domingo, 29 de mayo de 2016

EL FLORERO ROTO

Amigos!!!:
Bienvenidos, a solo dos días de finalizar mayo, ¿cómo les fue?; ¿qué experiencias nuevas o lecciones aprendidas escribirán en el libro de sus vidas?.... Y bueno, siempre esta la maravillosa promesa de un nuevo tiempo, días nuevos; probablemente plagados de momentos felices, con sus correspondientes matices grises de aquellos días "no tan felices" que nos dejan grandes lecciones o simplemente nos presentan una nueva faceta de nosotros mismos que escasamente conocíamos hasta entonces.
Yo ¿qué les puedo decir?; gran seguidora del football aún en nuestros días, ayer celebré que el Real Madrid haya ganado la Chanpions League, sin desmerecer el trabajo del Atletico de Madrid que nos regalo un gran partido, pero las cosas del football son así; igualmente yo creo que ellos se llevan ese sub campeonato con sabor a campeonato pues mérito tuvieron de sobra.

Hoy, elegí "El florero roto"; me gusta jugar con las palabras y este título me venía muy bien para el tema que quiero compartir con ustedes esta semana.
Se pierde mucho tiempo de nuestras vidas y muchas vidas se pierden con el tiempo; por no tener la capacidad de dejar las "cosas" atrás y por "cosas" me refiero a lugares, experiencias o personas que marcaron favorable o desfavorablemente nuestras vidas.

¿Alguna vez vieron una ardilla correr en su rueda?; lo cierto es que en las pocas oportunidades que he tenido de hacerlo, siempre me pregunte la misma cosa: ¿Puede ser un ejercicio divertido dar vueltas y vueltas corriendo, sin avanzar a ningún lugar?, un ejercicio que evidentemente supone un gasto de energía importante, sin otro propósito más que ese.
Creo que muchos sabemos lo que es eso, pues a nuestro modo, en algún momento de nuestras vidas, también hemos empezado a correr y correr en el mismo círculo, sin detenernos a pensar que evidentemente estamos realizando un gran gasto (en nuestro caso de tiempo y porque no decirlo de energía en nuestro espíritu), sin otro propósito que el de regresar una y otra vez a un determinado suceso que marcó nuestras vidas.

"Muchas veces la vida está relacionada con soltar lo que alguna vez nos salvó, soltar las cosas a las cuales nos aferramos intensamente creyendo que tenerlas es lo que nos va a seguir salvando de la caida"
("Soltar, Dejar, Partir"; Jorge Bucay)

Perdemos mucho tiempo de nuestras vidas repasando una y otra vez lo que paso, cada palabra dicha hace eco en nuestros pensamientos una y otra vez, como si el simple hecho de repasar cada detalle nos fuera a transportar mágicamente a ese tiempo. ¡Qué bueno sería!, poder volver a cada momento en el que cometimos un error y tuvimos que pagar un alto precio. ¡Qué bueno sería!, poder volver a ese tiempo en que ese ser querido todavía estaba vivo; cuántas cosas quedaron por decir... por hacer.

Pero la vida sigue, por encima de todo sigue; porque cada momento vivido nos hizo más fuertes o más felices; porque viviríamos en un pasado constante y nos perderíamos las "cosas" nuevas y buenas que están por vivirse, porque cada etapa vivida tiene las magia de la alegría pero también tiene la fiereza que nos lleva a realizar una gran  hazaña y muchas veces la mayor hazaña que realizaremos será solo continuar el camino, manteniendo la esperanza de conocer nuevos rumbos, nuevos rostros, nuevas alegrías, aunque al principio lo hagamos con un corazón contrito y la mirada nublada.

¿Por qué el florero roto?; porque un jarrón tiene la misión tan importante de guardar en su interior la más bella variedad de flores, porque su solo trabajo, así de sencillo ilumina habitaciones y un poco los corazones de aquellos que se solazan con las cosas simples de la vida, pero cuando éste se rompe quedan tan solo un montón de pedazos tirados, uno no puede arreglarlo, no puede unir cada uno de esos pedazos, alguno de ellos perdido en algún lugar que no podemos ver, ya solo nos queda el recuerdo de su belleza.

En nuestra vida, perdemos y perderemos muchas veces; muchas cosas; pero la belleza de la vida esta en continuar el camino, por encima de todo. 
No sirve de nada tratar de detenernos a repasar una y otra vez lo vivido, porque la vida no espera; porque el mirar siempre el pasado puede quitarnos lo bueno de nuestro presente, porque siempre habrá algo bueno por vivir y creo sinceramente que la mayor victoria de nuestras vidas esta en seguir, en continuar aunque a veces duela mucho; la vida sigue y hay que caminar con ella.

Que esta semana; vayas soltando aquello que guardaste en el corazón durante mucho o poco tiempo; es momento de dejar ir, es momento de continuar. Hasta la próxima!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tomar un tiempo para compartir. Vuelve cuando quieras.