domingo, 19 de marzo de 2017

LA LUZ QUE NOS ENVUELVE

Amigos:
¿Cómo están?; espero en Dios que los días que han pasado hayan sido llenos de luz y bendiciones para todos ustedes.
Mes de Marzo, mes en el que se celebra el día del padre; creo que ningún año he brindado una sincera felicitación a quienes tienen en sus manos una misión tan importante como lo es educar a sus hijos; pues bien no quiero que este año pase igual, así que a todos un saludo muy cordial.

Hace algunos días he leído un artículo  que lleva por título: "Actividad demoníaca está en aumento indican exorcistas en Estados Unidos de Norteamérica" del cual en una de sus párrafos más sobresalientes me ha llamado mucho la atención la siguiente frase:

"El problema no es que el diablo haya aumentado su juego, sino que más gente está dispuesta a jugarlo"
(P. Lambert)

Una frase por demás preocupante, no porque uno vaya a llamar a la reflexión a los demás, bien sabrá cada uno en que medida ha sido tentado por el demonio; lo cierto es que personalmente encuentro que es muy preocupante esta frase por la sencilla razón de que las personas deciden en toda su libertad tomar "ese" camino.

Bien sabemos que hoy las tentaciones del demonio son otras, que esta escondido en lugares y en formas que ni siquiera imaginamos, pero lo cierto es que la oscuridad donde él se esconde puede y debe ser iluminada por aquella luz que libra todas las oscuridades, aquella luz que proviene únicamente del amor de Dios, que es nuestro padre.

Comencé hablando del padre y creo que este es el mejor momento para recordar que uno como padre haría seguramente todo lo que este a su alcance para defender a sus hijos de algún peligro, pues con Dios podemos descansar seguros de que su protección de Padre nos salvará de todo peligro, él esta siempre pendiente de cada uno de nosotros pero así como el que ama siempre regala libertad, así mismo Dios nos ha regalado libertad, ¿qué es lo que hacemos con ella?.

A simple vista uno podría decir que no es cierto que caigamos en el juego del diablo libremente o probablemente vaya uno a decir que de hecho jamás lo ha hecho valga la redundancia, pero nuevamente en mi humilde opinión creo que seria más justo reconocer que todos a lo largo de nuestro camino hemos caído en sus tretas.

Al demonio le gusta esconderse en la oscuridad de los secretos o de lo oculto por lo que la mejor forma de limpiar la casa es comenzar por decir la verdad siempre y en todo momento, sacar a la luz todo aquello que atormenta nuestra mente y por ende nuestro espíritu.

Cuando las horas de la oscuridad se instalan en nuestra vida, es como haber caído a un abismo, muchas veces sentimos que caemos y caemos y que nunca llegaremos al fondo, pero ese fondo llega, tarde o temprano esas horas de oscuridad pasan, una forma de pelear en ese tiempo es tratar de sacar a flote toda nuestra capacidad de reír, de alegrarnos con las cosas más simples, tratar de sacar a flote toda nuestra capacidad de llenar el corazón con el acto de amor más pequeño que seamos capaces de recibir, aunque este provenga de las criaturas más simples y aunque esto suponga que muchos "ciegos" nos tilden de locos.

Desafortunadamente ésta siempre ha de ser una lucha personal, nadie a nuestro alrededor puede pelar esa batalla por nosotros, por lo que es preciso que pongamos todo de nosotros mismos por salir a flote de circunstancias en las que probablemente nadie lo haría, ¿cuál es el propósito de esto?...

Iniciar una batalla por salir de la oscuridad, es defender nuestra propia vida; es defender nuestro derecho a vivir con todo lo que Dios nos da y que posiblemente no vemos por estar rodeados de oscuridad. Quisiera decir que he conocido muchas personas que lo han hecho, que han ganado las duras batallas, pero lo cierto es que conozco unas cuantas, sin embargo déjenme decirles que cada una de ellas peleó aferrándose a lo único que conocían: Dios.

Se mulleron de la fe como un gran escudo, todas ellas enfrentaron tiempos en los que pensaron que no lo lograrían pero no desistieron, a pesar de sus dudas, no dejaron de pelear, hoy puedo decirles con felicidad que cada una de ellas enfrenta la vida con una inmensa alegría en su interior, con un rostro lleno de paz, seguros de que sus almas se probaron al fuego del dolor pero que fueron lo suficientemente fuertes como para esperar que la luz de Dios vuelva a iluminar sus vidas.

No voy a decirles que es una decisión poder decir "Lo logré", se trata de un camino singular lleno de determinación poder llegar a ese "lo logre", es querer salir a flote, es poner toda la voluntad en hacerlo, sabiendo que uno no esta solo, que a pesar de que las personas no podamos hacer nada, hay alguien librando la batalla cuando nosotros mismos ya no podemos, pues déjenme decirles que en todos esos momentos de dudas, esta Dios solo peleando por nosotros, tal es su amor.

Y no importa en qué forma haya uno caído en el "juego" del diablo, Dios siempre estará para rescatarnos de la oscuridad, su amor puede iluminar las más profunda de las oscuridades, es nuestra elección abrirle las puertas de nuestra vida.

Si hemos sido capaces de librar nuestra propia batalla, si nuestros espíritus han sido revestidos con la fuerza del Espíritu Santo, seremos también capaces de encara la vida desde una perspectiva distinta, podremos disfrutar de los detalles más simples con toda nuestra alegría, seremos capaces de ver esa vida que se nos regala a cada segundo y que casi nadie puede ver.

Nos sorprenderemos riendo con las cosas más pequeñas y el mañana ya no nos preocupará, de hecho ya no tendremos ninguna preocupación porque sabremos que ya no existe nada que pueda quitarnos esa paz que se ha instalado en nuestro corazón, que ya nada nos quitará la capacidad de ver la vida en toda su dimensión.

Ha de ser siempre una elección nuestra poder vivir rodeados de luz, reconociendo el amor de nuestro Padre en todo lo que nos rodea, en cada criatura que forma parte de nuestra vida y en todo lo que constituye nuestra felicidad, pues viviendo en la luz, solo de luz podemos estar envueltos.

Me despido esta semana con el tema musical de Martín Valverde "Aún Queda Dios", y para todos aquellos que deseen leer el artículo con el cual comencé la entrada pueden visitar el enlace:

http://es.catholic.net/op/articulos/64747/actividad-demoniaca-esta-en-aumento-indican-exorcistas-en-estados-unidos-de-norteamerica.


Y recuerden que mas allá del miedo sigue la línea de la vida. Hasta la próxima!!!.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomar un tiempo para compartir. Vuelve cuando quieras.