domingo, 17 de septiembre de 2017

LA CAPACIDAD DE RENOVARNOS

Amigos!!!:
¿Cómo están?, poco a poco los matices dela primavera van cubriendo algunos países del mundo como lo hacen los matices del otoño para otros lados del mundo. Siempre he pensado que las personas deberíamos tener un poco esa capacidad para adaptarnos a los cambios, o las nuevas circunstancias que tiene la naturaleza ante los cambios de estación.
Sorprende mirar a los arboles y la forma en que reverdecen, sacan a relucir su mejor traje en la primavera, dejando atrás al árbol de ramas secas y desnudas del invierno. ¿Podemos decir lo mismo?. La naturaleza luce su belleza aún si tiene que hacerlo cubierta de nieve, soportando las más duras tempestades, los arboles siguen de pie a pesar de los fuertes vientos y su madera soporta la más dura humedad durante las más duras tormentas, día tras día, sin embargo llegada la primavera empezamos a ver sus retoños, la vida continúa o más bien renace en ellos.

La vida es así, cada uno de nosotros esta sujeto a muchos cambios, casi siempre inesperados, la muerte es el peor de todos ellos, pero la vida sigue. Quizá hemos tenido la impresión de que jamás volveríamos a ser los mismos y en buena medida no lo somos, pero ciertamente seguimos.
En este entendido, encontramos que muchas de las palabras, los consejos que recibimos son ajenos a nuestra realidad, "la vida sigue", "la vida continua", "tienes que seguir", "puedes con todo esto". Todo absolutamente todo es carente de importancia, por lo menos cuando estamos atravesando una situación inesperada, frecuentemente adversa.
Nos encerramos tanto en nosotros mismos, que no vemos que probablemente estas palabras si encierran un gran significado, que probablemente viene de personas que un día estuvieron donde hoy estamos, cobran más relevancia cuando vemos que estas personas estan ahí como sobrevivientes de un naufragio y es que esa es la razón más importante, ir abriendo el camino para los que vienen detrás.

Continuar, no es solo seguir; es demostrarnos que sí, somos más fuertes de lo que nosotros mismos pensamos, puede ser que no lo advirtamos en ese mismo momento pero nuestros primeros brotes también han empezado a salir. Muchas situaciones ponen de manifiesta nuestra capacidad de reinventarnos, de reconstruirnos y es que los cambios se presentan con esa finalidad: Poner a prueba nuestras capacidades..... 
Basta con mirar al mundo para comprender que la humanidad perdió su capacidad de reinvención, hoy se destruye más que construír. Hay una canción muy bonita que lleva por título "el amor es más fuerte", desgraciadamente ni siquiera el amor ha podido sobrevivir en nuestros días.... son tan pocos lo que adquieren el compromiso del matrimonio basados en el amor verdadero.

Creo que ya ni siquiera sabemos lo que eso significa, la humanidad ha perdido su rumbo en buena medida porque olvido el camino de la sanación de heridas, pero no de esas heridas que se ven a simple vista. Las heridas más difíciles de cerrar son las más profundas y en este caso las heridas emocionales son las que en buena medida han propiciado el curso que ha tomado el mundo.
Una vez le dije a una persona que atravesaba por un cambio muy importante en su vida, que el dolor poco a poco iría disminuyendo; habría mentido si le hubiera dicho que éste desaparecería por completo, solo quienes hemos atravesado por una gran pérdida sabemos que el dolor duerme muy dentro de nuestros corazones, eso sí; no toma el control de nuestras vidas..... Pero este mundo esta manifestando el dolor en todos sus escenarios, la humanidad no esta construyendo nada, todo lo contrario.

Es fácil y de hecho muy sencillo referirnos al "mundo", pero el mundo somos cada uno de nosotros; tristemente cada uno de nosotros hemos aprendido a "maquillar" el alma, a ocultar el dolor que llevamos dentro, sin embargo puertas para adentro ya no podemos engañarnos y nuestra realidad, nuestro malestar se refleja en nuestro entorno y es que realmente no somos islas.
Hace un par de horas, encontré un artículo que decía que para "los jóvenes dar un beso ya no significa nada" creo que tal afirmación ya no sorprende a nadie, nuevamente los hechos hablan por sí solos.

Creo que toda persona que se ha permitido vivir la magnifica experiencia de criar un hijo sabe que éste seguirá sus pasos, entonces no debemos preguntarnos ¿por qué la juventud esta como esta?, debemos preguntarnos ¿por qué estamos como estamos?. Estamos viviendo en plena cultura del desecho, hasta los matrimonios se han hecho desechables, descartables; ya no se habla de uniones para toda la vida, simplemente las cifras de divorcios se elevan año tras año.

Si, la vida esta como esta; pero las cosas siempre pueden cambiar y eso depende de cada uno de nosotros, depende de que miremos nuestra alma, de que miremos nuestro espíritu, de que nos preguntemos ¿qué fue lo que paso?, ¿cuando dejamos de vivir plenamente y empezamos a jugar que estamos vivos?. Hace falta que recuperemos nuestra capacidad de renovación, de ajustarnos a los cambios, de no permitirles que nos roben el entusiasmo de estar vivos!!!.

Se hace necesario que al igual que la naturaleza nos lo muestra años tras año, seamos capaces de dejar atras al hombre viejo que tuvo que soportar las inclemencias de situaciones adversas y empecemos a cubrirnos de experiencias nuevas, que poco a poco seamos capaces de sanar viejas heridas, que mostremos al mundo que más allá de que los viento soplen en nuestra contra aún seguimos VIVOS, dispuestos a renacer mil veces si es necesario!!!.

Que esta semana, sea plena de felicidad. Hasta la próxima!!!




domingo, 10 de septiembre de 2017

EL MUNDO SE NOS VIENE ABAJO

Amigos!!!:
¿Cómo están?, todos vamos caminando por la vida, espero que cada uno de ustedes lo este haciendo con paz en el alma, con una visión positiva en la vida pero por encima de todo con mucha fe y esperanza.
Los desastres naturales que vienen afectando a varios países en los últimos días, constituye un tema de real preocupación, me adhiero a todas aquellas manifestaciones de apoyo a México tras el terremoto que se produjo en días pasados, así como a todos aquellos que perdieron seres queridos por el paso del huracán Irma. Las noticias ya empiezan a relatar los efectos del huracán José, en fin, el mundo se nos viene abajo.

Siempre he pensado que este tipo de manifestaciones naturales, nos muestra con absoluta contundencia la insignificancia de nuestra naturaleza. Desastres como estos nos demuestran lo insignificantes que somos, de nada nos sirve erigir monumentos de cemento, adelantar la tecnología (hoy mucho mejor que la humanidad), es nuestro deber comprender que se hace necesario volver a lo simple, a lo más sencillo, regresar sobre nuestros pasos y empezar a dar valor a todo aquello que dejamos atrás, para empezar por el tiempo.

Dios siempre esta ahí para recordarnos que nuestras vidas son pasajeras, que de nada sirve rodearnos de lujos, de casas como fortalezas, de mucha seguridad; el día menos pensado nuestra vida retornará a nuestro creador, será el momento de demostrar cómo hemos vivido, qué experiencias (buenas o malas) contribuyeron a hacer de cada uno una mejor persona.

Continúo leyendo las noticias y me encuentro con una cuyo mensaje es alentador, ¿cómo en medio de toda la destrucción que el huracán deja a su paso pueden haber buenas noticias?, descubro con verdadera sorpresa que es así; en medio de tal desastre natural, una vida pudo nacer!!!. A pesar de que los médicos no pudieron asistir personalmente a la madre, ésta siguió las instrucciones por teléfono y pudo dar a luz a una niña completamente sana, en su propio hogar, ahora ambas ya se encuentran en un hospital donde están siendo atendidas.

Que jamás se nos olvide que Dios siempre esta presente aún en medio de la peor de las tormentas para recordarnos que la vida siempre triunfará sobre cualquier adversidad, que más allá de los vientos fuertes, de todos los destrozos, vivir es posible, porque el amor es más fuerte, es mucho más fuerte que cualquier oscuridad.

El mundo se nos viene abajo, curiosa frase más no por eso menos cierta; pero no todo esta perdido. Si realmente nos lo proponemos también nosotros podemos nacer a una vida nueva, vaya uno a saber cuánto tiempo aún nos quede por vivir, sea el que sea vivámoslo con los brazos abiertos, respirando a todo pulmón, con la conciencia tranquila, construyendo puentes, estrechando lazos, riendo a carcajadas, aprovechemos el tiempo que aún tenemos en nuestras manos.

Hoy con la llegada de esa niña en medio del huracán Dios nos dijo que aún hay vida por la cual luchar, que todavía se puede aunque la tierra tiemble o  el viento amenace con hacer caer todo abajo, que siempre será nuestra decisión, empezar a sanar vidas, empezar a sanar corazones!!!.

Que Dios permita que puedas construir o reconstruir tu vida!!!. Hasta la próxima.



domingo, 3 de septiembre de 2017

LAS MELODIAS DEL ALMA

Amigos!!:
¿Cómo están?. Precisamente hoy leí un artículo sobre "pirata", un perro que fue adoptado por el personal de un hospital desde que llegó junto a su dueño quien falleció durante una operación. Jamás supieron cuál era el nombre verdadero del can. Adoptaron al perro debido a que éste jamás dejo de esperar por su dueño, una historia muy similar a la de Hatchiko; jamás supieron cuál era su verdadero nombre, por lo que debido a las manchas negras que tiene en sus ojos, decidieron llamarlo Pirata.

Comienzo de esta manera esta primera entrada de Septiembre porque melodías para el alma existen muchas, encontrar personas que sepan escucharlas hay muy pocas.
¿Cuántas historias así hemos escuchado ya?, se ha hecho toda una película sobre el amor que estos animalitos nos brindan. AMOR; qué palabra con tantos significados y con tal inmenso poder que puede acortar la más grande de las distancias!!!.

Las prisas de este mundo, el bullicio del día a día, consiguen silenciar las melodías con las cuales el alma se enriquece, se apacienta, se nutre. A lo largo de mi camino he visto a muchas personas restar tiempo de sus vidas con las acostumbradas preocupaciones. Se preocupan porque no tienen el dinero suficiente o porque lo tienen demás, se preocupan porque no han encontrado el amor o porque creyeron haberlo encontrado, se preocupan.... siempre se preocupan.

En cada ocasión siempre me pregunte una sola cosa; ¿se puede vivir de esa manera?; en la película Charlie y la fábrica de chocolate, el abuelo de Charlie le dice que no se preocupe, que el dinero se produce hoy y se seguirá produciendo mañana, me gusto tanto el mensaje que jamás deje de recordarlo, porque considero que es cierto, la última razón que debería ocupar nuestra mente es precisamente el dinero.
Por otro lado, el amor; ¿cómo poder encontrarlo?, ¿se puede salir a buscarlo?, la breve historia con la que inicie, debería recordarnos que el amor no se busca, no es algo que uno haya perdido, no se encuentra en un lugar determinado, por lo general el amor vive en cada uno de nosotros y sale a buscarnos, es tan misterioso su poder que bien puede presentarse entre dos seres que jamás han intercambiado una sola palabra, y es que el amor se siente no se dice y por lo tanto vive en la parte inmortal de nuestra existencia: EL ALMA.

Escuchar las melodías del alma, es regalarnos la oportunidad y el tiempo!! para poder disfrutar de todo lo que tenemos a nuestro alrededor, el viento que al soplar golpea nuestro rostro le esta comunicando al alma que el momento de seguir nuestros sueños siempre ha de existir y puede ser que cada persona tenga al menos una historia de amor que haya terminado con un final triste, pero creo con sinceridad que durante el tiempo que duró el alma no pudo experimentar mayor felicidad!!. Y no me refiero al amor entre dos personas nada mas, creo que amar a una mascota y luego llorar su partida es una pérdida que solo quienes han atravesado por ello pueden describir, el amor siempre nos expone a sufrir un poco, pero la felicidad que instala en nuestros corazones bien vale por ello.

Poder distinguir las melodías que se nos ofrecen cada día, no solo nos regala un tiempo de paz que jamás volverá; nos otorga la suficiente claridad para salir de nuestras "eternas" preocupaciones y "quejas" para dar paso a la gratitud y la esperanza de tiempos mejores y más felices.

La fiesta de colores que los arboles nos regalan cuando llega el otoño, la promesa de la renovación que nos anuncia la naturaleza durante el invierno y su realización en cada primavera, con cada retoño verde que aparece en sus ramas, ¿alguna vez vieron pasar la vida de esa forma?, ¿se dieron la oportunidad de ver que la vida es mucho más que prisas, que preocupaciones, que frustraciones, que angustia?.

Si cada uno de nosotros pudiera escuchar su melodía al menos unos minutos de cada día; tal vez podríamos descubrir que nosotros también podemos sentir amor, de la única forma que puede hacerse, sin egoísmos, sin prisas, solo con el alma, sabiendo que la libertad siempre va de su mano.....

Si cada uno de nosotros empezaríamos a agradecer en lugar de reclamar como niños caprichosos, tal vez veríamos que somos capaces de construir no solo puentes, verdaderas relaciones!! y no la ficción que nos contamos cada día....

La vida es mucho más que formar parte del montón, si Dios te hizo único para brillar como estrella entre los demás, ¿por que desperdicias tu vida tratando de ser como ese "resto" que no sabe nada de la vida y mucho menos de la tuya?.

Espero que llegue el día que puedas detener la prisa de este mundo, que expandas tanto tu corazón que puedas escuchar las melodías que enriquecen el alma y te sorprendas riendo a carcajadas de la forma más sincera con la que tu alma te esta comunicando que finalmente descubriste el verdadero secreto para ser feliz....

Que esta semana que inicia el mes; te recuerde que aún hay vida que celebrar..... Hasta la próxima!!!