domingo, 11 de mayo de 2014

SIMPLEMENTE HUMANO

Amigos, ¿cómo les va?:
A veces cuando me siento a escribir semana tras semana, pensando en la frase con la cual iniciare cada nueva entrada, cada nuevo comentario o pensamiento; imagino cómo estarán cuando lean estas líneas, en qué lugar se encontrarán o que situación en particular estarán atravesando cada uno de ustedes queridos amigos. Transcurren siete días en los cuales muchos eventos felices y muchos otros infelices han podido suscitarse en sus vidas. 
Cada nueva entrada y cada línea que forma parte de ella han sido pensadas con la mejor intención de agigantar las buenas experiencias o de reducir la tristeza de cada mala experiencia; debe ser una de nuestras principales finalidades queridos amigos, ser mejores de lo que somos hoy y en definitiva más fuertes de lo que somos hoy porque la vida puede obsequiarnos momentos de mucha felicidad a los cuales querremos aferrarnos a cualquier precio, pero el tiempo se los llevará consigo y pronto nos veremos inmersos en situaciones de adversidad o de tristeza; porque esos también llegan con la vida entonces agradeceremos a Dios por haber fortalecido nuestro espíritu y sobre todo nuestro corazón, pero nos sentiremos mucho más agradecidos por conservar un corazón lleno de vida capaz de sensibilizarse con la belleza y la alegría de sentirnos vivos.

Hace mucho tiempo que me di cuenta que humanos ya somos pocos en este mundo; ustedes bien pueden decir que esta es una idea que no corresponde en modo alguno a la verdad, pero sucede queridos amigos, que el paso de la vida por este mundo; ha convertido a muchas personas en simples sombras de lo que realmente significa ser "humano".
Nos hemos vuelto tan permisibles al dolor que ya no somos capaces de sentir conmiseración, simplemente "no tenemos tiempo" para escuchar los problemas de nadie, para consolar a nadie, para simplemente pensar ¿cómo podemos hacer para ayudar a quienes vemos en alguna dificultad?.

Ya no somos capaces de ver la vida tal cual es; nuestros ojos han perdido esa mirada humana, porque nos hemos sumergido en el mundo de los negocios lucrativos donde ya no existe un espacio para aquellos trabajos o negocios que se realizan con amor, ¿quién puede pensar en eso cuando hay tantas formas con las cuales podemos generar lucro más rápido?.

Ya no somos capaces de mirar a las personas por lo que son, con todos sus problemas y todos "sus defectos", no podríamos reconocer la mirada triste de una persona y mucho menos diferenciarla de las demás, hemos dejado que esa idea egoísta y tonta de  "vivir nuestra vida", se plasme tanto en nuestro en nuestra mente que repetimos palabras como: AMOR, AMISTAD, LEALTAD, CARIÑO, CONSUELO, GRATITUD, COMPAÑIA, TERNURA, SECILLEZ, HONRADEZ, etc. se pierdan en un conglomerado de palabras que forman parte de valores humanos cada vez más ausentes de nuestra tonta vivencia, ese "vivir nuestra vida" nos ha convertido en seres indiferentes y vacíos que no tenemos nada que ofrecer más que nuestro propio egoísmo.

No podemos pensar en nada más que en lo que reporta alguna ganancia; incluso si tiene que ver con nuestra propia existencia, ¿por qué perder el tiempo dedicándonos a reunirnos con un amigo que atraviesa un momento difícil cuando tenemos que ocuparnos de nuestros propios asuntos? "además y después de todo, lo mas seguro es que no podamos hacer nada por él", probablemente escribiremos alguna frase alentadora en alguna de sus cuentas de red social ¿cierto?.

Las personas mueren cada día, y es parte del ciclo de la vida; pero en definitiva sus espíritus han muerto mucho antes que su cuerpo, las personas mueren un poco cada día a nuestro lado, en la casa, en el trabajo, en las "reuniones con los amigos", en el trabajo; los "humanos" están muriendo en  un mundo donde ya no existe vida, se ha instalado algo muy parecido a la vida, hay que reconocer que hemos imitado muy bien la vida pero que lejos estamos de saber lo que es eso.

Necesitamos sacar vacaciones y planificar un montón de actividades costosas que empiezan por hacer un viaje a otro lugar; si es posible muy lejos de donde nos encontramos; porque tenemos que "respirar", debemos descansar, alejarnos de quienes vemos todos los días, despejar la mente y si no podremos costearnos unas vacaciones lujosas nos reuniremos con algunos amigos para poder "fanfarronear" de las cosas que hemos adquirido gracias al trabajo que tenemos.... Al final del día, de vacaciones o no, nuestras vidas se revelan con un vacío tan grande que congela mucho más nuestro corazón, un corazón que esta enfermo de falsedad, de ambición, de tanto no saber que es el amor.

Vivimos tan escasos de amor, que no podemos sentirlo ni por nosotros mismos, ¿cómo querer ayudar a los demás?, sería preciso que recordemos que "no hay amor mas grande que aquel que se da por los amigos", hablamos de Dios pero que lejos estamos de invitarlo a nuestra vida, hablamos de la Fe pero nuestro espíritu esta tan lejos de ella que cuando llegan los momentos de dificultad no somos capaces de refugiarnos en esa maravillosa Fe que no conocemos.

Quienes todavía hemos defendido nuestra naturaleza "humana" en un mundo deshumanizado; no comprendemos cómo las personas no son capaces de ver lo afortunados que son con las vidas que Dios puso en sus manos; no pueden imaginar la dicha que siente el corazón "humano" cuando ha sido capaz de ayudar otra persona con una sola palabra siquiera dicha en el momento justo, con la sola compañía, con ese regocijarse de sentarse cinco minutos para conversar consigo mismos, con ese bienestar que inunda el espíritu con solo sentarse a disfrutar de esa majestuosa naturaleza que uno tiene a su disposición, con la enorme ternura con la cual se inunda el corazón cuando recibimos las muestras de cariño de nuestros animales.... 

Un ser humano no necesita gastar mucho dinero o "fanfarronear" de sus posesiones para sentirse vivo o poder respirar, simplemente respira porque esta vivo, no presume porque esta seguro de poseer un gran tesoro: Es dueño de su vida.

Un ser humano, sabe reconocer el amor en todos los seres vivos y en todo lo que le rodea, porque se ama a sí mismo y desde ese amor es capaz de reconocer una mirada triste, es capaz de brindar ayuda, es capaz de reír con las cosas más simples de este mundo, porque esta vida le ha presentado con Dios y porque éste le ha creado para ser SIMPLEMENTE HUMANO.

Que disfruten de una sus mejores semanas!!. Hasta la próxima, les dejo con este maravilloso video que encierra los hermosos pensamientos de William Shakespeare.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tomar un tiempo para compartir. Vuelve cuando quieras.