domingo, 29 de septiembre de 2013

TODOS GUARDAMOS UN TESORO

Amigos, ¿cómo están?:
Ya cerramos otro mes mas del año!!!, no es magnífico?, lo mas maravilloso de todo es que estamos vivos mientras conscienticemos que esto es así podremos entender que somos capaces de revertir cualquier situación adversa en nuestras vidas, somos capaces de seguir adelante y así también somos capaces de atesorar los buenos momentos en nuestro corazón, eso es estar vivos!!!, es sentirnos capaces de volver a empezar una y otra vez porque nuestro espíritu nos da fuerza permanentemente.
He vivido una semana llena de sorpresas, de retomar cosas que no hacía en mucho tiempo!!, nunca es tarde para reconocer a la persona que fuimos y la que somos hoy, Dios hace nuevas todas las cosas permanentemente y estos días han servido para que me acuerde mucho de eso. 
He podido reunido reunirme con algunas amistades y empezar a escribir un nuevo libro!!; la vida pasa de tal manera que siempre nos sorprende y esta semana lo hizo gratamente cuando una amistad compartió conmigo el motivo de su alegría al ver realizado algo que  había soñado desde hace mucho tiempo, me regocijé al confirmar que los sueños pueden hacerse realidad!!.
Como les dije una semana llena de novedades gratas pues otra de mis viejas amistades me comunicó que un problema que se había prolongado más de la cuenta, finalmente pudo solucionarse, nos regocijamos en Dios porque él es el único que puede ayudarnos cuando nadie más puede hacerlo, confirmamos que la fe es lo único que nos sostiene en momentos en los que ni siquiera nosotros somos capaces de hacerlo.
Visité a mi Virgen en uno de mis santuarios favoritos y está demás que les diga el increíble momento de paz que viví allá cuando me quede contemplándola de cerca, escuchando el melodioso canto de las golondrinas que acompañan gratamente a la Virgen y un poco el corazón de quienes llegamos a visitarla... En definitiva una gran semana!!!.

Ustedes saben que hay una frase muy conocida que además se encuentra en la Biblia; "Llevamos este tesoro en vasijas de barro", se le han otorgado a este maravilloso fragmento muchas connotaciones pero hoy cuando pienso en ello, realmente pienso que en esta vida somos probados de muchas maneras, nuestra fe es puesta a prueba en mas de una ocasión, nuestras mismas ganas de vivir incrementan o disminuyen de acuerdo a como nos va yendo en los días que vivimos, y es que ese maravilloso tesoro que llamamos vida lo guardamos en una existencia muy frágil como lo es nuestro ser que muchas veces se atormenta por la soledad, por la tristeza, por la amargura que en gran medida se alimentan de recuerdos tristes, separaciones que ni siquiera pensamos que sucederían o simplemente el paso de la vida es la que va marcando tantas caídas que nos sentimos más frágiles con el paso del tiempo...... evidentemente llevamos un tesoro en vasijas de barro.

Sin embargo y por esa magia que llamamos amor y que proviene de la única fuente que no se agota: Dios; continuamos despertando un nuevo día y así uno tras otro seguimos adelante, hasta que un día nos sorprendemos sonriendo sin motivo alguno de camino a algún lugar; entonces sabemos en el fondo de nuestro corazón que resistimos los tiempos de oscuridad, que nuestro ser no se quebró y por lo tanto estamos listos para seguir adelante con esa maravillosa vida que tenemos.

Si no fuéramos capaces de seguir adelante, no podríamos agradecer a Dios por todos esos cambios que en su momento nos causaron dolor pero que eran necesarios para demostrarnos primero que somos muy fuertes y segundo que la vida no se termina, solo se transforma; para que nos demos cuenta que las personas que nunca nos abandonaremos siempre seremos nosotros; que no esta mal compartir momentos de nuestra vida con los demás (especialmente con aquellos a quienes llevamos en el corazón) y por lo tanto no debemos cerrarnos a la maravillosa experiencia de conocer nuevas personas porque todos somos regalos de Dios, desde lo mucho o poco que podemos dar.

Los cambios son buenos, pero tenemos que ser lo suficientemente fuertes para poder resistir toda esa transformación, Dios esta intentando demostrarnos que somos más fuertes de lo que creemos y que a pesar de todos esos pensamientos que nos dicen que ya nada será igual; podamos ver que la vida sigue siendo maravillosa y que las cosas más importantes se quedaron junto a nosotros porque pertenecían a nuestro espíritu. 
Ninguna persona, ningún hecho, nada pueden quitarnos lo que realmente nos pertenece que somos nosotros mismos y lo que somos capaces de dar.... Tal vez ya no estamos como antes, pero con el tiempo comprenderemos que no perdimos nada.

Es muy posible que en este mismo momento estemos perdiendo tiempo pensando en las cosas como estaban antes y no nos demos cuenta que a nuestro lado están personas nuevas a quienes valorar, los días no regresan no es bueno vivir con la mirada puesta en el pasado, podríamos estarnos perdiendo nuevas experiencias que no volverán.... Una historia que titula "La piedra" nos relata lo siguiente:

Una mujer sabia que viajaba por las montañas encontró una piedra preciosa en un arroyo.
Al día siguiente se cruzó con otro viajero que estaba hambriento, y la mujer abrió su bolsa para compartir con él su comida.

El viajero hambriento vio la piedra preciosa en la bolsa, se quedó admirado de su belleza y le pidió que se la regalara.
La mujer lo hizo sin dudar.

El viajero partió, alegrándose de su buena suerte. Sabía que la joya valía lo suficiente como para darle seguridad por el resto de su vida.
Pero a los pocos días regresó en busca de la mujer sabia. Cuando la encontró, le devolvió la piedra.
“He estado pensando” dijo. “Sé cuán valiosa es esta piedra, pero se la devuelvo con la esperanza de que pueda obsequiarme algo mucho más precioso.”

“Deme lo que hay en su interior que le permitió regalarme la piedra”

No importa lo que hoy creamos que hemos perdido o que nos han arrebatado, sintamos pena por aquellos que pensaron que nos quitaron algo importante, pues lo más importante reside en cada uno de nosotros, más allá de lo que nos duela o no lo que hayamos perdido o ya no este en nuestras vidas, somos poseedores de una gran tesoro que somos nosotros mismos; quienes envidian aquello que tenemos no comprenden que ellos en si mismos tienen un gran tesoro, no es una victoria arrebatar algo preciado a alguien, solo demuestra que desconocen que son poseedores de un gran tesoro; piedras preciosas pueden haber muchas pero la grandeza que reside en nuestro interior y que nos mantiene vivos solo hay una porque Dios nos la concedió como el más grande los regalos: NUESTRA VIDA.

No le teman a los cambios, siempre son para bien porque es Dios quien nos esta invitando a descubrir que somos más fuertes de lo que pensamos.

Que tengan una semana perfecta!!. Hasta la próxima.


Nuestra mayor tristeza -o mayor alegría- será mirar al pasado y contestar a la pregunta: ¿Habré amado lo suficiente? (Paulo Coelho)














domingo, 22 de septiembre de 2013

NO HAY RAZON PARA ESCONDERNOS....

Amigos, ¿cómo están?:
Que bueno saber que en el fondo todos somos unos vencedores!!!, créanlo y regocíjense en ello pues el poder remontar todos esos momentos grises que aparecen en el horizonte de nuestras vidas nos hace personas triunfadoras!!!.
El maravilloso otoño y la maravillosa primavera han iniciado, ambos maravillosamente perfectos, nos dicen que cada uno mantiene la belleza de su creador para regocijo de aquellos corazones que tienen la capacidad de observar y sentir el amor de Dios que se manifiesta en cada estación, cosa o persona que habita este mundo.
Considero que esta semana ha sido una de las mejores para mi y es que dejarse sorprender gratamente con los preciosos regalos que Dios tiene reservado para uno, es de los mejores momentos que uno puede vivir y vale la pena atesorar. ¿Cuántas veces has sido capaz de reconocer esos regalos en tu vida?, puede ser que los constantes problemas que agobian la vida no nos deje apreciar que los recibimos cuando ni siquiera los estábamos esperando.

Curiosamente conversando con algunas personas me di cuenta que las ideas se hilvanan a la perfección en nuestra mente, pero nuestras acciones no corresponden con  nuestros pensamientos.
Es fácil describir la forma en la que uno debe llevar su vida, pero los hechos de la misma nos dicen todo lo contrario, dicho esto uno puede pensar que esta perdido en su vida, pero realmente es todo lo contrario, significa que estamos a un ligero ajuste de llevar nuestras vidas de la manera en la que pensamos, solo precisamos tener la voluntad para hacerlo.

En la antiguedad, las llaves eran algo de mucho valor, normalmente quien era merecedor de portarlas era considerado una persona de mucha confianza, llaves grandes o pequeñas solo significaban que se guardaban grandes tesoros o cosas de mucho valor. En nuestros días, también tenemos muchas cosas de valor que hay que cuidar en nosotros mismos, nuestro interior esta lleno de puertas que guardan grandes cosas de valor.

Nuestro corazón es el mas importante de todos, pero también esta nuestro espíritu, nuestra mente, nuestros recuerdos y vivencias, todo esta cerrado bajo llave porque todo forma parte de nuestra vida y será de acuerdo a la importancia que le demos uno al otro que las llaves variarán de tamaño, pero ¿qué pasa cuando hemos perdido una de ellas?

La sensación de perdida cuando se valora realmente algo, provoca en nosotros desolación, una extraña sensación de melancolía invade nuestras vidas y la desesperación no tarda en llegar, hemos perdido una llave!!, ahora no sabemos exactamente como abrir esa puerta que encierra algo muy valioso..... Sencillamente hemos perdido una parte importante de nosotros mismos.

Las circunstancias de la vida y de nuestro propio pensamiento nos lleva a la amarga experiencia de perdida, sobre todo cuando no hemos sido capaces de cuidar algo que se nos confió, nuestra persona misma.
Dejamos todo atrás por correr presurosos a una nueva y prometedora aventura y no medimos las consecuencias que esta conlleva en sí misma, cuando los breves minutos de felicidad se esfuman nos damos cuenta de todo lo que hemos dejado atrás por algo que quizá era solo una ilusión, nos perdimos en el mundo de los sueños y dejamos de valorar las realidades que nos rodean.

La llave del corazón es la que encierra nuestra vida misma, la cual tiene su entera explicación desde el espíritu, pues el corazón es la puerta entre ese mundo exterior e interior, es realmente la fuente donde se generan nuestros sentimientos, sin embargo cuando no hemos sido capaces de cuidar la llave de nuestro mundo interior, de nuestro corazón; ponemos en evidencia la pobreza espiritual y de fe en la que nos encontrábamos, le damos tanta cabida a todos esos elementos que se encontraban en nuestro mundo exterior que no cuidamos nuestro mundo interior, sencillamente estábamos conscientes de la increíble experiencia que es amar y ser amado que elegimos cegarnos a ver la realidad.

Ustedes se acuerdan de ese maravilloso cuento infantil, "La Cenicienta", se acuerdan cuando el príncipe probaba la zapatilla a todas las mujeres, muchas de ellas con los deseos reales de que su pie encaje en dicha zapatilla?.Pensemos por un segundo que hoy la búsqueda del amor nos lleva a encajarnos en un molde que no nos corresponde, a unirnos con una persona que no estaba destinada a nosotros y es que tenemos tan clara la idea del amor en nuestra mente que no medimos cuántas llaves perderemos, empezando por la del corazón.

Un buen día nos vemos al espejo y no reconocemos las personas que somos, nos hemos vuelto en perfectos desconocidos que soñaron un día con tantas cosas que hoy parecen tan lejanas....
El baúl de nuestros recuerdos esta lleno de experiencias amargas, nuestra vivencias están muy lejos de ser felices porque nos hemos convertido en unos extraños incluso para nosotros mismos. Sencillamente ahora no sabemos muy bien quienes somos, hemos dejado que tantas llaves se pierdan al punto que no queda ya mucho por cuidar... nuestra vida ha sido modificada al punto que ya no la gobernamos.... que triste haber corrido en busca del amor a cualquier precio incluso nosotros mismos.

Por otro lado, reconocemos con absoluta claridad las cosas que decimos, nuestra mente va marcando un camino que por momentos nos es tan desconocido que tenemos miedo de avanzar en él. Dudamos tanto de nuestros pasos que a la primera caída, nuestra mente nos convence de que debemos parar y lo que es mucho peor: Regresar.

Nuestra mente y nuestro espíritu pueden extraviarse con la misma rapidez sin que lo hayamos notado siquiera, simplemente sentimos que nuestro mundo interior se esta desmoronando y no alcanzamos a darnos cuenta cuando pasó realmente?, no hay un camino donde regresar porque nuestros miedos y dudas han destrozado nuestro rumbo, tampoco vemos con claridad hacia donde dirigirnos porque la oscuridad en la que nos hemos sumido nos dificulta saber quienes somos para empezar a tomar nuestro propio rumbo.

Todos tenemos llaves que cuidar, todos sabemos cuáles son las más importantes; pero el brillo opaco de aquello que ansiamos nos lleva a extraviarnos de nuestro camino, no conseguimos escuchar todas las palabras de aquellos que nos quieren, no distinguimos entre la compañía de quienes nos quieren a la de aquellos que queremos querer a toda costa.

Puede ser que muchas veces hayamos querido correr presurosos por el camino que nos señala el corazón, pero no podemos dejar las cosas valiosas que tenemos, es nuestra vida misma la que va marcando el rumbo pues si no somos capaces de decir la verdad sobre aquello que sentimos, si no somos capaces de vivir a la luz de la sinceridad y elegimos voluntariamente el camino del secreto, de lo escondido; estamos muy cerca de perder nuestro rumbo.

Arriesgar el cariño de las personas que amamos es un justo precio para ese nuevo cariño o esa nueva experiencia a la que nos aferramos seguros de que nos llevará a la felicidad?, puede realmente el distanciamiento de quienes nos aman avalar una vivencia que nos esta llevando incluso a no apreciar el amor de Dios?... No es el camino de lo escondido o del alejamiento el que nos lleva a donde nuestro corazón reside porque cuando estamos a la luz del amor sabemos que no hay razón para escondernos.

Replantearse a la mitad del camino, ver si todavía somos capaces de reconocernos, si no estamos solos en ese velero de fantasía, si todavía se encuentran a nuestro alrededor quienes nos aman, nos indica la ruta, nos dice que hemos sido capaces de cuidar muy bien las llaves de nuestra persona pero sobre todo que hemos sido capaces de vivir en concordancia con nuestras palabras y nuestros actos, porque respetamos el amor de Dios quien  ha depositado en nuestras manos toda una vida.....

Que tengan una semana maravillosa!!. Hasta la próxima.

"Y la lluvia inspira" (Rosier Db)




domingo, 15 de septiembre de 2013

"DEJEN HACER, DEJEN PASAR, EL MUNDO VA SOLO"

Amigos, ¿cómo están?:
Feliz semana!!, saben que la diferencia entre estar bien o estar mal puede reducirse a un solo segundo en el que cambiemos nuestra forma de ver las cosas. QUE HOY SEA EL PRIMER DIA DE MUCHOS DIAS BUENOS QUE HABRAN DE VENIR PARA TODOS USTEDES, A NO PERDER LA FE!!!.

He tenido días particularmente difíciles; ha sido preciso como siempre que recuerde que no estamos solos, que a pesar de que estemos rodeados de personas o no, la sensación de soledad muchas veces quiere hacer presa de nuestros corazones, pero incluso en esas horas en que no sabemos que hacer, no tenemos gente a nuestro alrededor que nos distraiga de nuestros pensamientos y es en medio de esa aparente soledad que nuestro corazón se llena de una inusitada calidez, que sentimos esa compañía que anhelamos tanto, esa presencia que aún sin mencionar una sola palabra, esta diciéndole a nuestro corazón que no estamos solos, que hay alguien que nos ama por sobre todas las cosas y que esta ahí justo en esos momentos de fragilidad junto a nosotros para decirnos en esas horas de oscuridad que todavía quedan muchos momentos gratos y felices por venir.... esos momentos de oscuridad empiezan a iluminarse, entonces es solo cuestión de tiempo hasta que todo se llene de luz.....

Con esta maravillosa frase utilizada por primera vez por Jean-Claude Marie Vicent de Gournay, frase que hoy se ha convertido en una expresión muy utilizada en Francia "dejar hacer, dejar pasar" titulo esta nueva entrada. Curiosamente esta frase se utilizó allá por el siglo XVIII, en el ámbito de la economía y hoy la utilizo para  darles a conocer una nueva perspectiva.

Sucede que cuando en nuestras vidas se producen una serie de eventos desafortunados, sobre los cuales no tenemos ningún control pero afectan nuestra vida de forma transcendental, sentimos que nuestro corazón se llena de tristeza, nos vemos impotentes, no sabemos que hacer y ciertamente no hay nada que podamos hacer porque no esta en nuestras manos el poder solucionar nada.

Entonces, uno escucha frases como esta "dejar hacer, dejar pasar" y sabe en su corazón que evidentemente el mundo va solo, aunque nuestra fe nos recuerda que todos los elementos y las personas que forman parte de este mundo se mueven con libertad pero a su vez hay una mano que guía cada sendero: Dios, entonces aunque nada se puede cambiar, se entiende que todo absolutamente todo esta como debe estar, que si debemos pasar por momentos felices o momentos tristes todo se reduce a la voluntad divina y nuestra mente tiene que aceptar que nuestra confianza esta depositada en sus manos, entonces no podemos estar mal aunque nuestra mente y nuestros pensamientos nos estén diciendo lo contrario.

No estamos de acuerdo con el rumbo que han tomado las cosas en este momento; pero debemos "dejar hacer y dejar pasar" porque aún cuando no entendemos porque están sucediendo una seguidilla de eventos desafortunados, Dios nos esta invitando a conocerle mas y a confiar mas en él; es muy probable que el bullicio de nuestra mente no nos deje escuchar lo que tiene para decir, por eso buscar esos preciosos momentos de soledad es importante en ese tiempo de oscuridad.....

Aunque nos parezca una insensatez que Dios permita que atravesemos momentos de dificultad y no podamos entender el por que, es preciso que lo hagamos para comprender cosas nuevas que nos harán mejores personas, mejorar la comunicación con Dios es importante para nuestras vidas, porque la siguiente tempestad no seremos presas tan fáciles de las circunstancias, y el amor de Dios nos quiere ver fuertes como un roble al que un simple viento no lo tumbará ni una sola tormenta lo hará.

"Dejar hacer, dejar pasar" nos dice que todo esta en las manos de Dios, que más allá de lo que pueda suceder, del rumbo que vayan a tomar las cosas, todo incluso nuestro propio accionar esta siendo guiado por la voluntad de Dios, nuestro corazón tiene que ser capaz de comprender que en el mundo infinito que el amor nos muestra, Dios quiere lo mejor para nosotros y a veces son necesarios esos momentos de dificultad para sacudir un poco nuestra vida y remover algunas cosas que no nos dejan ver que hay otras posibilidades maravillosas por vivir, que hay nuevas personas por conocer o nuevos lugares que recorrer.... Todo esta en las manos de Dios, todo esta bien.

La preocupación, la angustia, la desesperación, la tristeza son solo recursos que nuestra mente reproduce y que normalmente las origina el mal para que no podamos descubrir lo nuevo que llega a nuestra vida, los nuevos eventos que están por venir, y es necesario que seamos capaces de ser fuertes para no dejarnos llevar por el desánimo o la depresión, éstos estados pueden impedirnos llegar a días nuevos con un corazón renovado, con una mirada clara y un espíritu feliz.... Para ello solo tenemos que comprender que a veces hay que dejar que las cosas sigan su propio curso, no esta en nuestras manos el poder hacer nada, pero es nuestra decisión la forma en la que encaremos esos momentos de oscuridad que no son los que definen nuestra vida, son solo cortos periodos de tiempo en los cuales era preciso una sacudida de las cosas para poder vivir nuevos momentos.... 

Que la semana este llena de momentos gratos!!. Me despido con un fragmento del poema "No te rindas" de Mario Benedetti, uno de mis favoritos.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje
Perseguir tus sueños
Destrabar el tiempo
Correr los escombros
Y destapar el cielo.

"Huellitas" Rosier Db

domingo, 8 de septiembre de 2013

QUE NO SE QUIEBRE EL ESPIRITU

Amigos, ¿cómo están?:
Que bueno que hayamos podido llegar a este día, con el espíritu sano, con el espíritu lleno de vida o por lo menos lleno de ganas para seguir luchando por seguir adelante.
Gracias a todos los que han participado del concurso, me encuentro revisando sus preciosos pensamientos por lo que con seguridad tendré al ganador la semana que viene.

Hace un tiempo, una persona muy allegada me dijo que en tiempos de dificultad, las personas no deben preguntar si uno se encuentra bien, porque esta pregunta ya se había generalizado de tal forma que muchos simplemente atinaban a contestar frases comunes como "estoy bien", "trabajando", "sin tiempo" y tantas otras respuestas mas que hemos escuchado, por otro lado muchos hacen esta pregunta sin verdaderas intenciones de saber la situación real de la persona a la que le preguntan, por lo que cuando uno quiere saber como esta una persona, a la que además se le nota en el semblante su estado de animo, debería preguntarse "tu espíritu se ha quebrado" porque solo así estaríamos partiendo de reconocer que a esta persona le ha sucedido algo y no estamos preguntando por trivialidad mas bien estamos preguntando si ha sido algo tan serio que amerite que demos todo lo que este a nuestro alcance para ayudarle.

El estar conscientes de esta realidad, nos llevaría a ser mucho más humanos a partir de reconocer la naturaleza espiritual que tenemos como seres humanos y a darle tambièn la debida importancia pues es por medio del espíritu que generamos vida a nuestro cuerpo.

Si una situación adversa, consigue quebrar nuestro espíritu al punto que no somos capaces de seguir, que no podemos remontar lo que nos ha sucedido; quizá sea tiempo de conversar con otras personas, aquellos a quienes tenemos muy cerca de nuestro corazón, primero porque el encerrarnos en nuestros propios pensamientos no nos ayudará, no en esos momentos, es muy probable que ellos esten contaminados por el rencor y la tristeza.

Cuando uno sufre un golpe muy fuerte, el cuerpo toma su tiempo para sanar la herida producida por el golpe; nuestra salud se restablecerá por completo en la medida en que nuestro cuerpo se restablezca y pueda reparar el daño, entre mayor es la lesión el cuerpo precisará mucho más tiempo para poder sanar y en algunos casos lo ayudaremos con algunos medicamentos.

Esta misma situación sucede con nuestro espíritu, la desventaja de éste es que las heridas, los golpes o las lesiones que se producen en él no son visibles por el ojo humano, es preciso escuchar lo que nos dice el corazón ya que el por lo general nos muestra el camino, desafortunadamente solemos silenciar su voz con el bullicio del mundo y sobre todo de nuestra mente; de ahí que muchas veces es probable que precisemos escuchar lo que otras personas tienen para decirnos.

¿Por qué dar cabida a otras personas?, hace muy poco escuché decir que solo aquellos que han sabido permanecer en el tiempo a nuestro lado, sobre todo en los momentos difíciles son aquellos que merecen ser llamados amigos, y quienes hemos tenido la dicha de contar con ellos sabemos que es cierto, pero lo es mucho más el saber que además podemos contar con nuestros seres queridos y primeros amigos (nuestra familia), ¿qué tienen en común estas personas?, que se interesan por nosotros a partir de un principio simple: El Amor y éste se traduce en palabras que llegan nuestro espíritu como los remedios que nos ayudarán a curarlo.

Puede ser que el mundo material no nos deje ver con tanta facilidad el mundo espiritual, pero éste vive y se desarrolla en nuestro interior con mucha más fuerza que el otro; es muy posible que seamos capaces de escuchar la explosión de una bomba a mucha distancia, las noticias hablaran de ello por semanas e incluso veremos fotos y vídeos de toda la destrucción que causo, pero un solo abrazo que tal vez nadie ve, nos manifiesta un inmenso bienestar en el corazón cuando se ha hecho con amor, el tipo de bienestar que probablemente nadie ve y ningún noticiero cubre pero que hemos podido sentir, porque el amor es más fuerte.

Una flor no hace bulla cuando se abre pero que hermosa melodía resuena en nuestro interior cuando la vemos; el mundo espiritual es mucho más fuerte de lo que creemos; aunque andemos inmersos en este mundo "real". Todo nuestro ser se desarrolla a la luz de nuestros sentimientos, pero somos tan poco conscientes de ellos que cuando alguien nos lastima, cuando sufrimos el abandono, cuando empezamos a sentir solo tristeza o rencor, no sabemos que hacer porque no nos entrenamos en ello, porque simplemente no conocemos nuestro mundo interior ni lo fuertes que podemos ser....

En esas horas de sufrimiento, las palabras de aquellos que nos aman, los actos de aquellos que nos aman, nos recordarán quienes somos, lo fuertes que somos capaces de ser o nos presentarán a alguien a quien probablemente desconocíamos y que gracias a este sufrimiento pudimos conocer.

Dios ha llenado nuestras vidas de amor, lo vemos alrededor nuestro, los rostros de aquellos a quienes amamos, la sutileza de la naturaleza, la presencia viva y cálida de los animales, todo absolutamente todo esta nuestro alcance; solo necesitamos ver con los ojos del alma para descubrir un mundo que tal vez nos era desconocido, uno para el que no es preciso comprar un pasaje, hacer las maletas, recorrer grandes distancias..... tal vez solo necesitamos un poco de tiempo y la mirada del amor.

A no dejar que nuestro espíritu se quiebre, tenemos muchas razones por las cuales segur adelante porque estamos rodeados de amor, que es la mayor fuerza de todas!!!.

Que tengan la mejor de sus semanas!!!; me despido con un fragmento de una preciosa reflexión de la Madre Teresa de Calcuta y un vídeo maravilloso sobre la historia de Christian el León para recordarnos que el amor es más fuerte!!. Hasta la próxima.

La vida es una oportunidad, Aprovéchala!
Es un sueño, Hazlo realidad!
Es un reto, Afrontalo!
Es un deber, Cumplelo!
Es riqueza, Conservala!
Es tristeza, Superala!
Es felicidad, Merécela!
La vida es vida, Defiéndela!














domingo, 1 de septiembre de 2013

EN HORAS DE OSCURIDAD ES BUENO RECORDAR QUE......

Amigos, ¿Cómo están?:
Como siempre espero que estén bien; iniciamos un nuevo tiempo!!, ¡cuántas experiencias habremos añadido al libro de nuestras vidas!. Recordar nada mas que no hay nada mejor que vivir nuestras tiempo en lo bueno y en lo malo que hayamos de vivir.
Recuerden que el concurso finaliza esta semana; exactamente el 4 de septiembre, y como ya falta poco, ¡ vamos anímense a dejar ese precioso pensamiento sobre la alegría de estar vivos!.
Sucede que esta semana el colegio IV Centenario me invito nuevamente a visitarlos; esta vez claro me reuní con otro curso del colegio y está demás decir el grato momento que pasé; ver los rostros jóvenes de los alumnos cuyas expresiones alegres y optimistas nos recuerdan que un día ocupamos sus lugares, ¡cuántos sueños albergamos entonces!.

Esta semana, he pensado en la lealtad, en aquella fuerza a la que yo llamo fe que te lleva a levantarte de cada caída; he pensado en aquellas maravillosas personas que tenemos a nuestro lado que nos dicen permanentemente que seremos capaces de seguir adelante a pesar de todo y que son testigos a su modo de nuestra propia batalla por seguir adelante en nuestras vidas.

Comprendí que no debe haber nada mas difícil en la vida que estar lejos de las personas que amas; pero también recordé que existe ese maravilloso mundo espiritual, que no es tan limitado como este en el que podemos utilizar ese maravilloso lenguaje del amor con que cualquier distancia consigue acortarse.

Me di cuenta que para que una persona te hiera hace falta solo un segundo, que las heridas que recibimos de aquellos que amamos, son cicatrices que portaremos por el resto de nuestras vidas. Descubrí que a pesar de todo el dolor y la tristeza que sentimos (en la mayoría de los casos producida por nuestros propios pensamientos derrotistas) el amor prevalece por sobre todo y que desde esa mirada el corazón se ennoblece y puede perdonar a quien nos ha lastimado.

Me alegre por el respeto que se puede llegar a sentir por aquellos que se han mostrado siempre como son, a quienes muchas veces sentimos que odiamos porque nos dicen lo que no queremos escuchar pero que debemos hacerlo; aquellos que no fingen afectos y si se sienten lastimados o traicionados te lo hacen saber en lugar de cobijarse bajo el manto de la hipocresía a la espera de que todo pase.

Finalmente acepte que esa es también parte de la vida, saber que muchas veces sentiremos que no podemos con aquellas experiencias malas que vivimos, que muchas querremos sumirnos en una profundan tristeza  y que serán mas los malos recuerdos que las cosas buenas aquellas que habremos de recordar en momentos así, que somos muy afortunados de tener amigos a nuestro lado (una vez escuche que cuando uno conoce  a una persona establece una conexión mental con ella) y debe ser cierto por la extraña conexión que hace que un amigo te llame cuando te sientes mal, cuando tu estabas pensando en buscarle.

A veces solo será ese amigo que te llame para hablar de las trivialidades de la vida para distraerte de esos extraños momentos de pesar, cuando ni siquiera se imaginaba cuanto precisabas que lo hiciera; ¡ que afortunados somos por contar con amigos así!, pero es mucha más nuestra fortuna cuando encuentras en tu familia, esos compañeros de viaje que no te dejarán salvo que deban partir antes que tu, aquellas personas a quienes Dios puso como tus primeros guías en este mundo y quienes se presentaron ante ti y tu simplemente los aceptaste con cariño: Tus padres.

Esos seres maravillosos que comparten tu vida y cuyo abrazo hace que sientas el cariño más sincero, que estarán esperando para tratar de curar tus heridas aunque solo te puedan ofrecer unas palabras de aliento y que no repararan en perder su tiempo, solo para que tu te sientas mejor.

Esta semana, amigos; he descubierto que la vida es más maravillosa de lo que podemos siquiera imaginar y que Dios en su infinito amor, nos ha dado regalos invaluables que debemos valorar aún en aquellos momentos en que sentimos que nuestro espíritu es frágil.

Amigos recuerden que más allá de las caídas o tropiezos que podamos tener, de las heridas que sufrimos o las cicatrices que carguemos, más allá de que en este momento uno sienta que esta cansado para enfrentar los reveses de la vida; hay muchos elementos magníficos a nuestro alrededor, que son la muestra de que Dios permanece junto a nosotros mucho más cuando nuestro espíritu se siente frágil, recordar que sin importar cuan oscuro sea el momento que pasamos, Dios nos susurra al oído que indudablemente mañana será mucho mejor!.

Que tengan una semana maravillosa!!. Hasta la próxima.


Los hombres y mujeres leales no se sienten incómodos por mostrar quienes son; porque otros espíritus leales entenderán sus cualidades y defectos.
(El Manuscrito encontrado en Accra; Paulo Coelho)

Fotografía "Y las hojas caen" (Rosier Db)