domingo, 11 de noviembre de 2012

¿LA GENTE HA DEJADO DE TENER FE?...

Amigos, bienvenidos!!!:
¿Cómo están?; ¡cómo van pasando tan rápido los días!, y es precisamente por ello que debemos estar atentos a cada evento que se produce en nuestras vidas, ya no pensar en el pasado, primero porque no tiene ninguna utilidad más que la que se haya podido sacar de cada error cometido, con la premisa de no volverlo a cometer y segundo porque por mucho tiempo que perdamos anhelando los tiempos pasados, estos no regresarán, así que hay que aceptar la invitación que Dios nos hace de ver siempre hacia adelante. Alguien me dijo una vez, que si Dios hubiera querido que miremos siempre lo que hemos dejado atrás, nos hubiera puesto ojos en la espalda, aunque esta expresión me causo gracia la primera vez que la escuché, con el tiempo terminé reconociendo que probablemente tiene razón. 
Así que ya saben, a enfrentar cada situación amarga o adversa con la mirada puesta siempre hacia adelante y con la cabeza en alto, ya que no existe ninguna situación por muy amarga que sea que nos impida seguir adelante, si nos lo proponemos!!!.

Durante un almuerzo con algunos amigos, mientras conversábamos sobre diferentes temas, alguien menciono la siguiente frase: La gente ha dejado de tener fe, por eso las montañas ya no se mueven. Qué frase llena de significado, me hizo pensar inmediatamente en lo triste de esta afirmación, pues particularmente creo que sin fe, la vida se hace mucho más difícil.

Uno puede pensar en tantas cosas al escuchar esta frase; se puede considerar la situación del mundo entero, pero eso sería muy fácil, sabemos que hay muchas razones para que la gente haya perdido la fe; luego podríamos pensar en la situación de nuestros propios países, con cuanta propiedad hablaría cada uno de nosotros!, pero eso también sería muy sencillo, es una realidad que vemos todos los días. Podríamos mencionar la realidad de nuestros amigos o la de nuestros seres queridos y eso en definitiva no sería complicado, pues estamos en permanente contacto con ellos, por lo que consideraríamos que conocemos las cosas que ellos enfrentan en sus vidas; ahora bien, ¿entonces qué es lo que realmente debemos tomar en cuenta?...

Saben que el otro día conversaba con alguien, quien me comunicaba su preocupación, al no saber cuándo es que se sabe que uno esta actuando de forma correcta, la mayor parte de nuestras vidas transcurre en medio de situaciones frente a las cuales debemos decidir qué hacer, y esto parece contrarrestar el hecho de que la la mayor parte del tiempo sentimos que somos marionetas del destino y lo pensamos mucho más, cuando tras haber tomado una decisión las cosas se complican al punto que tenemos la sensación de que estamos a punto de ahogarnos, en un inmenso mar, con el paso del tiempo, éste era tan solo un vaso de agua que apenas si consiguió modificar el curso de nuestras vidas, ¿pero cómo saber cuál es la mejor decisión?; podía observar la desesperación en el rostro de esta persona, su expresión también reflejaba los innumerables pensamientos derrotistas y confusos que pasaban por su mente en ese momento. ¿Cuál sería la respuesta que darían ustedes?.... 

Lo que hice, fue simplemente recordar las innumerables ocasiones en las que yo me hice esa misma pregunta, y es que casi nunca sabemos a cabalidad que aquello que estamos decidiendo es lo correcto; pero sucede que existe un pequeño patrón que se puede seguir como una pequeña ayuda, y es que el camino más difícil, lo que nos cuesta más realizar, es por lo general lo que deberíamos hacer, y es que el camino más empinado es el que normalmente nos conduce hacia ese destino que buscamos.

¿Pero qué tiene que ver esto con la fe?, ¿qué tiene que ver con la pregunta con la que he iniciado esta nueva entrada?; todo. Y es que por mucho que podamos pensar en resolver los diferentes problemas que aquejan a las personas, estén cerca de nosotros o no; debemos primero pensar en nuestra propia realidad, ¿yo tengo la suficiente fe, como para poder mover mis propias montañas?....

Nadie excepto Dios, nos conoce mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos; por lo tanto siempre ha de ser tarea nuestra el tratar de dar respuesta a esta pregunta que considero de suma importancia, porque nuestra experiencia de vida nos muestra que aquello que queremos conquistar y los obstáculos que debemos vencer para ello, son siempre muy personales, son diferentes para cada uno. A estas alturas, una respuesta apresurada podría llevarnos a la conclusión errónea, de que si no tenemos aquello que tanto ansiamos, es porque no tenemos suficiente fe.... Nada más equivocado.

Jamás elegiría una respuesta como esa, primero porque creo que la fe, no es algo que se puede medir, normalmente uno lo puede mostrar con hechos de su propia vida y segundo porque cada camino hacia la fe es siempre muy personal, nadie esta a la altura de decir si tiene mayor o menor fe que otros, se trata solo de ver que cada camino es muy diferente de otro, por lo tanto tiene sus propias complicaciones y sus propias metas, nadie puede compararse, esta no es una carrera.

Lo que si podemos decir, es que si no tenemos la fe que precisamos para poder salir a flote de todo lo adverso y empezar a mover esas montañas que quizá no nos dejan ver lo que queremos o encontrar lo que buscamos, es porque tal vez equivocamos el camino, es porque tal vez consideramos que lo que decidimos en un momento de nuestras vidas no era lo correcto y desafortunadamente con el paso del tiempo, se va haciendo un poco más difícil, pero de ninguna manera imposible!!!.

Entonces, ¿la gente ha dejado de tener fe? o simplemente se han perdido en el mar de dificultades que fueron apareciendo en sus vidas y poco a poco dejaron que la luz de la fe se apague dentro de sí mismos. 
Hay que revisar cada cosa que hicimos o decidimos mal, que no nos preocupe el tiempo, éste no tiene mucho que ver con la fe, por lo tanto, llegada la hora de decidir sobre realizar una determinada tarea o no; que no nos asusten los años que ya tenemos, que no nos asuste el camino más difícil, porque todo se resume a tener fe, ¡Animo, que esas montañas si se pueden mover con un poco más de fe!.

Que tengan una hermosa semana, agradecerles por lo comentarios que dejan y por seguir este sitio. Hasta la próxima!!!.

Fotografía "Dance with the wind"; (Rosier Db)







1 comentario:

  1. holas me gusto mucho sus videos de los seis puntos de luz

    ResponderEliminar

Gracias por tomar un tiempo para compartir. Vuelve cuando quieras.