieza a notarse.

¿Por qué Dios elegiría vivir en nuestro corazón?, cuando hay tantas personas que hablan de él solo porque "dicen" tener fe; desafortunadamente la fe se muestra con las acciones, casi nunca con las palabras, así que habrá que comunicarles a esas personas que hablar de Dios todo el día y todos los días no les garantizará un lugar en el cielo.

¿Por qué Dios a veces se hace tan pequeño solo para que le conozcamos?, uno puede dar muchas respuestas a esta pregunta y les garantizo que cada una de ellas dependerá de experiencias propias.
Yo creo que Dios elige vivir en nuestro corazón porque nos ama, porque sabe perfectamente que somos sus creaciones y espera que de tanto darnos tumbos un día podamos verle, y ese verle no significara que llegaremos a instalarnos en la iglesia y no saldremos nunca más, no.
Ese "verle" significará que sanamos todas las heridas, que aprendimos todo lo que nos faltaba para poder vivir la vida que él creó para cada uno de nosotros.

A veces Dios se hace tan pequeño como un animalito, para poder llenar nuestros días de amor, para recordarnos que a veces es necesario salir de nosotros mismos para poder ver que hay una vida y que nos la estamos perdiendo.
¿Alguna vez vieron a un animal juzgar por las apariencias?, ¿vieron a alguno alejarse de alguien solo porque es viejo o es pobre?; a esos angelitos solo les importa dar y recibir amor. ¿Por qué se nos complica tanto?, ¿por qué las personas no podemos ver que es lo único que realmente importa?.

Creo que Dios puede hacerse pequeño a pesar de su inmensidad, porque él ve claramente que valemos mucho, él ve lo que ni siquiera nosotros vemos, así que bien vale pelear una batalla por recuperarnos.El sabe que cada uno de nosotros es más valioso que él más grande de los tesoros. 

Estamos en cuaresma, que bueno sería recordar que nuestro verdadero valor no esta fuera de nosotros y que si Dios pudiendo vivir en cualquier lugar del mundo eligió vivir en nuestro corazón es porque a la luz de su amor ve con absoluta claridad lo valiosos que somos. 

Que esta semana puedas regalarte un poco de tiempo cada día, para re descubrir lo increíblemente maravilloso que eres y lo increíblemente poco que necesitas para ser feliz. Hasta la próxima!!!




domingo, 19 de marzo de 2017

LA LUZ QUE NOS ENVUELVE

Amigos:
¿Cómo están?; espero en Dios que los días que han pasado hayan sido llenos de luz y bendiciones para todos ustedes.
Mes de Marzo, mes en el que se celebra el día del padre; creo que ningún año he brindado una sincera felicitación a quienes tienen en sus manos una misión tan importante como lo es educar a sus hijos; pues bien no quiero que este año pase igual, así que a todos un saludo muy cordial.

Hace algunos días he leído un artículo  que lleva por título: "Actividad demoníaca está en aumento indican exorcistas en Estados Unidos de Norteamérica" del cual en una de sus párrafos más sobresalientes me ha llamado mucho la atención la siguiente frase:

"El problema no es que el diablo haya aumentado su juego, sino que más gente está dispuesta a jugarlo"
(P. Lambert)

Una frase por demás preocupante, no porque uno vaya a llamar a la reflexión a los demás, bien sabrá cada uno en que medida ha sido tentado por el demonio; lo cierto es que personalmente encuentro que es muy preocupante esta frase por la sencilla razón de que las personas deciden en toda su libertad tomar "ese" camino.

Bien sabemos que hoy las tentaciones del demonio son otras, que esta escondido en lugares y en formas que ni siquiera imaginamos, pero lo cierto es que la oscuridad donde él se esconde puede y debe ser iluminada por aquella luz que libra todas las oscuridades, aquella luz que proviene únicamente del amor de Dios, que es nuestro padre.

Comencé hablando del padre y creo que este es el mejor momento para recordar que uno como padre haría seguramente todo lo que este a su alcance para defender a sus hijos de algún peligro, pues con Dios podemos descansar seguros de que su protección de Padre nos salvará de todo peligro, él esta siempre pendiente de cada uno de nosotros pero así como el que ama siempre regala libertad, así mismo Dios nos ha regalado libertad, ¿qué es lo que hacemos con ella?.

A simple vista uno podría decir que no es cierto que caigamos en el juego del diablo libremente o probablemente vaya uno a decir que de hecho jamás lo ha hecho valga la redundancia, pero nuevamente en mi humilde opinión creo que seria más justo reconocer que todos a lo largo de nuestro camino hemos caído en sus tretas.

Al demonio le gusta esconderse en la oscuridad de los secretos o de lo oculto por lo que la mejor forma de limpiar la casa es comenzar por decir la verdad siempre y en todo momento, sacar a la luz todo aquello que atormenta nuestra mente y por ende nuestro espíritu.

Cuando las horas de la oscuridad se instalan en nuestra vida, es como haber caído a un abismo, muchas veces sentimos que caemos y caemos y que nunca llegaremos al fondo, pero ese fondo llega, tarde o temprano esas horas de oscuridad pasan, una forma de pelear en ese tiempo es tratar de sacar a flote toda nuestra capacidad de reír, de alegrarnos con las cosas más simples, tratar de sacar a flote toda nuestra capacidad de llenar el corazón con el acto de amor más pequeño que seamos capaces de recibir, aunque este provenga de las criaturas más simples y aunque esto suponga que muchos "ciegos" nos tilden de locos.

Desafortunadamente ésta siempre ha de ser una lucha personal, nadie a nuestro alrededor puede pelar esa batalla por nosotros, por lo que es preciso que pongamos todo de nosotros mismos por salir a flote de circunstancias en las que probablemente nadie lo haría, ¿cuál es el propósito de esto?...

Iniciar una batalla por salir de la oscuridad, es defender nuestra propia vida; es defender nuestro derecho a vivir con todo lo que Dios nos da y que posiblemente no vemos por estar rodeados de oscuridad. Quisiera decir que he conocido muchas personas que lo han hecho, que han ganado las duras batallas, pero lo cierto es que conozco unas cuantas, sin embargo déjenme decirles que cada una de ellas peleó aferrándose a lo único que conocían: Dios.

Se mulleron de la fe como un gran escudo, todas ellas enfrentaron tiempos en los que pensaron que no lo lograrían pero no desistieron, a pesar de sus dudas, no dejaron de pelear, hoy puedo decirles con felicidad que cada una de ellas enfrenta la vida con una inmensa alegría en su interior, con un rostro lleno de paz, seguros de que sus almas se probaron al fuego del dolor pero que fueron lo suficientemente fuertes como para esperar que la luz de Dios vuelva a iluminar sus vidas.

No voy a decirles que es una decisión poder decir "Lo logré", se trata de un camino singular lleno de determinación poder llegar a ese "lo logre", es querer salir a flote, es poner toda la voluntad en hacerlo, sabiendo que uno no esta solo, que a pesar de que las personas no podamos hacer nada, hay alguien librando la batalla cuando nosotros mismos ya no podemos, pues déjenme decirles que en todos esos momentos de dudas, esta Dios solo peleando por nosotros, tal es su amor.

Y no importa en qué forma haya uno caído en el "juego" del diablo, Dios siempre estará para rescatarnos de la oscuridad, su amor puede iluminar las más profunda de las oscuridades, es nuestra elección abrirle las puertas de nuestra vida.

Si hemos sido capaces de librar nuestra propia batalla, si nuestros espíritus han sido revestidos con la fuerza del Espíritu Santo, seremos también capaces de encara la vida desde una perspectiva distinta, podremos disfrutar de los detalles más simples con toda nuestra alegría, seremos capaces de ver esa vida que se nos regala a cada segundo y que casi nadie puede ver.

Nos sorprenderemos riendo con las cosas más pequeñas y el mañana ya no nos preocupará, de hecho ya no tendremos ninguna preocupación porque sabremos que ya no existe nada que pueda quitarnos esa paz que se ha instalado en nuestro corazón, que ya nada nos quitará la capacidad de ver la vida en toda su dimensión.

Ha de ser siempre una elección nuestra poder vivir rodeados de luz, reconociendo el amor de nuestro Padre en todo lo que nos rodea, en cada criatura que forma parte de nuestra vida y en todo lo que constituye nuestra felicidad, pues viviendo en la luz, solo de luz podemos estar envueltos.

Me despido esta semana con el tema musical de Martín Valverde "Aún Queda Dios", y para todos aquellos que deseen leer el artículo con el cual comencé la entrada pueden visitar el enlace:

http://es.catholic.net/op/articulos/64747/actividad-demoniaca-esta-en-aumento-indican-exorcistas-en-estados-unidos-de-norteamerica.


Y recuerden que mas allá del miedo sigue la línea de la vida. Hasta la próxima!!!.



domingo, 12 de marzo de 2017

QUE POCO CONOCEMOS NUESTRAS MAYORES RIQUEZAS

Amigos:
¿Cómo están?, ¿que eventos maravillosos han surcado sus camino?, como cada semana espero que sus días hayan sido de los más felices, pero por si acaso me equivoco y éstos días se han aproximado algunas horas grises, decirles que jamás la oscuridad duro toda una vida, que revistan su alma y su corazón de fortaleza a la espera de las horas felices, con la certeza de que éstas llegaran para iluminar su cielo.
Por mi parte decirles que ha transcurrido una semana mas que maravillosa, que después de un tiempo de muchas obligaciones he podido finalmente reencontrarme con la inspiración y que de a poquito avanzando mi nuevo libro. Disfrutar de lo que uno hace, es la mayor alegría de todas!!.

Hace muy poco tiempo que pienso ¿cuál sería el mejor regalo que se le puede dar a una persona?, de hecho cuando uno piensa en la palabra "regalo" de inmediato nos viene a la mente toda suerte de objetos que podrían ser del gusto de la persona a la que queremos dárselo, pero y si no pudiéramos "comprar" nada.....

A la luz de quitar todo "objeto" que uno pudiera adquirir, la tarea de regalar se hace muy complicada, cierto?. Sin embargo si tratamos de pensar por tan solo unos minutos, en todos los regalos que sin pensar y sin buscarlos siquiera recibimos de Dios, ¿qué podríamos dar que fuera tan valioso?.

Me atrevo a decir que son contadas las ocasiones en las que hemos regalado algo de valor, que haya partido de nosotros mismos, ¿pero qué puede ser eso?.
Al tiempo de nacer Dios depositó en nuestras manos, maravillosas virtudes, gracias, dones!!, regalos que su infinito amor considero que merecíamos y que serían útiles en nuestro camino pero resulta que a veces caminamos por la vida desconociendo casi por completo "esos" regalos que dan forma a una parte fundamental de nuestro ser, es tan escaso el conocimiento que tenemos de ellos, que también ignoramos que son las armas o herramientas fundamentales para conseguir nuestros sueños.

Pero resulta que esos dones, esas virtudes con las cuales contamos no solo iluminan nuestro destino, nos llevan a enriquecer la vida de aquellos que han contado con la suerte (buena o mala) de conocernos y es que al desconocer nuestras propias habilidades no solo terminamos hiriendo nuestro espíritu..... a veces por ignorancia terminamos lastimando a quien más amamos.

Cuando se piensa de esta forma, fácilmente se puede concluir que muchas veces el mejor regalo que podemos dar a una persona, es a nosotros mismos, con todo ese bagaje que nos ha otorgado la vida, con todas esas virtudes que ponemos en práctica todos los días y que compartimos con aquellos que amamos, con todos esos dones que iluminan tan fuerte nuestro camino al punto que bien pueden iluminar un poquito la oscuridad de quien esta a nuestro lado, con todas esas cicatrices que evidencian las batallas que encaramos en la vida y que sin lugar a dudas enriquecieron infinitamente nuestra alma.

Estamos tan acostumbrados a lo que el mundo nos muestra hoy, que hemos olvidado que las personas valen por lo que son y no por lo que tienen, hemos ido atesorando riquezas olvidando que nosotros somos en si una gran riqueza, simplemente hemos olvidado que fuimos hechos por el amor de Dios, que esta depositado en nuestras almas y por ende hemos olvidado que somos poseedores de tal poder, pues el amor es la mayor fuerza de todas, capaz de transformar la más oscura de las  horas.

El Amor 
Khalil Gibran (Fragmento)

Todo esto hará el amor en vosotros para que podáis conocer los secretos de vuestro corazón y convertiros, por ese conocimiento, en un fragmento del corazón de la Vida.
Pero si, en vuestro miedo, buscáis solamente la paz y el placer del amor, entonces, es mejor que cubráis vuestra desnudez y os alejéis de sus umbrales, hacia un mundo sin primaveras donde reiréis, pero no con toda vuestra risa, y lloraréis, pero no con todas vuestras lágrimas.
El amor no da más a sí mismo, no toma nada más que de sí mismo.
El amor no posee ni es poseído.
Porque el amor es suficiente para el amor.
Cuando améis no debeís decir: “Dios está en mi corazón”, sino más bien: “Yo estoy en el corazón de Dios”.
Y pensad que no podéis dirigir el curso del amor porque él, si os encuentra dignos, dirigirá vuestro curso.

Es tan poco lo que conocemos de nosotros mismos que tratamos de llenar vacíos no solo en nosotros sino en la vida de aquellos que amamos con objetos que carecen absolutamente de valor. Hemos vivido remendando sentimientos, llenando nuestro tiempo con un trabajo que escasamente llena nuestra bolsillo y vacía nuestra alma.
¿Por qué insistimos en privarnos de la vida?, ¿por qué insistimos en negar nuestro valor?, podríamos cambiar nuestro camino en un segundo si utilizaríamos la increíble fuerza del amor que Dios deposito en nuestro corazón....
Podríamos llenar de amor la vida de aquella persona que amamos, sin tan solo comprenderíamos que eso es lo único que realmente da vida a la simple existencia. No hay mayor regalo que uno pueda dar que enriquecer la vida de una persona compartiendo todo lo que hemos recibido de regalo al nacer y lo que hemos aprendido en nuestro camino.

Somos poseedores de las mayores riquezas y qué poco las conocemos....

Que esta semana Dios ilumine tu vida y que puedas ver que tu eres mucho más valioso de lo que realmente crees. 
Estamos en el tiempo de cuaresma y por ello quiero compartir con ustedes esta hermosa canción dedicada a la Virgen María con la esperanza de que ustedes la puedan ver en sus caminos tanto como la he visto yo en el mío. Hasta la próxima!!!.