domingo, 13 de agosto de 2017

UNA PERSONA NUEVA

Amigos!!!:
¿Cómo están?, van pasando los días y nuestras vidas con ellos; cuando pienso en ello recuerdo la frase con la que inicia el poema "Aquí. Hoy"de Jorge Luis Borges, uno de mis escritores favoritos: 

"Ya somos el olvido que seremos"

Una frase que hoy toma relevancia, especialmente porque en días pasados recordé la persona que fuí en el pasado valga la redundancia. Así sin pretenderlo siquiera recordé varios momentos de mi vida, hace varios años y fuí avanzando en el tiempo, me di cuenta que la persona que soy hoy ha recorrido un largo camino, que cada evento vivido me dejó una gran lección. Pude verme en muchos momentos ingratos, los buenos tiempos no se recuerdan porque se llevan en el alma; pero los malos momentos, esos quedan en esos días del pasado, que no volvemos a ver más.

Por alguna razón, aquel día recordé a la persona que fuí en muchos momentos de mi vida; me di cuenta que la vida es un largo viaje, una experiencia llena de lecciones, que nos van renovando como personas.
Cuando uno asiste a la iglesia, lo primero que se nos dice es que el bautizo deja al hombre viejo y nos presenta como un hombre nuevo; pienso que la vida sí que lo hace; nos sumerge en tan diversas vivencias que somos personas nuevas a medida que vencemos batallas, que superamos pruebas o que aprendemos grandes lecciones.

Si no tuviéramos la capacidad de renovarnos de esa manera, no conseguiríamos avanzar con las nuevas habilidades que adquirimos de cada batalla afrontada; sin embargo no todos pueden darse cuenta que ya son personas nuevas, que el "hombre" viejo se quedó con ese pasado que no existe más.
La mayor parte de las personas se niega a soltar un pasado y una persona que no existen más que en la ferviente aprehensión de una experiencia (buena o mala) que ya no esta.

Se necesita cierto grado de valor para reconocer que todo tiempo vivido aunque feliz, no es eterno, porque nada es eterno en la vida; lo único que hacemos es aferrarnos a nuestro recuerdo, a nuestra negación como si con ello lo mantendríamos en nuestro presente. Recordar un evento pasado solo nos debilita, nos quita la satisfacción de ver nuestras victorias; no son las heridas abiertas las que hablan de nuestros triunfos, son las cicatrices que portamos en el alma las que lo hacen.

Somos personas nuevas, ya no somos los mismos de antes; jamás volveremos a serlo, pero definitivamente somos mejores; tal vez ni siquiera pudimos advertir que con el paso del tiempo, también nosotros eramos otros, distintos.....

Reconocer nuestra capacidad de renovación, es la promesa de que seguiremos avanzando, seguiremos cambiando, seguiremos mejorando; porque estamos destinados a hacerlo; porque nada se mantiene inalterable, si pasa el tiempo ¿cómo no vamos a hacerlo nosotros?, quizá nadie nos exima del sufrimiento, pero invariablemente seguiremos adelante.

Quiero que sepas que nada de lo que haya podido hacer en el pasado, conseguirá detener tu caminar; aferrarte a un par de recuerdos, a una época en especial no lo harán. 
Es una cualidad que tiene el alma, presentarnos con la persona nueva que somos; la renovación es una cualidad del alma a la que no podemos renunciar, pero a la que sí podemos celebrar. Dios no nos creó para que vivamos en el pasado; nos creó con una capacidad infinita para crear, para construir, para aprender y mejorar.

Mira tu vida, cómo ha pasado hasta aquí; tu mente te irá presentando con aquellos eventos que marcaron etapas importantes de tu vida, aprecia a la persona que fuiste; llora con ella si es necesario, agradécele porque hizo lo mejor que pudo con las habilidades que tenía en ese momento y déjala ir porque en definitiva hoy eres una persona nueva, una persona distinta, una más fuerte; valorate, quierete, respetate porque mañana seras una persona muy distinta a la que eres hoy.Todo cambia con el tiempo.... ¿Por qué no lo harías tú?.

Que tengas una semana llena de satisfacciones. Hasta la próxima!!!



domingo, 6 de agosto de 2017

CORAZONES DE LUZ

Amigos!!!:
¿Cómo están?, feliz semana e inicio de mes para todos!!!, que estos días de agosto traigan dicha, que dejen recuerdos inolvidables en sus vidas pero por encima de todo que marquen el inicio de sus sueños!!!.
Desde hace unas semanas que vengo formado parte de un proyecto muy bonito que incluye como siempre mucho trabajo humanitario, especialmente espiritual y es que no se puede hablar de vida si no empezamos a curar el alma, de todos aquellos eventos que nos lastimaron y que no fuimos capaces de eliminar adecuadamente. Como ustedes comprenderán me encuentro preparando mucho material para compartir en esta nueva iniciativa y en medio de ello me encontré con un tema de relevancia para nuestra salud emocional: EL PODER DE LA PALABRA.

No entiendo cómo caminamos por la vida desconociendo cuanto poder tenemos en nuestras manos; Dios puso en cada uno de nosotros el poder de construir un mundo, el poder de llenar de vida cuanto espacio ocupemos; nos regalo la libertad para que hagamos uso de ese poder bajo nuestras propias decisiones.
El mayor problema de la humanidad es que hemos llegado al punto de convertir esa libertad en libertinaje, somos libres de acción, libres para decir uno y otro camino... me atrevo a decir que el completo desconocimiento de lo que la significa ser verdaderamente libres ha llevado a la humanidad entera a construir un mundo lleno de egoísmos, de egolatrías, de muerte....

Una de las mayores herramientas que disponemos es la palabra, pero si la mente no acompaña las lecciones del alma, el uso de nuestras palabras no construirán mundos.... los destruirán!!!.
Las palabras viajan con absoluta libertad y tienen el inmenso poder de influir en el estado emocional de aquellos a los cuales van dirigidas. Un "Te amo" puede muchas veces marcar la diferencia entre la vida y la muerte, así de poderosos somos con el uso de nuestras palabras.

Sin embargo si el alma esta enferma, nuestra mente transmitirá mensajes equivocados; en el peor de los casos seremos portadores de malestar, ¿cómo podríamos ofrecer algo mas cuando nuestra alma misma sufre?, pero hay ocasiones en las que ni siquiera somos conscientes de ser poseedores de tal poder.
Caminamos por la vida ignorando el efecto que cada una de nuestras palabras puede tener en la vida de alguien más y nos damos el lujo de decir cuantas cosas se nos vienen a la mente sin pensar, sin preguntarnos si realmente es ese el mensaje que queremos trasmitir o es solo un momento de cólera o de rabia.... Lastimamos a quienes amamos y muchas veces ni siquiera nos damos cuenta!!!

Jamás llegaremos a conocer cómo están las personas con las cuales nos vemos a diario; las personas hemos desarrollado elaboradas máscaras que suelen proteger nuestro interior, que ocultan nuestras debilidades y quizá sea por eso que muchos caminan creyéndose con el derecho de ser hirientes, ofensivos, despectivos...
Después de todo, ¿qué importa si lastimamos a alguien?, ¿cierto?. Lo que realmente ignoramos es que en la mayoría de los casos aquello que decimos suele reflejar más de uno mismo que de aquel a quien van dirigidas nuestras palabras.
Si dejamos que nos lastimen, estaremos permitiendo que aquello que infecto el alma de esa persona también nos contamine.

Caminemos con la certeza de que cada palabra dice mucho más de quien proviene que de la persona a la cual va dirigida, la próxima vez que escuchemos algo que nos lastima, recordemos que probablemente proviene de una persona que tiene el espíritu enfermo, que desconoce el inmenso poder que tiene de construir puentes, de estrechar lazos, de reafirmar bienestar en el corazón de los demás y de sí mismo. 

Precisamente por ello se suele decir que hay personas que son portadoras de luz y otras portadoras de oscuridad. Si uno tiene el alma sana, si uno no se deja contaminar por la oscuridad de alguien que dejo que su espíritu se apague hace mucho; entonces, solo entonces podrá llevar luz a donde quiera que vaya. 
Realmente espero que comprendas que tus palabras poseen el inmenso poder de llenar de luz la vida de alguien o llenarla de oscuridad y que tus palabras expresarán mucho más de ti de lo que realmente imaginas; que tienes el poder de construir mundos o de destruirlos.... ¿cuál es tu elección?.

Que tengas una semana plena de alegría. Hasta la próxima!!!.